Crítica ácida

¡Carajo! superémonos de lado y lado ya

Cansa el mucho blablablantismo en medios adversarios del gobierno socialista, y el excesivo blablablantismo oficialista o gubernamental. Ambas actitudes en lugar de orientarnos evidencian puntos de vista del periodista o locutor, comunicador opositor o progobierno, que desagradan al grueso de la colectividad al no parecer sinceros, ni los comprometidos por paga opositora estilo palangre manejada desde el exterior, ni el personal con sueldo proveniente del erario nacional. Lograr credibilidad es objetivo urgente, si dejásemos de sustentar lo insustentable de algunas circunstancias.

El arribo a costas venezolanas por émulos de aquellos gringos y cubiches miameros del anticastrismo en 1961, permitieron el triunfo histórico inobjetable de Fidel Castro sobre el gobierno de Washington en Bahía de Cochinos, hoy se repite con idéntico fin en costas venezolanas a 59 años de diferencia. Los "invasores" por Cúcuta en lanchas de desembarco que no son simples lanchitas, los recordaremos como los derrotados en "bahía de cerdos…", pues vendidos por dólares de quien los contrató, terminan en la cárcel, bajando la cabeza con idéntico caminar al de los marranos puercos o cochinos, que venían a matar y ahora exigen los comprendan.

Es la oportunidad comunicacional de corregirse en programas "de opinión". En VTV y demás televisoras oficiales dependientes del Ejecutivo nacional o de gobernaciones y alcaldías, y en los medios particulares de aceptación acostumbrada en todo el territorio venezolano, siempre contra el chavismo, las "maromas" de moderadores en Televengaños, Globoterror y Venenovisión, disimulan pero no cesan de apoyar equívocos. Intentar comprender la razón de perder audiencia, no significa no tener ganancias, business is business dirán los pitiyanquis, pero deben obtenerlas con honestidad y sin tentación de hiperinflación.

Acabo de cumplir 56 años en la comunicación social y pregunto ¿No es posible a VTV y sus aliados oficiales llevar opositores a dar la cara en sus pantallas, y hábilmente cuestionar las mentiras y medias verdades con las que esos personajes nutren entrevistas en canales privados?, o en la comparecencia de chavistas a televisoras privadas, ¿pueden evitar los moderadores ignorar todo logro o beneficio oficial, y saber exigir que sean cumplidos cabalmente?, sin agregados personales de odio al chavismo y al gobierno. He visto y oído cuan equivocados interrumpen a los oficialistas sobre disposiciones gubernamentales, antipatía que no deja sintonía.

Mientras no contribuyan al estado de ánimo nacional necesario por la pandemia mundial, imposible creerles al hablar de respeto, solidaridad y libertad de expresión, se aprecia la excesiva actuación opinativa, congraciándose en la oposición con locuras terroristas e intervenciones extranjeras, y en el oficialismo un comportamiento descuidado en casos de violación a los derechos humanos. Un reclamo analítico 100 % hacia el beneficio emocional colectivo. Fuente de vida es contribuir comunicacionalmente a la salud mental. Venceremos es honra superior a quienes deforman nuestra situación, enquistados en la adulancia oficial o ganados por la desesperación opositora inconsistente.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 459 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: