Crítica ácida

El cartel de las cobas y el libertinaje´s press

En lo que va de 2020 se han incautado en Venezuela 8 millones 934 mil 673 Kilogramos de distintas drogas, 1.228 personas detenidas en 969 incidentes vinculados al tráfico, en su mayoría procedente de Colombia. Las noticias al respecto son minimizadas por la prensa escrita venezolana, e igualmente manipulada su cobertura por medios de TV y emisoras de radio, que suelen ser empresas privadas muy diligentes a la hora de destrozar a Hugo Chávez y Nicolás Maduro.

No pierden oportunidad de dar cabida a quienes se quejen de vivir en dictadura, catalogar a Chávez y Maduro de "dictadores" o de "tiranos", y como hay libertad de expresión en la dictadura venezolana…, no pasa nada. A la banda de pillos de un inexistente "gobierno paralelo" le dan menos espacio que hace meses, pero lo hacen "en nombre de la libertad de prensa…" Cierto es, "le han bajado dos" a la cobertura que los dejaba en el bando de los descolocados de la realidad.

En Colombia veo moderadores que critican al Presidente Duque y sus Ministros más disociados a la hora de despotricar de Venezuela para halarle mecate a gringolandia. Lo hacen porque ese régimen demócrata representativo, no le cumple a los sectores más desposeídos de su nación, y pretenden realizar peticiones a Venezuela mediante "el gobierno del Presidente Guaidó".

He llegado a pensar que prefieren hablar con semejante desaliñado politiquero, porque siendo Guaido compinche de Los Rastrojos, quizá les devuelva la droga incautada en Venezuela, si es que los gringos logran colocar esa marioneta en el poder. Trump que ha dicho decenas de veces apoyar a los corruptos del MMG -Movimiento Militantes Guaidiotas-, es cómplice confeso de las malandrerías para mantenerlos con el oro, propiedades y cuentas bancarias que han robado a Venezuela.

Malos hijos de la nación cuna del Libertador, mantenidos por extranjeros, confían en la experiencia de los gringos para las tropelías usuales en su cuenta de delitos políticos. Ejemplo es la apropiación de las riquezas de Libia, que estaban en Bancos Occidentales y fueron incautadas al asesinar a Khadaffi, a quien un pitiyanqui francés que fue Presidente, Nicolás Zarkosy, le quitó dinero para campañas electorales en la nación gala, y conquistó a los hijos del revolucionario libio que aceptaron estudiar en famosas universidades de EE UU y Europa, antes de derrocarlo y lincharlo.

En Venezuela tienen un títere al que bautizamos Juanito Alimaña autojuramentado en una calle del este de Caracas. Gobierno ficticio que día a día quiebra a CITGO en los USA, en Colombia a Monómeros y en Aruba a instalaciones petroleras. Patético ver a este individuo con una bandera venezolana a la espalda, fungir de Presidente en discursos que nos testimonian la escasez del sirviente escogido que no sabe leer los textos que le escriben, y comete errores de pronunciación y sintaxis acerca del corinavirus para ampliar más de lo mismo de su inutilidad crónica.

No lo menciono para hacerle promoción indirecta a tan desgastada figura, sino porque me parecen ridículos los seguidores guaidiovidiotizados, mencionando a quien la oposición sensata rechaza aplastantemente, y el colectivo venezolano, colombiano o de cualquier parte del mundo, han descubierto en su papel de títere.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1191 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: