Dúctil dinamismo dialéctico difuso dialógico

El dúctil dinamismo dialéctico difuso dialógico es una característica atributiva propia de un sistema de entradas y de salidas, llevado, el dúctil dinamismo dialéctico difuso dialógico, por los casos límite contradictorios caliginosos, del ser y del noser, de la modernidad ilustrada originaria einsteiniana. Decir dúctil dinamismo dialéctico difuso dialógico, es similaricadente tautológico repetitivo platónico al equilibrio dinámico dialéctico difuso dialógico diabético de todos los aspectos límbico antagónicos ambiguos astutos. Todo lo dúctil es flexible, es equilibrado, tanto como las guafas del bambú, que resisten la tormenta del viento, y, aun y aún, sostiénese en proporcionada diagonal socrática del teorema directo y del teorema indirecto, tanto como entre lo consciente y lo inconsciente de la tormenta de ideas de la dinámica grupal ciriglianovillaverdeiana. La dúctil flexibilidad bambuiana, extiéndese a la vida política económica social ecológica actual mundial, asina asín ansí así, no hubiera ocurrido el hundimiento del transatlántico británico Titanic, si a esta nave navegante moderna de los mares, le hubieran aplicado una buena dosis de la equilibrada ductilidad bambuiana socrática al rígido acero inflexible, que fue por donde mostrara la debilidad el navío artefacto marino al chocar con el amurallado iceberg del océano atlántico nórdico, y, ocurriera la famosa trágica catástrofe del Titanic, la noche del 14 de abril a la madrugada del 15 de abril de 1912, por lo que entonces faltara la simple y directa ductilidad bambuiana, de tanta importancia la guafa bambuiana. Y, mire que las talanqueras de los toros coleados ancestrales en Cojedes eran de bambú, y, que jamás, el toro cachú, jamás de los jamases, pudo romper. Y, cuenta Rosa María, que una guafa en unas de las fiestas patronales de San Carlos, el 04 de noviembre, de carruseles y de cotufas, un toro negro bravío, con quien soñara siempre el prudente filósofo cojedeño, Roque Roco Pollo Ronco, que casi lo cogiera por las nalgas, en aquella eventualidad patronal sancarleña, llevárase engastada en los cachos, una enorme vara de bambú, y, la doblara, casi al salir del encierro, y, por la mitad y frente al palco presidencial y de los músicos, enfrente al Grupo Escolar “Eloy G González”, frontero a la casa de María Herrera, y, no rompiérase la bendita guafa flexible, y, mas y más tarde el palco de los músicos, viniérase abajo, por lo que la guafa, supónese era de sostén del mismo, y, los coleadores mantuvieron una peligrosa distancia coronavirus, atrás de la guafa encachada, que no atrás del toro negro que mugía de arrechera, por no haberse pegado al filósofo cojedeño, en tanto que, los devotos de la guafa, la guardaran intacta ilesa como reliquia de aquel evento inolvidable e inenarrable de las fiestas patronales, en las calles del pueblo, en la calle Sucre, entre la calle Libertad y la carretera de las gandolas en El Martino, en que el dúctil dinamismo dialéctico difuso bambuiano, ha de estar entre lo fuerte y lo débil, en que no hubo toro negro bravío festivo ni iceberg oceánico atlántico nórdico, que pudiera romperlo.

Con digresión y sin digresión, el mundo reclama equilibrio entre natura y persona, y por la calle de en medio el medio aristotélico profundo, del exceso y del defecto, el mundo político económico social ecológico, reclama al dúctil dinamismo dialéctico difuso dialógico diabético bambuiano, entre la guerra y la paz. Y, ese dúctil dinamismo dialéctico, ha de tenerlo, mas y más acendrado, en su propio yo en su conciencia en su yo interior, en su propiedad espiritual racional de reconocerse a sí mismo, los pueblos que luchan por su soberanía, por su autonomía, por su libertad, por su inteligencia, por su voluntad, por su responsabilidad, por su sociabilidad por su sensibilidad, por su dignidad, y en esta axiomática axiología valorativa del entendimiento estético ético espiritual, ha de encontrarse Venezuela. El presidente Maduro, montado en esta significativa expresión bambuiana, el medio aristotélico profundo, del exceso y del defecto, el dúctil dinamismo dialéctico difuso dialógico diabético bambuiano.

Con digresión y sin digresión, el dúctil dinamismo dialéctico difuso dialógico diabético bambuiano, ha de estar entre los casos límite contradictorios borrosos, de manera irónica en la famosa frase einsteiniana borrosa: “En la medida en que las leyes de la matemáticas refiéranse a la realidad, no son ciertas. Y, en la medida en que sean ciertas, no refiérense a la realidad.” Irónica expresión problemática discordante borrosa, en que, Albert Einstein, creó sus propios casos límite contradictorios caliginosos: Lo real y lo mental, la certeza y la duda, la certidumbre y la incertidumbre, la determinación y la indeterminación, el término y el objeto, el hecho y la lógica. Entre estos aspectos límbico antagónicos ambiguos astutos einsteinianos, ha de estar el dúctil dinamismo dialéctico difuso dialógico. Quizás y sin quizás, esto pudo haber sido lo que faltóle al científico de la relatividad para coronar la teoría holística unificada, y, todo por culpa de Aristóteles, que escondiera el medio estagirita profundo por mas y más de 30 siglos, y, a la muerte de Albert Einstein, el 18 de abril de 1955, casi, y, en la víspera, 43 años después, del hundimiento del Titanic, mas y más, el genio del siglo XX, no tuvo conocimiento del tercio incluso aristotélico, el contrapeso al tercio excluso estagirita, pese a que manejó, sus propios casos límite contradictorios, en que ha de estar la teoría holística unificada, ut supra, en que ha de estar el centro universal unificado reflexivo teilhardiano, y, en que ha de estar el dúctil dinamismo dialéctico difuso dialógico bambuiano, entre el esfuerzo titánico y el esfuerzo no titánico.

Con digresión y sin digresión, el dúctil dinamismo dialéctico difuso dialógico diabético bambuiano, ha de ser para el Multilateralismo y la Diplomacia para la Paz, ha de estar entre los casos límite contradictorios borrosos, de manera irónica en la famosa expresión de Werner Heisenberg, el del principio de incertidumbre, que enseñara a los físicos que: “No todas las proposiciones científicas eran verdaderas o falsas. La mayor parte de los enunciados, si no todos, son indeterminados, inciertos, grises, borrosos.” Werner Heisenberg, creara sus propios casos límite contradictorios: Las proposiciones verdadera y las proposiciones falsas, la incertidumbre y la certidumbre, la indeterminación y la determinación, el blanco y el negro, y, que entre estos casos límite contradictorios caliginosos, ha de estar el gris, ha de estar la borrosidad. Quizás y sin quizás, esto pudo haber sido lo que faltóle al científico del principio de incertidumbre, llegar a conocer el medio aristotélico profundo, entre el tercio excluso y el tercio incluso, entre el exceso y el defecto, y, que faltóle expresar que en el medio del ser y del noser, tócanse los extremos, y que, tanto es lo más cómo lo menos, tanto es el todo como la parte, tanto es lo igual como lo desigual, tanto es la posición como la velocidad, tanto es Aquiles como la tortuga, asina asín ansí así, hubiera complementado el principio de incertidumbre, y, todo por culpa de Aristóteles, que escondiera y negara el principio del tercio incluso estagirita, o sea, el contrapeso al tercio excluso de la lógica escolástica elemental del bachillerato, en que el científico de la incertidumbre quedara atrapado en la lógica aristotélica del tercio excluso excluyente imperial, y, por la mente, de Heisenberg, y, antes de su muerte, 1 de febrero de 1976, no pasara el dúctil dinamismo dialéctico difuso dialógico bambuiano.

Con digresión y sin digresión, el dúctil dinamismo dialéctico difuso dialógico bambuiano, ha de estar entre los mas y más de 300 casos límite contradictorios caliginosos, de manera irónica en todo el discurso del presidente de la República Bolivariana de Venezuela, en el Debate General del 75° Periodo de Sesiones de la Asamblea General de la ONU, la guerra y la paz, y, entre los aspectos límbico antagónicos ambiguos astutos, lo dialógico. El campeón mundial del diálogo, el presidente Nicolás Maduro, helo aquí, los mas y más de 300 distintos diversos variados casos límite contradictorios caliginosos del presidente en el Debate General del 75° Periodo de Sesiones de la Asamblea General de la ONU el 23 de septiembre de 2020: “La pandemia y la epidemia, la riqueza y la pobreza, la exclusión y la inclusión, la buena fe y la mala fe, el optimismo y el pesimismo, la justicia y la injusticia, la paz y la guerra, los errores y los aciertos, la refundación y el redeshacer, la renovación y anquilosamiento, los paradigmas y las parodias, la voluntad y la volubilidad, el esfuerzo y el desinterés, el avance y el retroceso, el Desarrollo Sustentable y el Desarrollo no Sustentable, el cambio climático y el no cambio climático, el Sur y el Norte, la realidad y la no realidad, lo prioritario y lo no prioritario, lo urgente y lo no urgente, poco tiempo y mucho tiempo, la crisis y la …, quizás y sin quizás, liderazgo positivo y liderazgo negativo, valores jerarquizados y valores polarizados, lo errático y lo asertivo, la transigencia y la intransigencia, la diplomacia y la torpeza, la alta política y la baja política, aprecio y desprecio, el multilateralismo y el unilateralismo, la norma y el relajamiento, la realidad y la irrealidad, lo prioritario y lo no prioritario, principios y consecuencias, lo evidente y lo dudoso, la igualdad y la desigualdad, economías fuertes y economías débiles, sociedades exclusivas y sociedades inclusivas, el colapso y reacción, la consciencia y la inconsciencia, pensamiento crítico y pensamiento no crítico, el capitalismo y el socialismo, capacidad lógica e incapacidad lógica, los derechos del pueblo y los servicios privados, la economía de mercado y el destino de los pueblos, la fidelidad y la doblegación, la solidaridad y la insolaridad, la vacuna segura y la vacuna insegura, el bien público global y el no bien público global, la libertad y la discriminación, el acceso y el no acceso, bloqueo y desbloqueo, el fortalecimiento y la debilidad, la ofensiva y la defensiva, el respeto y el irrespeto, con distinción y sin distinción, lo justo y lo injusto, lo equitativo y lo no equitativo, la discriminación y la no discriminación, el género y la especie, la tolerancia y la intolerancia, derechos y obligaciones, el diálogo y monólogo, el desarrollo y el atraso, soluciones pacíficas y soluciones violentas, la ingenuidad y la maldad, la permanencia y el exterminio, lo admisible y lo inadmisible, el respeto y el irrespeto, el diálogo y el mutismo, la cooperación y el obstáculo, el pluralismo y el individualismo, la equidad y la injusticia, de ataque constante y alegato constante, EEUU y Venezuela, agresiones y ayuda, resistencia y doblegación, el oprobio y el honor, la legalidad y la ilegalidad, la humanidad y la inhumanidad, lo multipolar y lo unipolar, lo multicéntrico y lo unicéntrico, la dignidad y la indignidad, el ojo que ves y el ojo que no ves, prestigio y desprestigio, la arbitrariedad y la no arbitrariedad, la arrogancia y la no arrogancia, mundo consciente y mundo inconsciente, el racismo y el antirracismo, la brutalidad y la humanidad, el abuso y el respeto, lo coercitivo y lo no coercitivo, la indignación y el contento, el repudio y la aceptación, la dictadura y la democracia, la inventiva y la realidad, el aprecio y el menosprecio, el esfuerzo titánico y el esfuerzo no titánico, la humildad y la soberbia, la agresión y la ayuda, Sistema Patria y no Sistema Patria, modelo propio y modelo no propio, distanciamiento saludable y distanciamiento no saludable, grado de consciencia superior y grado de consciencia inferir, el tratamiento gratuito y el tratamiento no gratuito, el arrebato de la piratería y el repele a la piratería, la resistencia y la rendición, el vencer y el perder, la batalla y la tregua, la paz y la guerra, la ignominia y la dignidad, la humanidad y la inhumanidad, lo criminal y lo humanitario, la razón y la sinrazón, el hecho y el derecho, las medidas coercitivas unilaterales criminales y las medidas liberadoras humanitarias universales imparciales, los grupos mercenarios terroristas y los grupos milicianos pacifistas, la unión cívico-militar-policial y los mercenarios terroristas, el espía y el espabilao, la mesura y la desmesura, el respeto y el irrespeto, la violabilidd y la inviolabilidd, razones nobles y razones innobles, la estabilidad y la inestabilidad, la política independiente y la política dependiente, la política soberana y la política subordinada, la emigración y la inmigración, la solución pacífica y la solución guerrerista, el uso de la fuerza y el uso de la tolerancia, el fracaso en la gestión del COVID-19 y el éxito en la gestión del COVID-19, violación de los derechos humanos y el respeto de los derechos humanos, el indulto y la condena, la reconciliación y la confrontación, el entendimiento y el desacuerdo, la voluntad del poder originario y la voluntad del imperio norteamericano, la democracia y la dictadura, la libertad y la dependencia, los voto y las balas, la participación y la abstención, el protagonismo del pueblo venezolano y el protagonismo del imperio norteamericano.”

Con digresión y sin digresión, ut supra, has dicho que de manera irónica en todo el discurso del presidente de la República Bolivariana de Venezuela, en el Debate General del 75° Periodo de Sesiones de la Asamblea General de la ONU, es porque la ironía es arma literaria dialéctica, llevada, la ironía, por la ofensiva y la defensiva, y, que entre estos, mas y más de 300 casos límite contradictorios caliginosos, del Presidente Maduro, ha de estar el dúctil dinamismo dialéctico difuso dialógico bambuiano, con que el Presidente, movióse como la mata de bambú flexibilizada flexibambulizada, el Presidente Maduro, que no somatizado ni sonambulizado, y, como El Titanic, mas y más, con acero flexibambulizado, diole una lección de oratoria, a los que más y los que menos, de la memorización y de la imaginación, solo y sólo visto en el Presidente Chávez. Tremendo discurso, del Presidente Maduro, que ni los de acá ni los de acullá, han podido ponderar panegírica apologética tamaña pieza oratoria inclusiva aristotélica bolivariana contra la parlamentaria nefanda nefasta oratoria exclusiva estagirita trumpiana monroeiana, en que aquí apenas contamos apenas los 300 caos límite contradictorios caliginosos, del ejercicio parlamentario histórico borroso, en que cogió, el Presidente Maduro, el tosco toro torpe trompo trumpiano trucutuiano de guayabo en la uña, centrado el Presidente Maduro, en el dúctil dinamismo dialéctico difuso dialógico bambuiano, y, decir dúctil dinamismo dialéctico difuso dialógico bambuiano, es similaricadente tautológico repetitivo platónico al equilibrio dinámico dialéctico difuso dialógico diabético de todos los aspectos límbico antagónicos ambiguos astutos, que solo y sólo, es pertenencia de la DIPLOMACIA, en lo que el presidente Maduro, tuvo una buena pasantía, que en vano no pasara este magín imaginativo prodigioso, es de saber que la mezquindad y el egoísmo, no valorarán.

Si el dúctil dinamismo dialéctico difuso dialógico es una característica atributiva propia de un sistema de entradas y de salidas, llevado, el dúctil dinamismo dialéctico, por los casos límite contradictorios caliginosos, del ser y del noser, de la modernidad ilustrada originaria einsteiniana. Decir dúctil dinamismo dialéctico difuso dialógico, es similaricadente tautológico repetitivo platónico al equilibrio dinámico dialéctico difuso dialógico diabético de todos los aspectos límbico antagónicos ambiguos astutos. Ergo vergo sea dicho que todo lo dúctil es flexible, que todo lo bambuiano es flexible y equilibrado. Ergo vergo sea dicho que las guafas del bambú resisten la tormenta del viento, y, aun y aún, sostiénese en proporcionada diagonal socrática, del teorema directo y del teorema indirecto, tanto como entre lo consciente y lo inconsciente de la tormenta de ideas de la dinámica grupal ciriglianovillaverdeiana. Ergo vergo sea dicho que entre el esfuerzo titánico y el esfuerzo no titánico, ha de estar el dúctil dinamismo dialéctico difuso dialógico.





Esta nota ha sido leída aproximadamente 411 veces.



Miguel Homero Balza Lima


Visite el perfil de Miguel Homero Balza Lima para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Homero Balza Lima

Miguel Homero Balza Lima

Más artículos de este autor