Docencia Amena

Miliciano acusa y es excusado

En días pasados nos abordó un miliciano muy molesto. Tal vez harto de la situación por no hallar explicación a tanta anarquía en la que nota severamente lo afectado en que están muchos de sus compañeros de fila e incluso las penurias que atraviesa su modesta familia.

Pareciera busca culpables. Ciertamente el haberse escuchado hablar de Socialismo, Revolución, Democracia Participativa y Protagónica llegó por medio del discurso de Chávez y la aprobación en 1999 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela para que cientos de venezolanos notaran un doloroso renacer de la patria. Fue hasta aquí que la partidocracia autoproclamada como Pacto de Punto Fijo solo se interesó en una pequeña porción de la población para que ésta solo acudiera a las urnas a votar y así continuar oprimiendo al pueblo trabajador sin que se diera el mínimo esfuerzo de citar cómo se construía el socialismo.

Es decir, gobernar con las fachadas de la socialdemocracia unas veces y otras tantas con la socialcristiana, siendo pocos o nulos los lugares destinados para esos encuentros de saberes y formación general que no comulgaban con esas directrices impulsadas desde muy arriba. La partido democracia degeneraba en otras organizaciones como si se tratara de vulgares divisiones.

Entonces, al traerse, antes de la llegada de Chávez al poder, este tipo de sociedad manejada por enclenques de la política es muy poco lo que tuvimos como preparación para que el pueblo asimilara al Socialismo como ese modelo económico, social y político impulsado por representantes populares y que incluso la idea está abrochada como esperanza real para la salvación del planeta entero. Fijémonos como la mano del hombre ha creado un desequilibrio en el ambiente cuando en hechos recientes dos reservorios forestales de vital importancia natural han sido devorados por el fuego producto del calentamiento global. Ahí están las imágenes de los casos del Amazonas y Australia, donde especie de animales corren, a esta hora, peligro de extinguirse. De modo que evaluarnos en un conjunto debe ser motivo para unificar criterios. ¿Acaso el plan de la Patria no nos los exige?

Más adelante el mismo miliciano vestido de aceituna nos increpa que esos que se autodefinen como revolucionarios no deberían llamarse como tal ya que un socialista no puede aceptar que algún miembro de su familia esté pasando hambre o esté urgido de medicinas.

Traté de interpretar lo que me había dicho: a ver, si la persona socialista es un ser con valores humano o inhumano, por lo que me tomé citar a un personaje simbólico de nuestra manifestaciones ancestrales, pues una de esas primeras formaciones tienen que ver con las enseñanzas traídas por la generosidad de Jesús de Nazareth, tratándose de querernos ״los unos a los otros". De ahí que muchos se aprovechen pasarse por listos o "vivos״ y cometan sendas estupideces. Por eso es necesario las personas tomen muy en cuenta cuando un joven empieza a conocer ciertas formas de interrelacionarse venidas del altruismo y la filantropía.

Para el miliciano la opción frente al gobierno le pareció por meses la encarnada por Juan Guaidó. Dice que lo veía asumir el poder y controlar ciertas estructuras financieras por cuanto creyó que el autoproclamado se administraría bien con la Citgo. Aseguraba que por medio de su liderazgo, Guaidó convencería no solo a un grueso de la juventud venezolana, sino a empresarios, militares y a los trabajadores petroleros. Pero al miliciano no le estaba cuadrando mucho la posición genuflexa ante el imperialismo de USA. Entonces reculaba el soldadito de hojalata media oxidada con lo de la ayuda humanitaria. Al pobre hombre se le hizo en la cabeza una auténtica mezcolanza.

La gravedad de este asunto radica en que muchos venezolanos conscientes de la amenaza imperial se fían de la inocencia aborigen que aún suele recorrer nuestros genes, cuando personajes grises de la talla del autoproclamado se visten de ovejas mostrándose para sí salvadores de su propio desastre.

Pues, también es revisable que entre nuestras organizaciones existan los confundidos por cuanto la preparación que realmente merece atención ya viene siendo la del papel de la alineación en el discurso político de pseudodirigentes que no están realizando su debido trabajo en las bases de las estructuras de la Ubch.

Y para rematar añade el miliciano, como justificando su bamboleo mental, los superiores los llevan a realizar trabajos con exigencias físicas, exposición al sol, poca ración de alimentos, algunos con indumentarias inadecuadas y tampoco reciben entrenamiento de defensa personal ni asisten a cumplir maniobras de ejercicio militar. Entretanto se habla de más de tres millones de milicianos inscriptos en la Fanb pero cuántos habrán como el que nos abordó? Al final, miren, quedó excusado.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1616 veces.



Brígido Daniel Torrealba


Visite el perfil de Brígido Daniel Torrealba para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a286039.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO