¿Yo soy Chávez?

La conciencia, cuaresma sin agua de este país

1- Tierra de Gracia bautizaron a este suelo de piñas y papagayos cuando fue avistado por los conquistadores europeos la vez primera hacia los lados de Macuro, famosos confines donde los desnudos habitantes se cortaron con las espadas que fueron intercambios de collares y guanábanas. Los peces enormes se distinguían fáciles desde las naves para los metálicos arpones, que traían aquellos hambrientos europeos. Jureles, meros y pargos disfrutaban sus bocados de caracolas adosadas a los maderos veteranos de los grandes navíos. El almirante aún suponía que tocaban confines del Japón y de China, y sólo había que encontrar el punto comunicante que daba al resto continental y los trajera nuevamente a su Europa natal por ese otro lado, pues de algo estaba claro el genovés: Esto que pisamos es esférico. Sin embargo, no fue así, y nunca lo llegó a saber; era una novísima tierra atravesada entre ellos y Japón, jamás abierta a los apetitos curtidos de cuanta peste se habían tragado y salvado aquellos burdos navegantes de la vieja Europa.

2- Algo similar ocurrió con los malandros portugueses, que venían estragados y secos de tanta sed, y lo más grato que les había ocurrido era que la mar había mermado su atlántica furia; la tripulación empero estaba que no aguantaba dos días más sin tomar un sorbo de agua, al punto que la suerte que muchos esperaban, estaba en el siguiente marinero que cayera moribundo para sorberle su enferma sangre. Aunque peor iban a quedar si esa alucinación tomaba cuerpo, de modo que lo mejor que decidieron fue lanzar a los más graves al mar, para que al menos no infectaran al resto navegante con sus cuerpos purulentos de llagas y esperar lo que Dios proveyera. Cuál no fue su sorpresa que en cuanto cayó el primero al agua, salió a flote con los ojos desorbitados, vociferando a la ansiosa tripulación: "¡Milagro! ¡Milagro! ¡El mar está dulce! ¡Está dulce el agua!" Aquellos bárbaros habían descubierto la desembocadura del río Amazonas, el más grande y caudaloso del mundo, sin avistársele aún su delta, cuya poderosa corriente se adueña del Atlántico centenares de millas adentro, mucho más allá de su enorme desembocadura.

3- En sentido figurado, semejante a los ejemplos, en este país vivimos de esperanzas alucinantes, que celebramos las migajas que el poder nos lanza, porque no somos aprendices de nuestras propias capacidades, de nuestros propios esfuerzos. Pero el asunto es más simple: aún no hemos aprendido a ser autónomos. Sabemos de la mina que hoyan nuestros pies, pero qué paradójico, ¡todavía no imaginamos la mina que hoyan nuestros pies! La conciencia es un puerto aún por descubrir. Más de 2000 años lleva occidente en el encarrilado cristiano, y salirse del mismo, significa que debe entrar en otro, porque teme de sí mismo, que vaya agarrar las espadas con las manos, pisar en terreno falso, porque repito, no está aprendido en sentirse solo, y por supuesto, me atrevo ir más adentro: porque simplemente los que mandan tampoco lo saben.

4- A mi modo de ver, habitamos un país de pautas para rediles, es decir, no se nos ha enseñado a ser autónomos. A los segmentos de lado y lado se les impregnan de doctrinas para asegurar el mando político. Pero la razón de ello es porque se le tiene miedo al pueblo, porque hay que mantenerlo "asegurado", en vilo, y en eso se va la vida política en unos y la crítica en otros, pero en conjunto: en estrategias para pescar, sean tomados como incautos, o como masa, que por lo visto, hay de sobra en la pesca de este manso mar.

5- Entremos en la premisa adonde voy: si yo soy Chávez, es porque yo no quiero ser oveja, tal cual él tampoco lo fue. ¿Qué enseñanza debo aprender? Chávez ha terminado en modelo de copia para propaganda y no en parámetro para la conciencia personal que vaya en contra de la alienación establecida. En lo personal, siempre he admirado a personajes de los que de alguna manera he sorbido sus enseñanzas, grandes algunos, personales otros, siempre originales en cuanto a la honestidad, en su autonomía con respecto al mundo que les tocó; en ese altar tengo tanto a Bolívar, como a Gandhi, pero también a mi abnegada madre, a mi iluminada tía Justina, a mi tranquilo y recto padre; sin embargo, lo menos que yo deseo es SER como ellos. Con sus grandezas y pequeñeces, son modelos vitales de mi paso por este mundo.

¿Qué sucede? Que Chávez es un parámetro político; de lo que tratan es perdurar su modelo vital para que sea nervadura de un sistema. Veo que allí lo que implican es el aprovechamiento de su honestidad personal para impulsar una propaganda de perdurabilidad sistémica a costa suya. ¿Y yo que soy pueblo, que soy motor, dónde estoy? pregunto ahora como ser existencial. ¿Por qué no se nos enseña a ser justos desde nosotros mismos en nuestra vida diaria? ¿Por qué no se nos enseña ser menos egoístas y más generosos? ¿Por qué no se nos enseña a compartir, con tareas para ello, tal y como se nos enseña la biología y las matemáticas?, ¿por qué no se nos enseña acompañar a la mujer desde la difícil senda que le toca en este y todos los sistemas? ¿Por qué no se nos enseña a sembrar compañerismo y familiaridad en los domicilios que necesitan reparación, tal cual se les enseña a los muchachos pintar sus escuelas? Porque simplemente primero se nos enseña a ser egoístas; la razón, porque TENEMOS MIEDO. ¿Por qué no se nos enseña afrontarlo?

6- Como diría Don Juan Matus, el brujo que inició a Carlos Castaneda: "El miedo es el maestro de este mundo", y Don Juan es una concatenación con otros tantos maestros como Gurdieff, o con el propio Gandhi, quien a su vez comentó una vez: "Si existe pecado original, se llama Miedo, padre del Egoísmo". Pues bien, Chávez lo enfrentó y fue un rompehielos contra lo establecido que le tocó, por lo tanto, para mi, la enseñanza no debe ser la alharaca dizque admiradora que si Chávez para allá o Chávez para acá, así el mismo lo reafirmara en sus palabras: "Tú también eres Chávez", porque él se utilizó de parámetro para impulsar un sistema de gobierno de mayor justicia que él quiso implantar, pero no he visto a nadie trascender más allá de la alegoría, porque tenemos miedo a darnos. Y creo que en las ganas de ser libre se nos va la vida, y de lo que se trata es generar el conocimiento que no somos solos, ni lo estamos, que la Libertad no es solamente una postura existencial, sino una concatenación de vida entrelazada con nuestra especie y con todo lo demás. Que se nace así. Que no la conocemos y la aprendemos en la vida, la que por cierto TAMBIÉN DESCONOCEMOS. Que en efecto, allí está una panda de parásitos pelagatos, que no saben dónde están parados pidiendo invasión, pero que tampoco el gobierno que nos representa ha sabido qué hacer con ellos, ¿miedo? Creo que al respecto, mínimo le falta discernimiento.

7- El mensaje entonces debe partir de LA HONESTIDAD del que está en el mando:

Somos seres limpios, no nos ensuciemos en el vicio y la corrupción, puesto que los ladrones no son modelos a seguir y nos separan del centro de la vida. Sí, ¡estamos vivos!, por lo tanto no permitamos que nos roben la vida los malandros, sean imperiales o cercanos. Y si vemos sucio, no nos callemos. SEÑALÉMOSLOS, por lo tanto ORGANICÉMONOS desde nuestra transparencia, que para eso es la virtud horizontal que tanto nosotros como los que mandan debemos promocionar para este país que amamos, o debemos APRENDER AMAR: aquí hay millones tan limpios como lo fue Chávez precisamente, que se salió de la mansedumbre gregaria y se rebeló en contra de las alienaciones de su momento, como la del dinero fácil, de la prebenda, del padrinazgo y por lo tanto, también bajar el peldaño y aprender de los señalamientos de los inocentes, porque si alguien debe ser pauta, es este pueblo inocente que siempre tiene y tendrá la razón. Pues si este gobierno quiere ser pauta, DEBE mostrar primero su transparencia, que ser libres no es una suerte afinada de los que están en el mando, sino una clave de los abocados por la JUSTICIA, Chávez su punta de lanza, y su honestidad, modelo que lo inflama, ya que este pueblo vive en cuaresma todo el año, vive su ayuno a la espera de su pascua; que este país está pleno de millones de esas fichas libertarias llenas de pura esperanza.

Veremos entonces pautas y más pautas donde asirnos, porque la creatividad no es un talento para pastores panteras, mientras los demás se desenvuelven cual obedientes ovejas. Pero si hay honestidad, la creatividad será aflorada; nadie estará encaramado sobre otros a expensas de migajas, de palancas y de estribos, sino que su calidad honesta será aupada, porque el gobierno que practica la honestidad, será verdaderamente HORIZONTAL, ejemplo de integridad, tal cual ese gobierno lo desea para sus hermanos, y porque sólo de esa manera puede esparcir virtudes sin mugre, y su país, un jardín que resiste para ganar territorio a la maleza.

¿Que esto es candor? No lo creo. Simplemente, riego con este poco de agua mi jardín que está resistiendo la sequía de esta cuaresma.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 788 veces.



Arnulfo Poyer Márquez


Visite el perfil de Arnulfo Poyer Márquez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Arnulfo Poyer Márquez

Arnulfo Poyer Márquez

Más artículos de este autor