Crítica ácida

Mensaje a los antipetro y los antipatria

En extrema babosería de inventos contra su lar nativo, babiecas que solo se contentan en su diario accionar insultando a los partidarios de la revolución bolivariana, creen haber encontrado la fórmula de descalificar a quienes regresan a Venezuela tras probar lo difícil de radicarse en el exterior, víctimas de xenofobia y actos desagradables que no suceden en este terruño, donde no atentamos contra los extranjeros, sean turistas, migrantes por condiciones económicas, desplazados o perseguidos políticos en sus naciones de origen.

Un escandaloso titular del periódico adeco "2001", se hace eco de chismes asegurando que quienes se acogen al retorno gratuito o vuelta a la patria, organizado por el gobierno nacional en numerosos vuelos desde varios países, es porque los gobiernos extranjeros rechazan venezolanos con antecedentes, y los culpan de elevar las estadísticas de delincuencia en las respectivas tierras que les habían acogido inicialmente.

Sin dejar de admitir cierto malandraje, o la desgracia de desesperación porque no encuentran como alimentarse y vivir, y han incurrido en crímenes pasionales y suicidios, tengo vecinos y los hay en toda Venezuela, gente trabajadora que decidió retornar, amas de casa inmerecidamente calificadas de delincuentes, estudiantes y profesionales universitarios que no son hampones, y narran sus incomodidades y experiencias allende fronteras.

A los disociados les duele que según información oficial bolivariana han regresado a su Venezuela natal desde Brasil 7.285; de Perú 3.759; de Ecuador 3.242; de Colombia 764; de República Dominicana 366; de Argentina 434; de Chile 612 de Panamá y una provino de Uruguay. No solo existen los motivos de retorno sino ataques inmisericorde de otra índole, felicito la maracayera Kenia, autora de valiente correo que indica "el petro debe ser la solución, la solución es y debe ser el uso, pero dónde lo uso para solucionar. No lo aceptan en pago de impuesto en alcaldías ni en el Saime, tránsito, etc. y menos para comida o medicinas.

Inteligente y hábil Kenia agrega "Alguien puede explicarle a estos señores que deben acudir a casas de cambio. Dejen de sabotear toda iniciativa económica. Puede alguien del Estado hacer cumplir acuerdos económicos que ordena el Presidente y dejar el miedo, las ventajas personales y olvidar por un momento sus intereses mezquinos, salgan a trabajar, ayudando y resolviendo la problemática del pueblo en general.

Expresivo el por qué la mayoría pacífica en toda la nación, no la han podido enloquecer saboteadores aguados. Los Kenia, Carlos, José, Ana, Pedro, Isabel, Katerina, Luis, Candelaria o cualquiera sea su nombre, conocen a desaliñados politiqueros oportunistas que en su condición de mente de pollo, (con el perdón de los animalitos que se conducen mejor que esos humanoides), son identificados como plenos y violentos desestabilizadores punzantes e ignorantes.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 580 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: