Crítica ácida

Síganle creyendo, se volverán creyones pero gringos

Excentricidades de ignorancia supina son las noticias que derraman al mundo representantes del gobierno estadounidense, con descripción de situaciones totalmente falsas sobre Venezuela, buscando pretextos para intevenirnos. La subsecretaria de Estado para Cuba y Venezuela, Carrie Filipetti, en medio de la pandemia horrorosa que vive la humanidad, arrecia ataques asegurando en una videoconferencia que el virus en Venezuela "representa un peligro para toda la región".

Las falacias tienen un tinte engañoso al manifestar que "la situación en Venezuela es extremadamente nefasta, y si Venezuela no puede hacer frente al Covid-19 en el futuro, el virus iría a Brasil, Colombia y la región circundante debido a la crisis de refugiados", la funcionaria no tiene NPI -ni pequeña idea- de lo que afirma, solo entendible en el guión ideado por los miserables del país imperialista, intentando justificarse ante el mundo si alcanzan a derrocar el gobierno venezolano, en forma similar al de Bolivia.

La señora Filipetti agregó "en el minuto cuando Venezuela llegue a más de 1.500 casos, no tendrá capacidad para manejar la crisis". La funcionaria del fracasado poder totalitario gringo no atendió preguntas, y los medios serviles recogen su parecer haciéndolo matriz de opinión internacional, que es el objetivo al tildarnos de "tiranía venezolana", y ocultar nuestra lucha contra el coronavirus, exitosa, admirada y respaldada.

El día de las referencias de la funcionaria de Trump, Venezuela arribó a 107 contagiados, todos bajo cerco epidemiológico, y un fallecido. Habilitadas más de 4.500 nuevas camas para los que requieran hospitalización, se recibe ayuda de Rusia, China y Cuba en insumos médicos, personal y equipos para robustecer el sistema de salud frente al coronavirus. En contraste, EEUU en la misma fecha 26 de marzo, pasó a ser nuevo epicentro de la pandemia mundial, al superar en el número de personas contagiadas, a las de China, Italia y España. En EE UU se comprobó que son atendidos deficientemente, no estaban preparados por tener medicina mercantilista.

Preciso es observar el chantaje de dirigentes opositores y sus loritos repetidores, cuando afirman que la pandemia la agudiza Maduro porque destruyó el sistema sanitario, una de tantas inconexas politiquerías a las que la habilidad del pueblo sincero y mamador de gallo, contesta con la señal de costumbre ya que los conoce por ser una cuerda de pitiyanquis, vendepatria, disminuidos en su credibilidad por ladrones, mentirosos, inventores y fatuos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 549 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas