Maduro de rodillas ante el FMI

"Señores del Fondo Monetario Internacional, señores del Banco Mundial: chao con ustedes. Venezuela es libre; y gracias a Dios, ni los venezolanos de hoy ni los niños por nacer tenemos ya un solo centavo de deuda con esos organismos; dominados por halcones estadounidenses" Rodrigo cabezas – Ministro de Finanzas 2007

La sintomatología actual del país fuese la misma ante cualquier crisis mundial que trastocara el ya derruido panorama interno venezolano, y para mala suerte nuestra la pandemia del coronavirus se ha hecho presente. Es más que evidente que el gobierno nacional no tiene capacidad de respuesta a una pandemia de esta magnitud por varias razones, 1. El sistema sanitario se encuentra totalmente destruido, 2. Los recursos económicos son extremadamente limitados, debido a la caída de los precios del petróleo, del cual son enteramente dependientes 3. Las fuentes de financiamiento son limitadas producto de la inestabilidad política y la carencia de confianza, desconocimiento de la comunidad internacional a Nicolás Maduro y las pocas garantías que otorga el gobierno a los entes prestamistas.

Ningún país u organismo internacional en su sano juicio otorgaría crédito a un gobierno que figura entre los más corruptos del mundo de acuerdo al índice de percepción de la corrupción Transparencia Internacional en su informe del año 2019, en el cual ocupan el puesto 173 de 180 países que se analizan. Nadie con cuatro dedos de frente prestaría dinero a un gobierno que administró la mayor bonanza petrolera de la historia del país, y en este momento se encuentra en una compleja crisis de hambruna y desespero, con un deterioro de la calidad de vida y una crisis humanitaria solo comparada con países que han sufrido conflictos bélicos.

De ese análisis no se separa la decisión del Fondo Monetario Internacional (FMI) de negar el crédito de 5.000 millones de dólares solicitado por Nicolás Maduro para hacer frente a la situación actual del país. Recordemos que el presidente Chávez decidió retirar al país del Fondo Monetario Internacional en el año 2007 y en uno de sus tantos ataques al organismo refirió lo siguiente: "Aquí mandaba el Fondo Monetario internacional, que es el mecanismo que tiene el imperialismo norteamericano para imponerle políticas económicas y sociales, salvajes, explotadoras, a los países del mundo". Mientras que Nicolás Maduro hace solo un tiempo atrás se refería al organismo de la siguiente manera: "el Fondo Monetario Internacional es el instrumento del mismísimo demonio en el mundo, y es el instrumento para imponer el modelo económico de explotación neocolonial a los pueblos de sur, de los pueblos de América Latina y el Caribe". "solo aboga por los intereses de los multimillonarios y le quieren sacar el dinero del bolsillo a los pueblos para pagar".

El Madurismo le ha tocado tragarse todos esos improperios y caer de rodillas al Fondo Monetario Internacional solicitando ayuda de un paquete de rescate financiero. Amerita esto un análisis no tan simplista, aunque básicamente demuestre el fracaso rotundo del gobierno socialista. Maduro y su "revolución" por permanecer en el poder está dispuesto a negociar así sea con el mismísimo diablo con la intención de perpetuarse.

Si bien es cierto que esta pandemia ha tomado desprevenidos y con pocas capacidades de respuesta inmediata hasta a los países "más preparados o desarrollados", pero que a su vez cuentan con más posibilidades de resolver la situación en el corto plazo. El caso de Venezuela va mas allá de una simple sorpresa producto de una catástrofe externa, que lo deja paralizado y sin respuestas inmediatas y futuras debido a las condiciones de precariedad del país. En ese sentido, un préstamo no es suficiente para atender la pandemia y la crisis actual, ningún país u organismo debe lavarle la cara a Nicolás Maduro que careciendo de legitimidad está haciendo hasta lo imposible por darse un respiro, y alivianar el caótico panorama político y social que ha generado.

La Venezuela actual, no requiere un simple préstamo del FMI, la solución al martirio pseudo-socialista pasa por un programa integral de recuperación de la democracia y derechos de los ciudadanos, pasa por rescatar la economía, devolver la tranquilidad y la prosperidad al pueblo. Lo merecemos



 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 810 veces.



Jiferson Santiago

Contador Público con Maestría en Finanzas. Docente Universitario y Asesor financiero

 jifersonsantiago@gmail.com

Visite el perfil de Jiferson Santiago para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a288470.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO