Que esperar de Juan Guaidó el próximo 16 de noviembre

La oposición fascista y violenta encarnada hoy en día por Juan Guaidó ha preconizado un nuevo Armagedón para el sábado de la próxima semana que será 16 de noviembre. Por enésima vez, ha puesto fecha a lo que él ha llamado el "cese de la usurpación" de Nicolás Maduro, pretendiendo editar otro 23 de febrero de 2019.

Indudablemente, no podemos negar que este año 2019, año complejo, duro y difícil he hecho pasar mucha "roncha" a nuestro pueblo. Sin embargo, como lo señalábamos en varias de nuestras charlas en diversos espacios, la situación compleja del país, Suramérica y el Caribe no iba a ser eterna y la íbamos a poder solventar. Eso lo explicaremos someramente un poco más adelante.

Señalábamos que el sector opositor fascista que hoy encarna Guaidó quiere sumirnos en un fin de año sangriento y violento. Indudablemente deben "echar el resto", ante el fracaso de sus planes por lograr arrebatar a la Revolución Bolivariana el poder político.

Hay razones para ser optimistas y llenarnos de esperanza en este fin de año. No sólo por nuestro país sino por América Latina y el Caribe, como ya hemos señalado. No obstante, no podemos olvidar que el imperialismo no descansa, y sería ingenuo pensar que por la conservación del bastión de Bolivia y la recuperación de Argentina ya tenemos el "mandado hecho" y ya ganamos. Eso sería un error y demostraría a todas luces que no hemos aprendido la lección.

No olvidemos que dentro de un poco más de dos semanas se dará la segunda vuelta en Uruguay, y el Frente Amplio tiene un duro escollo ante una derecha que se ha unido y nucleado. Sin embargo, no perdemos la esperanza de que la izquierda en Uruguay pueda conservar el poder.

Pero, volviendo al frente interno, trataremos de dilucidar o esbozar los posibles escenarios a esperar de Juan Guaidó para el próximo 16 de noviembre.

Ciertamente Guaidó aspira a reeditar lo de comienzos de este año (cuando estaba en pleno boom de su "popularidad") cuando el 23 de febrero pretendió ingresar una supuesta ayuda humanitaria. En aquella oportunidad, alertábamos sobre la convocatoria que grupos vinculados con la oposición venezolana habían hecho a pranes y a integrantes de bandas criminales hamponiles que llevarían desde Caracas y otros estados hacia San Cristóbal, en el estado Táchira. Los mismos serían pagados en dólares con el fin de disparar a los efectivos de la FANB que resguardan los puestos fronterizos y en contra de las personas que estarán recibiendo la "ayuda humanitaria" en la manifestación convocada por Guaidó para ese día.

Una advertencia de estas características fueron formuladas por el diputado y constituyentista Julio Chávez, hace un par de días en el programa "Al Aire", conducido por Dahir Rahl y Pedro Yajure, por Venezolana de Televisión.

Pero mucho antes, el propio Jefe de Estado Nicolás Maduro, denunció sobre los planes violentos que tendría el fascismo para este mes de noviembre. Y como señala el refrán: "En guerra avisada, no mueren los soldados, y si los matan, es por…"

Asimismo, en artículo que escribimos el 18 de febrero, alertábamos sobre esto, que nos permitiremos reproducir integralmente:

"Tal y como varios analistas hemos advertido, y debido a que el primer plan fallo por razones ajenas a sus planificadores, ahora el ataque que se prepara se monta en base a estos supuestos que nos han llegado de igual manera:

1.- Guaidó declararía el 23 de febrero que "entrará la ayuda humanitaria por Cúcuta".

2.- El ejército venezolano se encuentra apostado en la frontera.

3.- Cientos de venezolanos residentes en Colombia irían hacia la frontera el día sábado 23 para ingresar a Venezuela… Todos animados, apoyados y patrocinados por el Estado colombiano y EEUU (¿se podría decir que los llevan a una emboscada?).

4.- Existen paramilitares colombianos infiltrados entre los manifestantes venezolanos.

5.- Los camiones con "ayuda humanitaria" pretenderán entrar junto con los manifestantes.

6.- CNN, BBC, RCN, Caracol, y demás medios internacionales se encuentran apostados a los alrededores para filmar las puestas en escena.

7.- Se advierte sobre la posibilidad real de que el ejército venezolano impida la entrada de esta ayuda y de estas manifestaciones a territorio venezolano.

8.- Paramilitares y francotiradores apostados en la frontera del lado colombiano comiencen a disparar a mansalva a los mismos manifestantes y opositores al azar.

9.- Medios de comunicación filman esas escenas y las muestran al mundo. Las mismas serán presentadas como noticias de última hora de las fake news, que se han puesto a la orden del día, y con el siguiente titular: "Nicolás Maduro reprime a los manifestantes, ocasionando muchos muertos y heridos".

10.- Esto evidentemente y por efecto cascada, generará un pronunciamiento internacional de diferentes instancias, sobre estas "acciones".

11.- Es ahí donde EEUU envía a sus portaaviones para castigar a Maduro.

12.- La acción de invasión militar se pondría en marcha con paramilitares colombianos que se harán pasar por venezolanos.

Esto es solo una de las hipótesis, pero recordemos que cualquier parecido con la realidad no es pura coincidencia.

Tampoco podemos descuidar la fachada de la frontera por los lados de estados como Amazonas, Bolívar, con países como Guyana y Brasil; ni la fachada del Caribe, donde está el ABC del Reino de los Países Bajos, me refiero a las islas de Aruba, Bonaire y Curazao".

Evidentemente, este plan de febrero, ha sufrido algunas variantes. Aquí algunas claves para advertir lo que podría venir la semana que viene:

1.- Desde hace dos semanas, en Maracaibo, estado Zulia, se han registrado no menos de cinco ataques con granadas. Lo que advierte la reactivación de las células durmientes de las BACRIM de cara a la convocatoria de Guaidó para el 16NOV.

2.- La mafia del Grupo de Lima, ante los descalabros sufridos en Bolivia y Argentina, se reunirá (para el momento en que estas líneas sean publicadas) en Brasil para replantearse las estrategias con su mirada puesta en Venezuela.

3.- Los paros de sectores estratégicos como Educación, Salud, Petróleo, entre otros que se estarían articulando con los de educación básica, universitarios y de la salud, en el marco de impulsar una agenda de confrontación y de conflictividad social contra el Gobierno Nacional que dirige Nicolás Maduro. A ello podrían sumarse de las empresas básicas de Guayana, y de otros sectores del país. La estrategia apunta a la confluencia de paros y manifestaciones por parte de diversos sectores, de manera que confluyan en una eventual huelga general que contribuya a generar eventos violentos similares a los ocurridos el 11ABR2002.

Importante es de señalar que no nos oponemos a la protesta enmarcada en los preceptos establecidos en el artículo 68 del texto constitucional. Protestas por luchas por mejores condiciones laborales y salariales las reivindicamos y las apoyamos. Lo que no se puede apoyar es que ciertos actores políticos disfrazados de dirigentes sindicales y gremiales utilicen de fachada estas luchas, para impulsar operaciones de cambio de régimen, fuera del marco constitucional.

Aunque también, autocríticamente debemos reconocer que la postergación en la discusión de contratos colectivos y la promulgación de memorandos que desmejoran las condiciones laborales y salariales, han dado el instrumento necesario a los enemigos de la patria para que nos ataquen. Aquí se demanda necesarias reivindicaciones.

4.- No se pueden olvidar las declaraciones del jefe del Comando Sur de EEUU, Craig Faller, quien dio hasta final de este año 2019 para poder intervenir militarmente en Venezuela. Y ya el tiempo se les está poniendo en contra.

5.- La politización de la muerte de ciertos dirigentes políticos como Edmundo Rada, ex concejal de la organización Voluntad Popular, cuyo móvil fue pasional, pero que Guaidó pretendió responsabilizar al gobierno de Maduro. Gracias a la labor de los cuerpos policiales y a la excelente explicación del Ministro Néstor Reverol, se develó la verdad de lo ocurrido con Rada.

6.- La develación de expedientes de corrupción, e imposición de recientes medidas coercitivas unilaterales a un grupo de militares y dirigentes emblemáticos del chavismo (como por ejemplo el A/J y jefe del CEOFANB Remigio Ceballos Ichaso y el constituyentista Pedro Carreño) a ver si logran el quiebre de la autoridad y de los mandos a lo interno de la FANB, señalar ante la opinión pública internacional que en Venezuela no hay "gobernanza" ni "gobernabilidad", reforzando las tesis de Estado Fallido y Estado Forajido, para legitimar una intervención militar de tipo "humanitaria" a Venezuela.

7.- Intentos de reedición del caso de los "narco sobrinos", ahora vinculando al hijo del presidente Maduro, Nicolás Maduro Guerra, y al sobrino de la Primera Combatiente Cilia Flores, el ex tesorero nacional, Carlos Erick Malpica Flores. Esto para minar la imagen y sembrar un manto de dudas y desconfianza en la pareja presidencial.

8.- Los intentos de boicotear y sabotear los acuerdos políticos firmados por la representación del gobierno y algunos sectores opositores (Claudio Fermín, MAS, Henri Falcón, Bandera Roja, Timoteo Zambrano, Javier Bertucci, Juan Barreto, COPEI, etc.) saboteando la designación de un Poder Electoral que permita garantizar salidas dialogantes y electorales para dirimir la actual coyuntura política en Venezuela.

9.- La preparación y pronunciamiento por parte de la Cruz Roja Internacional referido a la supuesta emergencia humanitaria compleja que viviría al país durante su reunión internacional a escenificarse en Ginebra durante el 9 y hasta el 12DIC2019.

10.- La posibilidad de subida del dólar paralelo para finales de noviembre y comienzos de diciembre, para continuar confiscando el poder adquisitivo de la familia venezolana, y actuar como principal desestabilizador económico en nuestro país.

11.- El tema Guyana, que varias veces lo hemos tratado en diversos artículos.

12.- El tema también de las elecciones para elegir un nuevo gobierno en España, el cual será el próximo domingo 10 de noviembre, y que ha sido muy poco tratado en los análisis geopolíticos de algunas y algunos.

Pero este estado de cosas es, porque los enemigos deben apurar la marcha ante el inminente cambio en la correlación de fuerzas a nivel de gobiernos en América Latina y el Caribe.

Además de ello, la posibilidad del impeachment a Donald Trump, que no sólo no le permita culminar su mandato, sino que le cierre el camino a su reelección, ante la entrada del año electoral en EEUU, es otro elemento a considerar en los análisis.

Y esto también es así, porque todos sabemos que luego del 17 de diciembre, el ritmo de las actividades políticas y de diversos órdenes desciende, debido a la entrada de las festividades navideñas de diciembre. Esto que forma parte de la idiosincrasia del venezolano y la venezolana actúa también como elemento en contra de los planes desestabilizadores, y favorable a la causa revolucionaria.

Evidentemente Guaidó no tiene la capacidad de convocatoria y de movilización política para comprometer la estabilidad institucional de Venezuela. Si fuese así, no andaría diciendo que no participará en elecciones, así se designe un nuevo CNE.

De ahí que su desespero lo hace tornarse un tanto peligroso, pues ahí es en donde se activarían las células terroristas y paramilitares, y pueden hacer daño y fregar a algunos de nuestros cuadros más valiosos.

Así que mi recomendación por estos días, es a estar con los ojos bien abiertos, atentos y prevenidos.

¡Leales Siempre! ¡Traidores Nunca!

¡Independencia y Patria Socialista!

¡Viviremos y Venceremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 7061 veces.



Juan Martorano

Abogado, Activista por los Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiter@s Socialistas (RENTSOC).

 jmartoranoster@gmail.com      @juanmartorano

Visite el perfil de Juan Martorano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a284149.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO