Retornan las aves de rapiña…vienen por la soberanía…

Don Mario Briceño Iragorry al publicar en 1952 La Alegría de la Tierra, nos refiere en su prólogo. ’’’No había razón para olvidar la tierra, como aconteció al hombre venezolano, cuando vio sus arcas hinchadas de la moneda petrolera. Entonces debió afirmarse más en sí mismo, en su suelo, en su realidad nacional, Pero perdimos la cabeza y olvidamos que el pan nuestro de cada día solo está asegurado cuando lo recogemos de la tierra, con nuestras propias manos colectivas"". A siete décadas de esta serie de artículos referidos a la agricultura nacional, hacen del Maestro Inmortal trujillano que su pensamiento este cada día mas vigente.

La renta petrolera su inmensidad de recursos financieros no han sido conducidos por la senda de la inversión productiva, los indicadores de medición del llamado desarrollo económico después de siete décadas de diferentes gobiernos desde la Dictadura de Pérez Jiménez, pasando por la democracia representativa , la nacionalización de la empresa petrolera y las últimas dos décadas del denominado del socialismo del siglo XXI ,el PIB como indicador siempre ha estado camuflageado en un falso crecimiento económico de país en vías de desarrollo, la relación de los ingresos de las divisas corresponde a la exportación de los barriles de petróleo que es el aporte fundamental en más del 90% del Producto Interno Bruto y el resto del 10% de los sectores económicos agricultura, industria, y servicios, con un modelo económico altamente dependiente de la renta petrolera no permitieron su desarrollo económico y tecnológico para lograr pleno abastecimiento en bienes y servicios nacionales..

Arturo Uslar Pietri en 1984 nos refiere en sus análisis y reflexiones. Esa inundación de riquezas trastoco los valores todos los parámetros, todas las dimensiones visibles. Fue como una gran borrachera nacional del petróleo. Pensamos que todo se podía hacer, que el petróleo daba y permitía realizar todas las imaginaciones desbordadas que pudiéramos concebir. Trascurrido un siglo de la aparición del petróleo, riqueza incuantificable en ingresos en miles de millones de dólares, deberíamos ser un país que su población disfrutara de todos los servicios básicos del mundo moderno, excelencia en educación a todos los niveles, los mejores centros asistenciales de salud , el mayor potencial energético hidráulico con servicio eléctrico garantizado, las vías terrestres en óptimas condiciones de transitabilidad, avances en los sistemas operativos de comunicación y un sistema productivo garantizando todos los bienes y servicios con producción nacional y un salario y pensiones digno por labor encomiable, su aporte social y económico al desarrollo del país.

En los últimos veinte años nos volvimos a embriagar con las monedas petroleras, retornando las aves de rapiñas a hundir sus pesuñas en el tesoro nacional de la renta petrolera ,con los zarpazos de siempre la fuga de capitales de miles de millones de dólares ,cargando los botines rumbo al Norte donde están las sedes de los bancos receptores , quienes le otorgan los avales para las transacciones financieras, es el sistema financiero mundial el cómplice y corrupto mayor en autorizar las operaciones de los depósitos en las cuentas de los personeros propietarios de empresas de maletín, quienes saquearon el tesoro nacional con la complicidad de quienes ocuparon altos cargos en el ejecutivo nacional, ministros, presidentes de la banca pública y privada.

Ante la profunda crisis de valores humanos de quienes ocuparon el poder por mandato democrático, dispusieron de los recursos del tesoro nacional no fueran destinados a la inversión productiva, el crecimiento económico se quedó estancado a pesar de haber contado en tres lustros con la mayores ingresos en miles de miles de millones de dólares en la historia de la Republica, quienes gobernaron no garantizaron el suministro de los bienes y servicios con la producción nacional en la época de mayor bonanza, el camino del desarrollo endógeno, la investigación y desarrollo de la industria, la agricultura y las nuevas tecnologías no fueron los vértices seleccionados en la gestión de gobierno, prefirieron las actividades comerciales por razones de inmediatez y del reparto de coimas por las transacciones financieras por los altos beneficios en la sobre facturación de los agro negocios, importación de alimentos, bienes, repuestos y medicinas.

La población venezolana, hoy más de las dos terceras partes de las familias, vente millones de paisanos, no cuenta con ingresos para el suministro alimenticio diario, no tienen ingesta alimenticia normal para un ser humano, pasan hambre, el salario fue pulverizado por una hiperinflación, no existe demanda de alimentos por la razón que los venezolanos no cuentan con ingresos para adquirir el sustento diario de una alimentación balanceada y nutricional, la empresa petrolera solo llega al 10% de la producción extractivita de hace veinte años ,PDVSA es un cascaron burocrático sin capacidad financiera y operativa para la producción de combustibles y lubricantes, son limitadas las exportaciones de apenas trescientos mil barriles de petróleo y en proporción son muy limitados los ingresos en divisas para importar los alimentos, medicinas , bienes y servicios y se le agrega el fenómeno venezolano único en el mundo que hay inflación con precios dolarizados, denominado que en la jerga popular nos estamos sacando los ojos nosotros mismos

La crisis es muy honda, el hambre llega a los tuétanos de todos los venezolanos, el salario de los trabajadores es propio de la época del feudalismo y la esclavitud, donde el trabajo se cancelaba con porrones de sal, el gobierno toma el atajo del argumento de la economía de guerra, propias de las salidas políticas de los regímenes del absolutismo de los años treinta en Alemania y del golpe de estado que origino la guerra civil en España , la aprobación por parte de la Asamblea nacional constituyente de ley antibloqueo solicitada por el ejecutivo nacional, quebranta el Estado de Derecho y el ordenamiento jurídico vigente de las instituciones establecidas en la Constitución Nacional de la República Bolivariana de Venezuela aprobada en referéndum consultivo. La Soberanía Nacional no es una mercancía en ser transada en cuartos oscuros mediante leyes anticonstitucionales. TODO DENTRO DE LA CONSTITUCION, FUERA DE ELLA NADA



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1085 veces.



Alirio Rangel Díaz

Ingeniero Agrícola. Agricultor

 aliriorangel1959@gmail.com

Visite el perfil de Alirio Rangel Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: