La Tecla Fértil

Hostigamiento de la burguesía a los asalariados, el despojo de su cuota financiera

Alejandro Korn fue un hombre que evolucionó ideológicamente y, se dio cuenta que el género humano podía solucionar sus problemas por sí solos. Pero, se encontró con un gran vacío entre la sociedad y el individuo en su percepción económica porque la burguesía se llevaba la gran torta del PIB. Coincidió con el tema del socialismo en cuanto a la justicia social, y, estudió mucho la filosofía alemana para comprender la explotación del asalariado y su actitud contemplativa ante el mundo. Es una ardua lucha entre el marxismo y el positivismo.

La burguesía venezolana aplica una verdadera tenaza sobre nuestras finanzas que capitaliza el Estado y las controversias entre la relación hombre- trabajo. En este sentido hiperboliza la subjetividad de la familia para manipularlos, hacerlo consumista y quitarle las ganancias de la relación de su trabajo, donde observamos una cadena comercial hasta llegar a la quincalla y el bodeguero.

Los grupos sociales en Venezuela se encuentran en una total decadencia. Hay núcleos comerciales que no tienen conciencia de clases y agotan los recursos axiológicos para homogenizar el poder económico en aval con funcionarios que juegan a la corrupción e hiperinflación.

Aquí, se esta legitimando un mercado que no representa los intereses del país y la experiencia nos ha dado única razón, los oligopolios mediante las corporaciones se adueñan de las pequeñas industrias y captan un mercado irracional que nos a traído problemas en el partimiento de la torta económica. Es un problema de visualización donde se busca borrar la huella de nuestros antepasados que forjaron la creación de la república.

Por lo tanto, a muchos pragmáticos se les ha olvidado que el socialismo es político y económico.

Esconder sus intenciones, sus medias verdades y sus mentiras.

El mal llamado "ruido político" tiene un nuevo capítulo para elucubrar hipótesis e historias, para enumerar en una lista personas cómplices de lo sucedido y sucede en el territorio bolivariano. También saldrán los defensores que explicarán lo cometido. No empieza la campaña electoral y a pocos días de la elección, no hay una agenda de las propuestas para que la población elija mejor. Y por lo tanto, la burguesía sigue explotando al asalariado y ya controla el mercado liberal y es uno de los precursores de la hiperinflación.

Los fiscales anticorrupción, , tienen una razón más para buscar todo lo malo en el movimiento burgués, apretarlo contra las cuerdas de la ley y demostrar que no son honestos; tiene que pagar los errores cometidos desde 1990. Se aprovecharon del ciclo 2017- 2019. Las protestas ciudadanas en Venezuela, revelan que ha crecido la sensibilidad por la reivindicación de los derechos de los trabajadores. Lo que hemos visto en Caracas, hostigando a los viejitos es la expresión masiva del hartazgo y rebeldía contra un sistema que legitima la desigualdad.

Todo ídolo, visible o no, siempre será motivo de decepción. Sea el dinero, la política, vivo o muerto, nunca, nada ni nadie podrá reemplazar a Dios. Puede que por un tiempo satisfaga alguna necesidad personal (entre ellas la necesidad de creer y adorar algo), pero a la larga el ídolo demostrará ser vano e inútil. No trascienden a la eternidad. "Hijitos, cuídense de los ídolos" dijo el apóstol Juan*, y bien haremos en revisar nuestros corazones para ver quien ocupa el primer lugar en nuestra vida. El de la oligarquía entendemos su rol histórico.

La Cosmobiología y las Manifestaciones sociales en América Latina. La observación científica – matemática y simbólica – del encuentro entre Plutón y Saturno en el signo zodiacal del Macho Cabrío, en este año 2020, es un indicativo de las multitudinarias manifestaciones sociales en contra de las estructuras de poder injustas, corruptas, de un sistema económico que las acompaña deshumanizador, alienante, que ha convertido la vida en negocio, unido a un individualismo exacerbado que está lejos de promover la cooperación y la solidaridad

"Cuando se encuentran estos dos planetas en el Macho Cabrío, Plutón desencadena una serie de reacciones como las de un volcán en erupción que hace estallar el orden, lo que se ha establecido y conservado representado por Saturno." [Algo muy parecido y que suma en el mismo sentido a la posición de Urano en Tauro]

El hecho que para esta época la conjunción de estos dos planetas, Saturno y Plutón se de en este signo, representa un cuestionamiento de fondo de la población acerca de cómo se han acostumbrado por décadas las élites del poder a manejar inadecuadamente los intereses públicos. Plutón representa la necesidad profunda de una renovación, quiere transformar, corta lo que ya no sirve, lo caduco y hace el esfuerzo por instaurar un nuevo orden. Plutón es el planeta que se asemeja a un volcán en pasividad o en erupción. Saturno es el planeta asemejado a una roca, cuyo significado es la estabilidad y la conservación. Cuando Plutón se acerca a Saturno hace que se quiebre esa estabilidad, ese orden establecido.

Pero los ídolos no son sólo dioses o seres mitológicos de piedra, madera o yeso. Si el dinero ocupa el primer lugar en la vida es un ídolo también, y la avaricia se convierte en una forma de idolatría. El dios billete es enaltecido por encima de la honestidad, la compasión, incluso el honor, la familia y el mismo Dios. "No se puede servir a Dios y a las riquezas". Jesús dijo que solo se puede tener un Señor.

Así que los ídolos pueden ser muchos y tomar mil formas: puede ser un equipo de fútbol, un partido político, la comida, la bebida o el sexo. De esta manera los idólatras pueden dar "su vida" por el equipo de sus amores, pelear por un líder político, descuidar su cuerpo por la gula, perder el trabajo por la bebida y dejar a su esposa y familia por el sexo indebido.

El dólar, es el nuevo dios de la burguesía Donde los ricos no desean compartir la torta financiera venezolana. Y desean solo, la explotación del individuo como parte de una clase social.

Hay padres que idolatran a sus hijos, jóvenes que idolatran a un artista, feligreses que idolatran a un pastor. Y cuando el ídolo es un muerto a quien se le hace oraciones y se le pide milagros, sin darse cuenta se le ha elevado al lugar de Dios, pues solo a la divinidad se elevan oraciones. Confiar en una persona muerta, sea santo o familiar para que nos cuide o ayude sobrenaturalmente, es pedirle algo que sólo Dios puede dar. Es idolatría y hasta puede calificarse como espiritismo. Es una ofensa para Dios.

En consecuencia, nuestro amado presidente debe configurarse en su propio líder y dejar en paz al comandante Chávez, todos los nuevos burgueses deben pisar tierra y tomar conciencia sobre el sistema financiero nacional. Al tener conciencia, nos damos cuenta del progreso de nuestros familiares y está reconciliación nos hace entender que debemos ajustar nuestros salarios y no adquirir productos en la economía informal, bodegones y comercios financiados por los dueños del dinero fácil.

El tema laboral, debe ser reasumido por el presidente Nicolás, quien viene siendo dominado por la fuerza burguesa venezolana. Hay que aislar a la burguesía y dejar los fantasmas atrás. Con las clases dominantes no puede haber conciliación y debemos regresar a la sociedad inclusiva, es necesario hacer preguntas sobre el socialismo y los proyectos que trae consigo y confrontarlo con la clase política de los trabajadores. En Venezuela se viene construyendo el socialismo desde 1829.

Necesitamos, nuevos planteamientos revolucionarios en la economía venezolana. Ampliar los sectores sociales beneficiados por sus programas y obligar a la oligarquía a invertir, porque somos herederos originarios de esta tierra



Esta nota ha sido leída aproximadamente 367 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: