Realpolitik y virtualpolitik

Los neófitos en estos temas políticos escuchamos con frecuencia, en boca de los analistas y algunos especialistas en hablar sandeces, términos como "realpolitik, que para algunos no tiene significación alguna. En circunstancia como esta me comunico vía sky con mi tía Google quien me explicó que la realpolitik es la política o diplomacia basada en consideraciones de circunstancias y factores dados, en lugar de nociones ideológicas explícitas o premisas éticas o morales. A este respecto, comparte aspectos de su enfoque filosófico con el realismo o pragmatismo. A manera de resumen, es algo así como una frase que expresó alguien que no me acuerdo su nombre: "como vamos viendo vamos yendo". Es decir, la realpolitik obvia los aspectos académicos y doctrinarios y se circunscribe a lo que se observa (viendo) en el momento para tomar decisiones (yendo). Podemos pensar en arbitrajes al margen de las ideologías.

Actualmente, dado los avances de la tecnología, agregado a esto, la ignorancia ideológica de los líderes y la de sus conmilitones, sin dejar de lado la estupidez de la mayoría de las personas, se está desarrollando otro tipo de política, se trata de la virtualpolitik. Al igual que la realpolitik, deja de lado las nociones doctrinarias y filosóficas, tampoco se basa en las circunstancias y factores del momento, dado que se pueden fabricar. Se fundamenta en un pragmatismo que no le importa la verdad o la mentira, sino los resultados que se obtengan. Podemos apuntalar la frase: "como vamos viendo vamos creyendo". Quieres decir, no importa lo que se vea, sea mentira o verdad, en todo caso, esta última será fabricada.

La tecnología digital le ha dado a los políticos numerosos armas para construir mundos virtuales, es decir, aquellos que existen en formas aparente, no reales. Fabrican una verdad ficticia (posverdad), una mentira emotiva, que describe la distorsión deliberada de una realidad en la que los hechos objetivos tienen menos influencia que las apelaciones a las emociones y a las creencias personales, con el fin de crear y modelar la opinión pública e influir en las actitudes sociales.

Estas armas son numerosas, por ejemplo, las plataformas de las diferentes redes sociales como twitter, Facebook, youtube, WhatsApp, Instangram, entre otras, a esto se la agrega la fotoshop y la tecnología para modificar un video. Es inevitable incluir los hackers, los youtuber, los influencer, entre tantos agentes que actúan al servicio de un político que les permitirá crear situaciones específicas. Todo esto para desvirtuar la realidad en función de los intereses de quien los contrata.

Todo lo anterior les sirve a los políticos para desarrollar la virtualpolitik, basada en una realidad modificada por agentes especializados en la posverdad. De esto se tiene muchos ejemplos, como Josepp Geobels, ministro de Hitler, quien afirmó que una mentira repetida mil veces se convierte en verdad. Fue lo que sucedió con Irak, cuando la prensa repitió miles de veces que el presidente Saddam Hussein fue acusado, falsamente, por Buch, Asnar y Tony Blair de poseer armas químicas de destrucción masiva. Esto fue repetido por los medios de comunicación infinidad de veces, una justificación para invadir a Irak, masacrar a sus pueblos y asesinar al presidente. Toda por el crudo barato. Lo mismo sucedió con Libia, prepararon un escenario en Qatar para denunciar al mundo la masacre del pueblo libio. Este falso video se difundió por todo el mundo que justificó la invasión militar del país árabe. El resultado de esta barrabasada fue la destrucción, la muerte de miles de civiles y el asesinato de Gadafi. Puras mentiras para robarse el crudo libio.

Podría enumerar otras situaciones basadas en la virtualpolitik, pero me voy a concentrar en lo que ocurre en Venezuela. El rubicundo y amargado Donald Trump, quien gobierna a punta de twitter, armó un escenario basado en puras mentiras y así justificar acciones de todo tipo contra el gobierno de MM. Para esto buscó la colaboración de agentes internos y externos. Entre los primeros, se destaca el partido VP y otros grupos de personas que se prestaron para la infamia, entre ellos la señora María Corina, Ledesma, Julio Borges, Diego Arria y otros más. Estos, agentes internos pagados por el Departamento de Estado de USA cumplieron con su tarea al pie de la letra, era la orden de quien pagaba. De los agentes externos tenemos, la OEA, el cartel de Lima, la UE, el FMI, la OTAN y ONGs que actúan como agentes de la CIA. Todo este entramado constituyó la base virtual para desarrollar una política basada en las mentiras construidas para sancionar a un gobierno elegido por el voto universal, directo y secreto. Una manera de desvirtuar la realidad de nuestro país.

La señora María Corina comenzó con un discurso difamatorio acusando al presidente MM de "dictador", en todos los escenarios, tanto nacionales como internacionales. Con la sorpresa que esta señora se desplaza por todo el país y en ningún momento ha sido apresada. Sin embargo, en todas las entrevistas que los canales internacionales de noticias le hacen a esa vil sicofante difunden la versión del "dictador y la dictadura", así mismo, la existencia de víctimas que solo existen en su mente desquiciada. Y como colofón, les suplica a las criminales potencias mundiales la creación de una fuerza multinacional militar para invadir a Venezuela.

A partir de tales denuncias continuaron otras bien orquestadas y difundidas por los distintos canales internacionales de noticias y redes sociales. La virtualpoilitik en su mejor expresión. Entran en la maniobra los pesos pesados de la política internacional entre estos, el gordinflón colorado Donald quien no reconoció la presidencia de MM ganada en las elecciones de mayo de 2018, adelantadas a petición de los grupos opositores y consideradas fraudulentas por estos. Este argumento falso sirvió para cocinar nuevas mentiras, como la violación de los derechos humanos, falsedad divulgada por todo el aparataje comunicacional del EEUU y la UE. Así se fueron ensartando mentiras tras mentiras, uniendo los eslabones de falsedades en una cadena interminables. Esto se utilizó para justificar unas sanciones solicitadas a gritos por los opositores y traidores a la patria, como María Corina, Guevara, Borges, Arria, entre tantos. El escenario estaba preparado. Se aplicaron las sanciones y se complementó con autoproclamación inconstitucional de "presidente interino" a un títere bobolongo, Juanito Alimaña, amparado por el reconocimiento de EEUU, la UE, la OEA y el Cartel de Lima. Los mismos responsables de la invención de las mentiras y su difusión en el ámbito mundial.

Como consecuencia de la aplicación de sanciones económicas, financieras y el boicot a la exportación de petróleo, comienza los grandes padecimientos de los venezolanos. Entre los que vale destacar la inflación inducida, la carencia de alimentos, la escasez de medicinas y al aumento de los costos de los servicios indispensables, entre estos la atención médica. Se arma y se configura la virtualpolitik. Es así que aparecen voces hipócritas y agoreras que acusan al presidente MM de matar de hambre a la población, de la carestía de todo tipo de productos, cuando en realidad la responsabilidad de tales penurias es las causadas por EEUU, la UE, la OEA, el cartel de Lima y el grupo de traidores que operan fuera y desde Venezuela.

No cabe duda, la virtualpolitik dio resultado. Tenemos un pueblo padeciendo las consecuencias de una toma de decisión criminal cuya única intención es crear un estado de caos para salir por vía violenta del presidente MM. El gobernante tenía que pagar por su único delito, como es utilizar las riquezas del país en la solución de nuestros problemas y no para enriquecer las avaras empresas internacionales de la finanzas, energía y corporaciones militares.

El gafo de Guaidó también pretende jugar a la virtualpolitik y para eso convoca al pueblo venezolano para que los vea y lo escuche en su intervención en la ONU. Y como buen tonto útil pretende hacerle creer a la comunidad nacional e internacional que él es "presidente" de algo. Este mequetrefe solo se mueve cuando su titiritero Trump le hala los hilos para que se menee y le ordena lo que debe hacer. Por desgracia, el bobo en veinte años no entendió que la política no es un juego de Nintendo, que es algo serio, para hombres sensatos. Quizás, cuando abandone el "interinato" si se hace un tratamiento para eliminar el acné podría trabajar como un actor porno en una de esas empresas de cine de baja factura y que pagan poco. Juanito Alimaña en veinte años no ha parado de hacer y decir tonterías, por eso fue que el director de cine francés Claude Chabrol (1930-2010) expresó: "La tontería es infinitamente más fascinante que la inteligencia. La inteligencia tiene sus límites, la tontería no". Lee que algo queda.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 615 veces.



Enoc Sánchez


Visite el perfil de Enoc Sánchez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Enoc Sánchez

Enoc Sánchez

Más artículos de este autor