Guerra y productividad

Conversando con camaradas de las Leyes que rigen el destino de la sociedad y además acumulan años en la actividad política por la paz y el socialismo, hemos topado con argumentos que hoy presentamos, para el debate o para el dialogo (como lo dicen ahora). El primer elemento a señalar, es que hemos tratado de hacer de Venezuela un país potencia industrial, basado en que este territorio posee inmensas riquezas. Claro, este suelo venezolano tiene ese potencial, tomando en cuenta y eso hay que reconocerlo. Con unas instalaciones destartaladas de la industria petrolera; junto con una petroquímica, el hiero y el acero, sumado a la del aluminio, y al grave problema de la electricidad, esencia y motor para mover el musculo industrial de un país. Por ejemplo la empresa del aluminio Venalum, tiene 905 celdas y solo 80, según datos suministrados se pueden activar. Alcasa con 396 y todas apagadas.. Nuestra generación eléctrica no está en capacidad para activarlas. Esto es la industria del aluminio. Ahora nos preguntamos, a donde van a recurrir los Consejos Productivos de Trabajadores (CPT) de estas dos empresas del aluminio para elevar la producción al cierre de este año. ¿Qué areas verdaderamente en capacidad para ponerlas a producir? ¿Que modelo de gestión podrán desarrollar?. ¿Dónde quedan los derechos contractuales y la seguridad industrial y social de las empresas y trabajadores?. Oímos en varios círculos que insinuaban desempolvar el cacareado Plan Guayana Socialista. Como si el socialismo fuese una mera consigna o una lluvia de objetivos a alcanzar que caigan del cielo. Muchos errores hemos cometido, en lo que va de gestión en las empresas del hierro y del acero; entre ellas vemos como turistas, convertidos por azar en gerentes, que no dominan la realidad a la cual fueron designados, pretenden dirigir a las empresas básicas, CVG y hasta ministerios. El caballo puede ser muy bueno; pero el jinete no es buen látigo.

Hay un caso que nos pone bajo la expectativa que estamos utilizando la demagogia. En Ciudad Guayana existe conocimiento acumulado de cientos de hombres y mujeres, con capacidad a prueba para impulsar la productividad; pero nos quedamos esperando la fulana chamba para ADULTOS MAYORES, que por los pitos que tocan fue olvidada o cremada sin los actos velatorios. Lamentablemente esto pasa en Venezuela, agredida además por el imperio, por negarnos a ser colonia gringa.

Queremos igualmente señalar o que se nos aclare, quien o quienes harán la contraloría o lo que es menos controversial su administración de esta producción. Qué papel tendrán los sindicatos en esta planificación de los CTP o serán sustituidos por ellos. Porque se está hablando del derecho de los trabajadores para nuevos contratos colectivos. Donde quedarían los derechos adquiridos en los años de lucha clasista. Nos dirán que en el camino arreglamos las cargas. Se estará improvisando. Amanecerá y veremos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 481 veces.



Luís Roa


Visite el perfil de Luís Roa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a283682.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO