En tres palabras

¿Bolívar y/o Santander? (primera reflexión)

:"¿Cómo fue posible esa aproximación y ese distanciamiento que produjeron la realización de la Gran Colombia y su desmembramiento, la amistad y la enemistad de Bolívar y Santander, el duelo entre liberales y septembristas, el destierro de Santander en Europa y la muerte de Bolívar en San Pedro Alejandrino?" (1)

DEDICATORIA:

Dedicado, como sincero sentimiento Gran Colombiano, a tod@s l@s participantes del Grupo WhatsApp: "Ciencias de Gobierno" y, además, a quienes nos han ayudado, durante estos más de 35 años de lucha permanente, a mantener en alto la radiante y luminosa bandera de la Escuela Latinoamericana y Caribeña de Ciencias y Técnicas de Gobierno (ESCOLAG) a objeto de que, tarde o temprano, tomemos consciencia en Venezuela así como en América Latina y el Caribe, y ojalá en el mundo, de la elevada necesidad e importancia de formar integralmente, a quienes nos gobiernan y, sobre todo, a quienes aspiren a gobernarnos. Con la idea y el propósito de contribuir a elevar nuestra capacidad de gobierno (CG) que nos permita, a su vez, como sociedad y comunidad, a hacer posible y viable nuestros proyectos de gobierno (PG), aún a pesar de las adversidades y las oscilancias no sólo de nuestra gobernabilidad (G) sino de la de aquellos a quienes, por "ley triádica", se oponen o se mantienen indiferentes. E incluso, de los designios de la naturaleza. Y, para los que somos creyentes, de una fuerza superior, misteriosa e inexplicable, que much@s llamamos: ¡Dios!

LA VIGENCIA DE NUESTRO ALERTA PERMANENTE

Justo hoy, se hace más imperiosa la formación en Ciencias, Técnicas y Tecnologías de Gobierno, porque es evidente que vivimos tiempos de "poder compartido" y de afloramiento, visible y constatable, del llamado "Juego Triádico Social" el cual se desarrolla inusitadamente en medio de una gran "Entropía Mundial" que nos hace recordar el apocalipsis. A la vez, nos obliga a luchar para evitar se profundice el caos y se haga realidad, como ley ineluctable, una catástrofe global que pareciese, en oportunidades, definitivamente indetenible

¡Dios nos libre! Salvo que esté en ley y sea inevitable que ocurra, pues, no supimos manejar nuestro "libre albedrío".

ESTA ES MI MODESTA RESPUESTA AL GRUPO WA: "CIENCIAS DE GOBIERNO" Y MI APORTE AL DEBATE

Una fuerte y provocativa intervención de una joven e irreverente colombiana, Luz Angela, o "princesita" como se le llama, en el grupo WhatsApp (WA) de "Ciencias de Gobierno" (mismo que fue creado por nosotr@s hace muchos años y del cual me mantuve alejado por un tiempo porque perdí varios de mis celulares y el cual, últimamente, me ha correspondido co-administrar) me llevó sin estármelo proponiendo a indagar, investigar, profundizar y reflexionar con rigor e intuición, sobre la vida de Simón Bolívar y de Francisco Paula Santander. Sobre todo de sus relaciones y sus implicaciones actuales.

LO MEJOR ES LO QUE PASA: ¡SIEMPRE!

Como resultado de ese "conflicto" y de esas "contradicciones en el seno del pueblo organizado" han surgido y surgirán, estoy seguro, muchas cosas buenas y favorables. Una de ellas es que decidimos retomar la direccionalidad inicial del grupo y volver a enarbolar las banderas del rescate y reimpulso de la Escuela Latinoamericana y Caribeña de Ciencias y Técnicas de Gobierno (ESCOLAG) que fue llamada, en medio de la impulsiva e irracional respuesta reactiva de algunos de los participantes frente a los provocadores señalamientos de "princesita" en contra de Bolívar, como la ESCUELITA DE LA TRAICIÓN ¡Por Dios! Sencillamente, porque no fijamos posición IPSO FACTO. Porque dudaron de nuestro amor e identificación por Bolívar y su obra. No se imaginaban o no sabían que irrespetaban la estructura jerárquica implícita. No sabían, tal vez, a quien se estaban dirigiendo. Nada más injusto e inapropiado sus acusaciones y amenazas. Tocaron lo más profundo de nuestra fibra de guerrer@s y ahora comenzarán a saber quiénes somos: ¡Gente de pelea! Y, a la vez, de AMOR sincero, profundo y verdadero. Nos irrespetaron. Nos chulearon. Se pasaron de la raya. Sin saberlo retaron nuestra inteligencia. Y nuestra creatividad. Este artículo es apenas una de nuestras primeras respuestas. La traición y la "amistad" siempre serán derrotadas. Cada quien sabrá a quien me refiero y al que le pique que se rasque. Amén.

ME MIRO AL ESPEJO Y ME PREGUNTO: ¿ES VERDAD?

Personalmente soy amado y odiado por mucha gente. A veces, por méritos, virtudes y defectos o fallas que no tengo sino que se me adjudican. Otras veces, lo sé, han sido tergiversaciones o malinterpretaciones de la realidad. Es posible que se me ame y aprecie por cualidades, virtudes, logros, resultados o frutos que he obtenido. Y, seguramente, se me tiene rabia, envidia, molestia, odio, resentimiento y rencor porque he herido emociones, traicionado fidelidades, he abandonado a alguien cuando más se me necesitaba, como a mis hij@s o he cometido algunos errores garrafales sin quererlo.

Es decir: hemos comprobado en nuestro propio pellejo que, algunas veces, se crean matrices de opinión, favorables o desfavorables, que una vez aceptadas en nuestra psiquis es muy difícil borrar de nuestra estructura mental. No sólo en la consciencia e inconsciencia sino incluso en la subconsciencia no sólo individual sino, también, familiar y colectiva o, pudiéramos llamar, social.

¿Qué le vamos a hacer? ¡Así es la vida que vivimos!

HASTA QUIENES ME AMAN, A VECES, ME ODIAN Y, PARECE MENTIRAS, TAMBIÉN, SUCEDE AL REVÉS

Recientemente, uno de mis hijos, a quien amo profundamente y a quien perdono sus errores y ofensas me llamó "irresponsable": como persona y como padre.

www.aporrea.org/ideologia/a292130.html

Era un mensaje íntimo y muy personal que me atreví a hacer público porque no me apena ni me avergüenza lo que dijo, seguramente dolido y ofuscado, ni me pica coquito lo que él hizo, probablemente, con rabia en su corazón. Espero que no se haya sentido ofendido y molesto si llegó a leer el artículo. No lo hice para someterlo al escarnio público ni mucho menos. Sólo lo hice con la pretensión, aunque pudiera estar equivocado, de que tod@s aprendamos de los errores que cometemos. En este caso el mío y el de él. Creo que ambos nos equivocamos.

Tal vez, eso le pasó a Bolívar y a Santander. Eran humanos. No dioses. Ni seres extraterrestres. Hervía, dentro de cada uno de ellos, la sangre: libertaria, amorosa y trascendente.

ESTOY SEGURO: ALGÚN DÍA ME ABRAZARÉ CON ÉL

Honestamente, en el caso de mi hijo, Hugo Alberto, cuando me calificó de irresponsable, no me sentí aludido, ni sentí dolor en mi alma: estoy tranquilo conmigo mismo.

Sé quién soy: ¡Soy el que soy! Aunque aún no me conozco totalmente y, a veces, me sorprendo conmigo mismo. Estoy convencido que "algo" o "alguien" han influido e influyó sobre él para que llegara a esa tajante conclusión. Tal vez, fui yo mismo: mi conducta, mis compromisos, mi "abandono". Quién sabe si al llamarlo irresponsable porque no se cuidaba, porque producto de su irresponsable proceder adquirió el Covid-19 y luego porque podía poner en peligro irresponsablemente la vida de otros seres humanos…Al hablarle fuerte, casi gritándole, y al asociar su situación con la actitud criminal e irracional del presidente estadounidense Donald Trump y del presidente brasilero Joao Bolsorano, al verse "atacado" y "apabullado" por mi insistencia, me tiró la papa caliente: "el irresponsable eres tú". Proyectó y acusó.

¿QUIÉN COMENZÓ TRAICIONANDO A QUIÉN?

¿Quién sabe si nuestro amado y respetado Libertador Simón de la Santísima Trinidad traicionó primero, de algún modo, la amistad o la confianza de Francisco Paula Santander antes de que aquel, lo traicionara a él? ¿Alguien lo sabe? ¿Existirán pruebas irrefutables?

Lo cierto es que, en mi caso, hay muchas personas que consideran que yo soy una persona sumamente responsable, comprometida, honorable, etcétera. Hay gente que me ama con total frenesí por lo que soy: parejas, hij@s, amig@s, vecin@s, compañer@s de trabajo, lectores. Y también, como no soy "monedita de oro", hay quienes me odian, maldicen, me guardan rencor y quisieran desaparecerme del planeta ¡Qué privilegiado soy!

Me aman y me odian, incluso hay quienes son indiferentes.

Luego: ¡Existo!

TENEMOS DERECHO A CAMBIAR O CONVERTIRNOS

Él mismo, mi hijo Hugo Alberto, pudiera después cambiar de opinión y pedirme disculpa. Y aceptar y reconocer que se comportó irresponsablemente. Si lo hace las recibiré con mucho amor. No las estoy necesitando. Me gustaría más bien que cambiara su "programación mental", me comprendiera y, ojalá, el día menos pensado, me sorprendiera luchando a favor de los ideales por los que he dedicado casi toda mi vida. Orgulloso y feliz estoy de haberlo hecho. No me arrepiento. Ni un milímetro. Y me haría el padre más feliz de "la bolita del mundo" si, aun manteniendo su evaluación de considerarme un padre y una persona irresponsable, me ofrendara la alegría de verlo luchar con firmeza, valentía y pundonor defendiendo los intereses de la clase social de donde ancestralmente venimos y, con consciencia de clase y espíritu libertario, ayude a abrir las alamedas por donde transitarán el hombre y la mujer libre. Recordando el último mensaje del siempre presente Presidente Chileno Salvador Allende.

En resumen: a veces estamos equivocados y en otras oportunidades estamos en lo cierto ¿Cuándo y cómo saberlo? ¿Estaremos dispuestos a cambiar de opinión?

LA RECONCILIACIÓN DE BOLÍVAR Y SANTANDER

Si hubiera llegado a tiempo a Venezuela la carta que Santander le envió desde Paris a Bolívar y éste la hubiera podido leer y responder ¿Se hubieran reconciliado? (2)

Personalmente creo que sí. El respeto y el amor que Bolívar y Santander se tenían eran quizás tan profundo y sincero como el que yo siento por mi hijo Hugo Alberto. Por eso he querido hacer esta metáfora o este símil para "matar dos (o más) pájaros de un solo tiro". Para llamar la atención a nuestra consciencia de que en medio del fragor del combate en el que se desbordan las pasiones muchas veces las apariencias engañan. Amo a mi hijo Hugo Alberto y estoy persuadido que él me ama mucho más a mí que yo a él. Así mismo, estoy convencido, que lo mismo pasó con Bolívar y Santander: ¡Se amaban!

Me prometo a hacer esfuerzos por demostrarlo.

¿ERRORES DE BOLÍVAR Y DE SANTANDER?

"Los diputadosgranadinos no habían llegado a Angostura y la Constitución de la Gran Colombia sin su presencia tenía más el sentido de una anexión de la Nueva Granada a Venezuela que una incorporación federal por determinación libre y espontánea de sus legítimos voceros…Bolívar rectificó su error...Reconoció el carácter de Santander (quien se opuso a esa Constitución) y (Bolívar) comenzó a estimarlo. Fue el principio de la amistad que los unió para trabajatr juntos hasta el final de la independencia" (3)

¿Acaso fue un error de Bolívar enamorarse de una de las hermanas Ibañez en Ocaña? (4) ¿Habría sido un error de Bolívar convocar, dar apertura y aprobar una Constitución para Colombia, en el Congreso de Angostura, sin la presencia de Santander y los representantes neogranadinos? ¿Acaso Simón Bolívar nunca se equivocó? ¿Cuáles fueron las fallas o silencios de Santander?

Comienzo con estas interrogantes porque cuesta creer que Francisco Paula Santander y Simón Bolívar se odiaban.

Ellos desde que se conocieron, a pesar de sus diferencias de caracteres y personalidades, siempre se mostraron respetuosos y admirados el uno del otro.

Se sabe que ambos, durante largo tiempo y en muchas oportunidades se regalaban loas y reconocimientos que eran halagos sinceros ¿Cómo fue entonces que se traicionaron ambos? ¿Qué fue lo que realmente sucedió?

SANTANDER ADMIRABA Y RESPETABA A BOLÍVAR

Germán Arciniegas, abogado, ensayista e historiador colombiano, en su libro: "Bolívar y Santander, vidas paralelas" nos regala esta expresión al parecer atribuida a Francisco Paula Santander (4).

"Sólo un mal nacido puede alegrarse de la muerte del Libertador"

Según cuenta el autor en su libro, fue una expresión de Santander, quien la hizo en privado cuando un colombiano, en París, donde estaba en el exilio, se le acerca muy alegre para anunciarle, a Santander, la muerte del Libertador. Y éste, incómodo y ¿quién sabe si dolido?, le responde con esta frase que le enaltece. Repetimos:

"Sólo un mal nacido puede alegrarse de la muerte del Libertador"

Como mal nacido fueron quienes se alegraron de la muerte del comandante Hugo Chávez Frías, de Fidel o el Che.

De ser cierta esta frase de Santander, y no dudamos que así fue, no hay dudas de que Francisco Paula Santander guardaba un respeto y una admiración permanente por el Libertador Simón Bolívar. Y no dudo que lo mismo sentía Bolívar por Santander. Por ejemplo cuando le dio el título a Santander de "El hombre de las Leyes" y reconocía que él era un hombre de batallas y que no merecía ser el Presidente de Colombia como sí lo merecía Santander. Tal como se recogen en numerosas proclamas y cartas que fueron del conocimiento público y son pruebas históricas.

BOLÍVAR ADMIRABA Y RESPETABA A SANTANDER

Por otra parte Germán Arciniegas recoge en su libro esta patética sentencia del Libertador Simón Bolívar quien dirigiéndose en carta enviada a Rafael Urdaneta, asegura:

"El no habernos arreglado con Santander nos ha perjudicado a todos" (2)

PARECE INCONCEBIBLE UNA TRAICIÓN MUTUA

Esta admiración y respeto mutuo se reflejó – como vamos a ver más adelante – en numerosas cartas que ambos se cruzaron así como en los discursos y proclamas que se han recogido, de ambos personajes de la historia, a través de la búsqueda rigurosa y acuciosa de investigadores e historiadores como Vicente Lecuna.

¿BOLIVARIANOS O SANTANDERISTAS?

No hay lugar a dudas que, tal como lo plantea el historiador Germán Arciniegas, en el prólogo de su libro:

"La historia de la república de Colombia nace de dos fuentes en las cuales descansa todo su equilibrio. La de Bolívar, que le dio su independencia por su obra de la guerra, y la de Santander, que le dio su estructura jurídica por la gracia de la ley. El equilibrio de estas dos bases, cuando se rompe por cualquier circunstancia, altera la esencia misma de nuestro ser histórico. El problema está en quienes escriben sobre el tema o son bolivarianos o son santanderistas." (6)

Continuaremos reflexionando, en voz alta, en nuestro próximo artículo. Esperamos que sea en muy breve plazo. Si el Universo creador nos lo permite. Si existieran en este texto algunas imprecisiones, información incorrecta o incompleta, esperamos poderlas corregir más adelante. Por ahora va como un avance, mientras seguimos hurgando, pensando, investigando, preguntando y preguntándonos…a fin de ser justo con la memoria de Simón Bolívar y a la vez con la del ilustre cucuteño: Francisco Paula de Santander.

REFERENCIAS:

  1. Del prólogo del libro de Germán Arciniegas: "Bolívar y Santander, vidas paralelas". Pág 11

  2. Nos referimos a una comunicación, referida por Germán Arciniegas en un artículo publicado en "El Tiempo" en marzo de 1992, en el que refiere que el marqués de Lafayette ayudó a redactar a Santander con el firme propósito, al parecer, de tratar de buscar una reconciliación entre Santander con Bolívar. Carta que refiere Germán Arciniegas en su libro: "Bolívar y Santander, vidas paralelas" pág 293.

  3. Germán Arciniegas. Artículo: "Santander alguien más que un tinterillo", publicado en "El Tiempo" de Bogotá, el 29 de marzo de 1992.

  4. Sugiero leer mi artículo en Aporrea sobre el papel de Petro y Maduro para retomar el proyecto de la Gran Colombia: www.aporrea.org/economia/a262524.html

  5. Entre los libros de este prolífico escritor colombiano tenemos : El estudiante en la mesa redonda (1932), América, tierra firme (1937), Este pueblo de América (1945), Biografía del Caribe (1945), Entre la libertad y el miedo (1952), Italia, guía para vagabundos (1958), América en Europa (1975) y Bolívar y la revolución (1984). https://www.buscabiografias.com/biografia/verDetalle/802/German%20Arciniegas

  6. Del prólogo del libro de Germán Arciniegas: "Bolívar y Santander, vidas paralelas". Pág 11



Esta nota ha sido leída aproximadamente 614 veces.



Hugo Moyer Agostini

Ing. Químico (1975). Postgraduado en Macroeconomía, Planificación y Creatividad Aplicada Total. Profesor Titular jubilado de LUZ (1997). Presidente Honorario de la Escuela Latinoamericana y Caribeña de Ciencias y Técnicas de Gobierno (ESCOLAG). Ha sido el primer Director del Instituto Zuliano de Estudios Políticos, Económicos y Sociales (IZEPES) y del Centro Latinoamericano de Altos Estudios de Gobierno (CELAEG) Ha sido asesor de Rectores de varias universidades, Alcaldes y Gobernadores, así como de la Presidencia de PDVSA y PEQUIVEN. Vive para la POLÏTICA y se resiste a vivir de la política.

 escolagzulia@gmail.com

Visite el perfil de Hugo Moyer Agostini para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: