Mi palabra

¡Prepárense ante los alarmistas!

“Los que no moderan pasiones
son arrastrados a lamentables precipicios”

Andrés Bello


Es tan vil el trabajo del imperialismo, que en su loca desesperación antes el fracaso por apartar del poder a Nicolás Maduro, va dejando en el camino un desecho de humanos, pero este grupo de indignos, lejos de rectificar antes el desprecio, siguen haciendo el mismo papel de un auténtico infeliz. Los sacan, como unos verdaderos arrastrados, y al momento están en la puerta, buscando la compasión del amo.

En nuestro país, la lista es larga, y nadie sabe, cuando termina de crecer. La mayoría se presentan con un rosario de alarmas, faltándoles poco para pronosticar la llegada de un personaje celestial para reemplazar al autoproclamado. Total, la tarea es seguir presentando la víctima, como el victimario, y en esto el aparato mediático del imperialismo, tiene sobrada experiencia, el cual han puesto en práctica en varios países: en algunos le ha dado resultados favorables; en otros se han conseguido una férrea oposición, antes un pueblo con la capacidad suficiente para detectarle cualquier falsedad.

Lo cierto de todo este movimiento indetenible de la historia, protagonizado por los pueblos en busca de su independencia, es la forma, como el aparato –creado exclusivamente para mentir–de los gobiernos estadounidenses, van preparando a sus propagandistas, hasta llevarlos actuar de acuerdo a los intereses del momento. Verdaderos asesinos, como Posada Carriles, Orlando Bosch, y los venezolanos Freddy Lugo y Hernán Ricardo Lozano, autores directos en la voladura del vuelo 455 de cubana de aviación, causando la muerte de 73 personas, fueron defendidos y amparados por el gobierno estadounidense, como unos verdaderos héroes.

Este antecedente por demás macabro por parte del imperialismo, contra el pueblo cubano, les sirve de apoyo a los que no les importa perder la dignidad: los mercenarios, tantos en las armas, como en las escrituras, hasta llegar a inventar cualquier alarma y catastrófica falsa noticia (fake news en inglés) modalidad puesta en práctica en Venezuela, pero es tanto el veneno, que al final el pueblo ha conseguido el antídoto para rechazar a los propagadores de estos virus.

De no ser, por lo peligroso de estos métodos perversos, todo se podría agarrar para reír por lo gracioso, como se quieren presentar estos profesionales de la incitación. Conocidas fichas de la oposición, antes los últimos acontecimientos en países hermanos agobiados por la gravedad de la situación económica, han salido hacerle el trabajo al imperialismo, culpando al Presidente Nicolás Maduro, de ser el motor de la revueltas, que por momentos se calman, pero de golpe despiertan poniendo a temblar a gobernantes, que hasta hace poco se paseaban de país en país, con el único propósito: desestabilizar al proyecto bolivariano para beneplácito de Donald Trump, cuando en su propio terruño se encendían torbellinos, que ni la represión dirigida por el imperialismo puede callar.

La lucha de los pueblos, tienen un enemigo en común: el imperialismo estadounidense, y sus títeres; cuando dan el zarpazo, quieren esconder el hecho con miles de argumentos para presentarlo de manera muy compleja, utilizando a los mercenarios para el juego, cuando la realidad es una acción alevosa para entregarle las riquezas naturales de países hermanos a las oligarquías, y al gran necesitado de ese caudal por el consumismo despertado por el capitalismo en lo más profundo de los Estados Unidos.

El oportuno y esclarecedor artículo de Luis Britto García (¿Quiénes derrocaron a Evo?) * nos permite conocer, como manejaron el golpe militar en Bolivia , y a la vez nos enseña a identificar a los que colaboran descaradamente con los enemigos de nuestra patria, tan parecidos en cualquier país, donde el pueblo ha soltado las amarras que lo oprimen: los alarmistas de oficio; los que no descansan en su afán perverso y enfermizo de sacar de la nada, pero por pagas muy sustanciosas, tormentas que solamente existen en su imaginación; a los que siguen creyendo en la negligencia del pueblo para leer; a los que todo se lo achacan a Nicolás Maduro, y callan antes las medidas criminales de Donald Trump; a los que piden a gritos la dolarización del país, sin reconocer un ápice la culpabilidad de la grave crisis del país, desde el mismo momento, cuando acentuaron la presencia del dólar para estrangular la economía. Los farsantes siguen ensayando, pero el pueblo sigue aprendiendo del propio enemigo.

https://www.ensartaos.com.ve/quienes-derrocaron-a-evo/

https://www.aporrea.org/internacionales/a285046.html



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1024 veces.



Narciso Torrealba


Visite el perfil de Narciso Torrealba para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a285107.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO