La I latina

 "¡Si la I latina es la más desgraciada de las letras… puede ser!" Expresión impresión expresiva impresiva, que léese en el libro La I Latina de José Rafael Pocaterra. La conjunción copulativa (I,Y) y la conjunción disyuntiva (O), son aspectos límbico antagónicos, con las mismas características de los casos límite contradictorios tercio excluso aristotélico y tercio incluso estagirita, que trae consigo que (I,Y) es conjunción copulativa inclusiva, en tanto que (O), es conjunción disyuntiva exclusiva gergebushiana del derrumbe de Las Torres Gemelas Neoyorquinas, del 11/09/2001, día de La Virgen de Coromoto, de lo que síguese otro de los casos límite contradictorios, conjunción disyuntiva exclusiva y conjunción copulativa inclusiva, lo que muestra que ha de haber forzosamente, un medio, como en las expresiones límbica encontradas, exceso y defecto, de la gran moral aristotélica. Ha de haber una conjunción copulativa inclusiva abismal, que es la que caracteriza a todos los casos límite contradictorios de la forma ser y noser, de la literatura védica upanishad sánscrita, que no de otra suerte que como cuando háblase de tercio incluso aristotélico profundo, entre tercio excluso y tercio incluso. Lo que enseña que la I latina es la más desgraciada de las letras y la más agraciada de las letras, en la I latina conjuntiva inclusiva abismal profunda, tal fiel de la balanza en los platillos límbico paradójicos, ser y no ser, fiero fiel fidedigno, del golpe feroz cesarvallejoiano teleológico, tercio incluso aristotélico profundo, en la sombría penumbra whitmaniana, en que nacen el huevo y la gallina, en la gracia agraciada graceja de la I latina en eterna noria notoria, casina asina asín así tina que tina tina latina, que no de otra suerte que como cuando, Rosa María, en la Calle Alegría de San Carlos, hechábanos y echábanos, aun y aún, mas y más, solo y sólo, sabana y sábana, el cuento párvulo paido pendejo del Gallo Pelón, y, el vayan a orinar pa’que se acuesten, en la vasinilla blanca borrosa de peltre desconchada por todas partes de flores rosas rosadas difusas, tras la puerta del cuarto del hacinamiento rancho inolvidable, tanto golpeada la vasinilla, que otras veces iba al cántaro miao familiar como golpeada rota aterrada señorita tísica típica maestra I latina docente enfermiza, en el texto de José Rafael Pocaterra.

"¡Si la I latina es la más desgraciada de las letras… puede ser!" Expresión impresión expresiva impresiva, que léese en el libro La I Latina de José Rafael Pocaterra: "La I latina, la mujer flaca —y se me ocurría de un modo irremediable la figura alta y desmirriada de la Señorita…— ¡Señorita, el "niño nuevo" dice que usted es la I latina!... — ¡Si la I latina es la más desgraciada de las letras… puede ser!" Respondía, endenantes, la maestra. Referíase, José Rafael Pocaterra, a la percepción poética párvula de su maestra, del tamaño de un largo féretro blanco, que, endespués, avergonzado, José Rafael, el chamito, desde ese día, y cada vez, más avergonzábase, cuando pasaba el puntero teodolito espectacular sobre aquella letra miserable inquebrantable, que erguida como los árboles mueren de pie en la escuela. Todo este cuento viénese, por la exclusión de la conjunción copulativa inclusiva, que está ocurriendo con la I latina en la leyenda de todas las informaciones escritas y al pie de la pantalla de las noticias de Telesur. Quizás y sin quizás, esto no es problemas para los chamos, que ven y leen mejor que los adúlteros mayores, pero esta nugatoria exclusiva inadvertida atenta con el derecho Constitucional en una Democracia Participativa Protagónica, de leer sin tropiezos. Dígolo, por cuanto Rosa María, con más de 90 años, cuéstale una bola leer los espacios escritos en pie de pantalla de las leyendas de Telesur, al no poder encontrar en el entorno lingüístico y entorno físico, a su alfabetizada I latina de Mi Libro Vaquita y Mi Libro Mantilla. Casina asina asín así tina que tina tina latina, que no de otra suerte que como cuando Machú, la vecina de Rosa María, corre igual suerte por comilona glotona I latina, lavativa televisiva Telesur latina y, como decíame mi profe de Matemáticas, si se cumple pa’uno, se cumple pa’dos, ergo vergo sea dicho que cúmplese pa’n; y, la inducción matemática cúmplese pa’los 5 millones de pensionados, de modo que no hay que violentar el derecho y el Derecho Constitucional a tan pasmado número de pensionados. "Manos a labor, que en la tardanza suele estar el peligro", Quijote (I, 29).

Si, "¡Si la I latina es la más desgraciada de las letras… puede ser!" Expresión impresión expresiva impresiva, que léese en el libro La I Latina de José Rafael Pocaterra. Entonces sea dicho que la I latina conjuntiva inclusiva abismal profunda, es la similaricadencia del fiel de la balanza en los platillos límbico paradójicos, ser y no ser. Ergo vergo sea dicho que la I latina es fiero fiel fidedigno del golpe feroz cesarvallejoiano teleológico, tercio incluso aristotélico profundo, en la sombría penumbra whitmaniana, trecho estrecho arrecho entre el dicho y el hecho. Ergo vergo sea dicho que la I latina es Derecho y derecho Constitucional en una Democracia Participativa Protagónica que Telesur ha de recobrar. Ergo vergo sea dicho que con el Quijote (I, 29): "Manos a labor, que en la tardanza suele estar el peligro."



Esta nota ha sido leída aproximadamente 593 veces.



Miguel Homero Balza Lima


Visite el perfil de Miguel Homero Balza Lima para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Homero Balza Lima

Miguel Homero Balza Lima

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a283695.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO