Esas universidades autónomas y burguesas de la IV república

Volver a Venezuela en mi caso no es una opción y es que la cifras de los cientos de ejecutados, muertos en extrañas circunstancias, periodistas y trabajadores de prensa detenidos, pasados a juicio, que se les arrebata el pasaporte es tremendamente grande en Venezuela. Volver a Venezuela significa pasar a ser parte del título de aquel famoso, largo y gran poema de Rimbaud, Una temporada en el infierno. Y es que a mi edad llevar palo desde la frontera de Táchira con Colombia y llegar al Helicoide en Caracas en esas condiciones no está en mi agenda. Tendré que algún familiar de aquel que se asumió como guardián de la moral y las buenas costumbres en las guerrillas venezolanas de los años 60s del siglo XX se quede con las ganas. Me dicen algunos que me la tiene jurada (y como es hoy un patriota cooperante) tiene la picana siempre lista. Pero recordemos: Los fusilamientos de Falcón resultan para cualquier estudioso de los hechos de la guerrilla, estremecedores, sin explicación y sin perdón. Los aniquilados fueron guerrilleros ajusticiados por sus propios compañeros, tal Conchita Jiménez, mandada al pelotón por Félix Faría. Lo que produjo al casi inmediato suicidio de Trina Urbina.

Otro caso, siempre imperdonable, entre los que se conocen, fue el de Nicolás Beltrán, que García Ponce califica como de "martirio"(p.214). Ese fusilamiento en la historia latinoamericana de aquellos años tiene su paralelismos con el fusilamiento de poeta Roque Daltón(1935-1975) por sus propios compañeros guerrilleros, en El Salvador, del Frente Farabundo Martí, el cual causa la misma repulsa de la del joven universitario venezolano u otro guerrillero cuyo seudónimo era Arístides, también sacrificado en Falcón por sus propios compañeros, fusilamiento de que dio origen a la inmensa defensa de la vida que a propósito de esa muerte tejió Antonieta Madrid(1939) en una de las grandes narraciones que registran aquellos años, No es tiempo para rosas rojas(Caracas: Monte Ávila Editores,1975. 184 p.), que es a la vez una de las grandes novelas de la literatura venezolana. El pasaje esta en las p. 119-120 de la primera edición, que es la citada por García Ponce (p.216-217). Esas hojas constituyen un inmenso himno en defensa de la vida. https://www.analitica.com/entretenimiento/literalia-historia-de-las-guerrillas-de-los-sesenta/

Pasando al título de lo que me ocupa hoy está que entre las llamadas y comunicaciones que tengo con familiares, amigos conocidos y nuevos conocidos están aquellos que me hablan de lo terrible del sistema educativo venezolano del siglo XX, esas universidades burguesas donde no se permitía la entrada a los parias de la tierra y tampoco a los hijos de los camaradas y más camaradas y camaraditas, pero a uno con esto de la tecnología nos da por ver donde se graduaron los dirigentes, procónsules, cuasi iluminados, de la V república (o lo que va quedando de ella) y me doy de bruces cuando veo que en mi familia hubo graduados en esas "terribles" universidades y que desde Jorge Rodríguez (padre e hijo), pasando por los hermanos Villegas, Tarek (ambos) y casi todos los ministros, viceministros y demás enseres domésticos del gobierno y la oposición terminaron o iniciaron o realizaron estudios en el sistema de educación pública del Estado venezolano.

En Valencia mi ciudad desde Christian Claret Vásquez, Hasta Gustavo Faría, Saúl Ortega, Yoel del Valle Pérez Marcano (el guayacol) y un gran número de amigos, conocidos hicieron sus estudios en esas catacumbas, en esos espacios donde "únicamente y nada más" podían estudiar los agentes del enemigo burgués.

Lo cierto es que el chavo/madurismo acabo o intenta acabar con las universidades, que acabó con los espacios físicos, destruyó sus bibliotecas, sus laboratorios, asoló con sus campus, las ahogó en el presupuesto y las dejo a su suerte. Además creó toda una campaña para desprestigiar los centros de investigación, en la Venezuela del siglo XXI no sólo se castigó la educación, la prensa, la libertad de movimiento. Lo más castigado ha sido la verdad, la maquinaria gubernamental desde todos sus espacios desde gobernaciones a tribunales, desde alcaldías a servicios de inteligencia, desde congresos regionales a chavismo "bravío" están en la construcción permanente de mentiras, difamaciones, actos de censura en contra de todo aquel que intente transparentar, que ocurre en Venezuela, pero veamos cómo está Venezuela y cuáles son los datos que se van escapando a pesar de la maquinaria del miedo que funciona en esa nación que es mi nación: En lo que va de 2020 hemos sido testigos de la mayor crisis social de la historia de nuestro país. La destrucción económica (hiperinflación, empobrecimiento, desempleo, falta de gasolina), la deteriorada calidad de vida de los venezolanos (falta de alimentos, medicamentos, inseguridad, colapso de los servicios públicos básicos como luz y agua), la migración y la injusticia política son solo algunos de los problemas a los cuales nos enfrentamos en nuestro día a día. De allí que los datos estadísticos más recientes (enero 2020) revelados por el Observatorio Venezolano de Violencia (OVV) describan que la tasa de suicidios nunca antes había alcanzado niveles tan altos como en la actualidad. Ubicando la cifra entre 9 y 10 de cada 100.000 habitantes, convirtiéndose así en un fenómeno social. https://elpitazo.net/opinion/ponerle-fin-a-la-historia-el-suicidio-en-venezuela/

Notas a pie de página: Llamar a unas elecciones sin garantía alguna, donde hace unas semanas se quemaron de manera "accidental" los equipos de conteo electrónico de votos, donde los órganos establecidos en la ley para que nombren las autoridades electorales no lo pueden hacer, donde existe una "Asamblea Nacional Constituyente" que después de años no ha escrito, informado acerca de la nueva constitución y asume el papel como órgano golpeador político y no solo político y creador de nuevos estatutos legales es peligroso. No es tan fácil como decir "Vamos a elecciones" es como confiar a un pederasta que cuide un jardín de infancia. Tendremos que presionar, exigir y observar los acontecimientos. Si con el presunto sistema electoral más seguro del mundo, Diosdado Cabello canto que hubo fraude e inventó la Inhabilitación del poder legislativo. Imaginen ahora. La comunidad internacional debe estar pendiente, debe estar al tanto y nosotros los venezolanos debemos exigir que las cosas sean decentes. ¿Tú le crees al PSUV? Yo tampoco.

"En fin, una Venezuela en ruinas que hace veinte años era un país rico aunque con problemas serios de distribución de riqueza, además de una corrupción que hoy día es infinitamente superior y extendida a todas las capas sociales. Un presidente que no puede ya considerarse dictador, al fin y al cabo los dictadores, al menos en lo que al orden se refiere, muestra eficiencia que no es el caso de esta Venezuela caótica donde el hampa se desborda y hace parte de bandas, colectivos y policías (FAES y GN) que amenazan y extorsionan al ciudadano." https://hispanicla.com/las-elecciones-como-instrumento-de-legitimacion-de-los-gobiernos-en-venezuela-46978

 

 

 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1227 veces.



Yuri Valecillo


Visite el perfil de Yuri Valecillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: