i Todo estará bien!

Los vicios del capitalismo han penetrado el proyecto revolucionario del sur y ahora con su último accionar de golpes judiciales, amenazan con evitar que avancemos y desarmar su estrategia solo es posible en conciencia y que se asuma con convicciones socialistas, enfrentar de una vez por todas la arremetida devoradora de su intención.

La mentira es uno de las artimañas que más usan para adormecer pueblos y la acompañan con dogmas religiosos y con pan y circo llenan las calles de bambalinas, que no son convincente y se empeñan en mantener cuado en revolución tiene que ser distinto.

Es comprensible que se trate de aliviar la deuda social del pasado: los que tienen puestos claves, deberían tener un mínimo de compromiso con el proyecto: pero el reconocimiento tienen que estar acompañado de intenciones de cambio hacia el nuevo enfoque y que poco a poco nos valla acercando a la abolición total del sistema IV republicano, en el caso de Venezuela.

No es de aceptar en un proyecto como el que estamos construyendo; que los vicios crezcan y evidencien que no se está cambiado lo que es necesario para la construcción; solo usando el nombre de revolución para mantener cautivó incautos, que no terminan de entender que la revolución tiene qué ser recíproca y solo puede avanzar en la medida qué va construyendo el nuevo ser que recibe valores y no solo la asistencia de lo material.

La revolución no puede sólo estar referenciada de forma mediática, en el fondo las piezas que se muestran evidencian capitalismo en todas sus intenciones; pareciera que estamos compitiendo por imponer a Wall Street en nuestra revolución y desaparecer valores humanistas y con ellos valores como el cono, que es el bastión que nos queda para seguir referenciando a Bolívar y no podemos permitir lo desaparezcan por completo (cualquier aceptación que se de a otra moneda debilita la que se tiene con Bolívar y la historia).

No vamos a negar que los ataques del imperio nos obligan buscar atajo para la paz; pero hay que tener cuidado con lo que entregamos a cambio; no podemos hipotecar el futuro por la Paz inmediata, si a la larga no está garantizada sin la soberanía que solo nos puede aportar la conciencia de clase y la convicción de. PATRIA O MUERTE, VENCEREMOS Y HASTA LA VICTORIA SIEMPRE.
SIN PATRIA NO QUIERO VIDA.
HAZTE CONCIENCIA.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 928 veces.



Antonio Machuca

Actor y militante revolucionario

 machucamelo@cantv.net

Visite el perfil de Antonio Machuca para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Antonio Machuca

Antonio Machuca

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a285550.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO