Directv, oído...!!!

El 19 de mayo último, la Empresa AT&T, propietaria de DIRECTV, se vio obligada, por imposición del gobierno de los EE UU, en su permanente agresión a nuestro país, lo cual, -por supuesto, la empresa se cuidó de callarlo en su comunicado-, a suspender sus operaciones en el país, dejando sin el servicio de Televisión a una población que calculamos, de acuerdo a cifras divulgadas en la redes, por encima de los dos millones de suscriptores (?), cuya precisión debe tenerla -obviamente- no sólo la propia empresa, sino la CONATEL, como ente supervisor del Estado en el área de las comunicaciones.

Pocos meses antes de que sucediera la salida del aire de DIRECTV, el Gobierno Nacional, a través del Ministerio del Poder Popular para la Comunicación e Información, le informó al país que, “por razones técnicas, se están presentando dificultades para el transporte de la señal de diferentes emisoras de radio y televisión hacia el interior del país”, para agregar que, "se están redoblando esfuerzos con el Ministerio del Poder Popular de Ciencia y Tecnología, para solucionar las fallas en las próximas horas”... e igualmente, la Compañía Anónima Nacional Teléfonos de Venezuela (Cantv), también informó, por esas mismas incidencias técnicas, que el Servicio de Cantv TV Satelital (TDH) presenta fallas.” (https://twitter.com/salaprensaCantv/status/1238527923629547521).

Desconocemos si tales fallas han sido resueltas, pero esperamos que así haya ocurrido.

Nuestro interés en abordar el tema, es porque resulta demasiado importante que el Gobierno Nacional, más allá de la situación económica crítica por la que atraviesa el país, mire con la mayor atención, que es bien numerosa la cantidad de hogares venezolanos que se han quedado sin señal para ver televisión, en tanto que es ese servicio, más allá del avieso uso que algunos y/o muchos canales, le dan para vender porquerías al por mayor y, sobre todo, para decir y repetir mentiras y medias verdades, con la intencionalidad de confundir y manipular la opinión pública, es también un instrumento esencial y básico para defender nuestro proceso Revolucionario Bolivariano y Chavista, de lo cual tenemos como mejor ejemplo de ello, las incidencias del golpe de estado de abril del 2002. Recordemos que para aquel entonces, los medios televisivos privados, todos, fueron secuestrados por la canalla para transmitir comiquitas, mientras se desarrollaban los eventos que permitieron la caída del Gobierno de nuestro Comandante Hugo Chávez por 47 horas, y los canales públicos -no lo olvidemos-, fueron sacados del aire, por la fuerza…

Vivimos en una zona de Caracas, El Llanito, donde se hace 'cuesta arriba' que se logre captar, con facilidad, la señal de la televisión en general. Y esa fue una de las razones que nos llevaron a contratar, hace ya varios años, a esta empresa que decidió huir del país. Por más alta y costosa que nos resultó la antena que instalamos, en aquellos tiempos, la mayoría de los canales se veían muy borrosos…

Hemos estado intentando rescatar, por lo menos, el sonido de los canales nacionales y como resultado de ese esfuerzo, le informamos a nuestro Gobierno que logramos escucharlos, diríamos que 'bastante bien', y sin interferencia alguna, solamente a los canales privados. La imagen llega borrosa en todos. En unos peor que en otros. Y entre los menos malos, es decir, que a pesar de la falta de la nitidez que uno espera, podríamos decir que no se muestran tan mal, los privados aparecen, en este orden, en cuanto a “calidad” (si cabe el término, y de mejor a peor): Canal 1, Televen y Globovisión. Los canales del Estado, como es el caso de VTV, se captan muy mal, pues su imagen aparece demasiado borrosa. Del resto (ANTV, TVES, VIVE, etcétera), no se capta ninguno: cero imagen. Telesur, no se ve bien, pero no tan mal como ocurre con VTV, y pudiéramos, en lo que respecta a “calidad”, agregarlo al grupo de los privados, pero de último…

Este es un resumen muy sintético de lo que hemos logrado hacer en nuestro hogar para recuperar la Televisión "Abierta". Quizás muchos hayan obtenido el mismo resultado, y otros no han podido lograr nada. Es muy posible que aquellos que no están ubicados tan distantes de las antenas de transmisión, estén disfrutando de una "buena" o excelente recepción de las señales de todos los canales, pero de lo que sí no debe quedar duda alguna, es que deben ser muchísimos los venezolanos que se han quedado sin la posibilidad de ver televisión, y para estos, el Gobierno Nacional debe, en el más corto plazo posible, brindar una opción asequible para revertir esta situación, pues las otras empresas que prestan el servicio a través de cable, lo están ofreciendo con tarifas que son realmente impagables.

El Ministerio del Poder Popular para la Comunicación e Información no tendría otra opción, para resolver este problema, al menos para la Gran Caracas, que instalar repetidoras de las señales de las televisoras del Estado, en aquellos sitios de la ciudad, donde se hagan imprescindible hacerlo, y eso lo saben, con toda precisión, sin duda alguna, los técnicos del Ministerio y, por supuesto, la totalidad de los profesionales de la ingeniería y los técnicos y expertos en comunicaciones, de manera que quienes han sido afectados por la huida de DIRECTV, puedan con sólo una antena "de bigotes", o, inclusive, con un gancho o un “clip”, como bien lo informara el camarada Diosdado Cabello en uno de sus mazazos recientes, al contar que un amigo suyo había resuelto así el problema.

En pocas semanas se inicia la campaña electoral para la renovación de la AN el próximo 6 de diciembre, de manera que buscarle ya una solución a los millones de venezolanos que hemos sido estafados por DIRECTV, es una gestión de altísima prioridad. El pueblo no puede ni debe quedar o dejarse a la deriva, abandonado, sin que le llegue la información que debe conocer con miras a ese evento electoral. Y menos en estos momentos de pandemia que padecemos, y de cuarentena que cumplimos, pero sobre todo, tiempo en el que la Patria es blanco de las más perversas y criminales agresiones del Imperialismo Yanqui, de la Unión Europea y de los países cipayos de ambos, los desvergonzados e indignos gobiernitos del llamado Grupo de Lima, comandados, bajo las órdenes de Trump, por el mayor traidor que haya podido parir esta tierra latinoamericana, Luis Almagro Lemes.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3896 veces.



Iván Oliver Rugeles


Visite el perfil de Iván Oliver Rugeles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: