Aryenis, Alfredo y el silencio como un escondite

Amigo Carrao, ¿conoce a esta joven de nombre Aryenis Torrealba y al joven Alfredo Chirinos? Conocerlo como se dice por aquí con un apretón de manos, no Chela. Los voy conociendo y también voy conociendo a otros, que ayer se creyeron que la represión en la IV era brutal y la práctica de llevar a los compañeros a los teatros de operaciones (TO) era muy injusta, pero hoy guardan silencio y hasta no SIENTEN nada por el caso de estos dos jóvenes. La situación represiva de ayer fue cruel, pero creo que hay hay que manifestar un SENTIR en torno al tema de Argenys y Alfredo. Creo Chela, que a estos camaradas que son muchos (de ayer y hoy), se les olvidó esta profunda frase de "sean capaces siempre de sentir en lo más hondo cualquier injusticia".

En estos días vi a Piñate decir, que Maduro defiende el salario de los trabajadores y una cosa es el derecho que Piñate tiene de decir una barbaridad como esta y otra, el silencio de revolucionarios que viven en una prisión cuyos barrotes y cerca de púas es el hambre. Pasar hambre Chela, es la prisión que el capitalismo le tiene preparado a los pobres y humildes.

Conozco la dignidad y valentía de estos dos jóvenes y en la medida que escucho el silencio de los que ya están perdiendo el habla, voy conociendo el tormento del silencio. A medida que observo la lucha que dan por su libertad, voy conociendo en verdad a otra gente, que creía conocer y que optó por quedarse en silencio. He visto gente que creía conocer, que no siente un acto de injusticia. Esa es una prisión peor a la que viven Aryenis y Alfredo, porque ese no SENTIR,es un tormento que talara la existencia y la arruga.

No conozco de trato y comunicación a Aryenis Torrealba ni Alfredo Chirinos. No tengo que verlo y tratarlos. Ya se que ambos jóvenes son entero de humanidad y muy dignos. Pelean desde lo imposible por justicia. No regatean ni venden su dignidad. Vivir el tormento del silencio, cuando se debe manifestar ese SENTIR del cual nos habló un extraordinario ser, es ser desleal con la conciencia y eso debería atormentar, pero ni eso creo que sienten.
Una persona que sabe ser digno jamás puede ser un traidor. Hay quienes se sienten revolucionarios y tal vez guevarista y son maestro en el arte de guardar silencio y dejaron de SENTIR. Esta práctica del silencio, es como una forma de esconderse y de militar falsamente.
Así es Carrao, guardar silencio es reprimir la consciencia. Es un tormento, que debe taladrar y demoler la dignidad.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1457 veces.



Amaranta Rojas


Visite el perfil de Amaranta Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: