19 de Abril de 1810: Bolívar en la gestación de la epopeya

Las haciendas de la familia Bolívar, como muchos solares de criollos, son un hervidero de malestar contra el régimen colonial; de nada valen los bienes, el esfuerzo, el talento, las virtudes, en una sociedad que margina a quienes no hayan nacido en la España. Los hermanos Simón y Juan Vicente conspiran contra el gobierno y van tejiendo una red patriótica cada vez más ancha.

A finales de 1809 la ola revolucionaria se va formando en silencio. Las experiencias represivas sufridas por los movimientos emancipadores previos, dejaron sus enseñanzas a flor de piel en la juventud criolla que supo de brutales escarmientos y destierros desoladores. El capitán general de Venezuela le confiere a Bolívar el título de teniente justicia mayor de Yare, del que no toma posesión por desavenencias con el Cabildo.

El 19 de abril de 1810 la municipalidad de Caracas revoca el mandato al gobernador español, capitán general de Venezuela, Vicente de Emparan. Bolívar está en su hacienda de Valles de Aragua confinado por la autoridad colonial por sospechas de que estaba involucrado en los preparativos de la insurrección patriota. La Junta de Caracas asume el poder.

El 24 de mayo la Junta de Caracas lo asciende a capitán, y el 2 de junio acuerdan enviarlo en misión diplomática a Londres, junto a Luis López Méndez y Andrés Bello, para tratar de ganar apoyo inglés al reconocimiento del nuevo gobierno. Hacia el 10 de julio llega la delegación a Portsmouth, logrando en pocas semanas ser atendidos por el ministro de relaciones exteriores británico, Marqués de Wellesley.

Este viaje muestra varias aristas de la personalidad política que ya se mostraba en el Bolívar pionero de realizaciones. Tres hechos merecen ser destacados: 1) Su vena de escritor se plasma en un artículo que logró publicar en periódico de Londres, dando inicio a su intensa actividad propagandística, donde comienza a exponer sus ideas. Su artículo en el Morning Chronicle del 15-9-1810 anuncia el advenimiento de un tiempo libertario en Hispanoamérica: "El día, que no está lejos, en que los venezolanos se convenzan de que el deseo que demuestran de sostener relaciones pacíficas con la metrópoli, sus sacrificios pecuniarios, en fin, no les hayan merecido el respeto ni la gratitud a que creen tener derecho, alzarán definitivamente la bandera de la independencia…Tampoco descuidarán de invitar a todos los pueblos de América a que se unan en Confederación". 2) Su capacidad de convencimiento influye en un Francisco de Miranda incrédulo y desanimado, que se ve envuelto en el entusiasmo de aquella juventud que revive sueños. 3) Su imparable vocación editora se manifiesta en la adquisición, con su propio peculio, de una imprenta.

Todo esto en el asombroso plazo de dos meses, en un país extraño que habla otro idioma. El 21 de septiembre zarpan con destino a La Guaira, y el 5 de diciembre desembarcan en Venezuela, dando cuenta inmediatamente de la misión cumplida.

El año de 1811 comienza con el impulso propulsor del ánimo nacionalista que sentía nacer de sus manos la república independiente. El 2 de marzo se reúne en Caracas el Congreso Constituyente de la Primera República de Venezuela.

Simón Bolívar pronuncia unas palabras que resonarán en el mero corazón de la Sociedad Patriótica. Ante las dudas, las dilaciones, los delicados excesos de prudencia, el futuro Libertador exclama: "¿Trescientos años de calma no bastan?". Tempranamente tuvo claro que la lucha era contra toda la colonización, no sólo contra el dominio político circunstancial. El 5 de julio el Congreso proclamó la independencia de Venezuela. Bolívar es ascendido al rango de coronel a mediados de agosto.

El 26 de marzo de 1812 un fuerte terremoto destruye a Caracas. Los colonialistas con el clero al frente, crean la matriz de opinión de que se trata de un castigo divino por la desobediencia de los criollos contra su rey. Entre quienes dan la batalla de ideas contra la manipulación religiosa, destaca Simón Bolívar, arengando a sus conciudadanos a quienes exhorta a continuar la lucha por la libertad y la independencia aunque se oponga la naturaleza misma.

(Fragmento del libro La Doctrina Bolivariana)



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1986 veces.



Yldefonso Finol

Economista. Militante chavista. Poeta. Escritor. Ex constituyente. Cronista de Maracaibo

 caciquenigale@yahoo.es      @IldefonsoFinol

Visite el perfil de Yldefonso Finol para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: