Besar el trasero y besar el escroto

Si la Rea, ha admitido la expresión, mama güevo, cuando oyera, la REA, al niño Miguelángel, que no decía huevo en su inocencia poética borrosa, sino güevo, síguese que la titularidad del artículo, ha debido ser, mamar el culo y mamar el güevo, asina, asesina, que no de otra suerte, y, no ha de ser preocupación educativa, cuando los chamos en las escuelas comunícanse con tan grandiosa expresión borrosa común en el exoplaneta de los sexos, sin aviso y sin protesto, en la modernidad ilustrada originaria griega, mas y más, todavía, la REA ni la Sexología, no nos ha preparado para mamar el güevo, aun y aún, el Guajiro de San Carlos, al desnudo hace ya mucho tiempo, el mismo, consigo mismo, en arcado cuerpo en su catre circense monumental, a su pene erecto acariciábale, y, mamárale, que es cuestión de tiempo y de momento oportuno del ano a lo quevedoiano, de gracias y desgracias del ojo del culo. En los cuentos jocundos, que hay que leerlos en lectura poética rítmica cama sinusoidal, que no en prosa prosaica catre lineal, con sabor poético y sin sabor prosaico, casos límite contradictorios borroso difusos difuminados, que ya los griegos practicábanlo, y, Quevedo, cantábalo.

Lo de besar el trasero y besar el escroto, deviene de la página de Aporrea, véase: https://www.aporrea.org/internacionales/n347740.html: "Trump sobre Joe Biden: Solo fue un buen vicepresidente porque sabía cómo besarle el trasero a Barack Obama. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, arremetió contra el exvicepresidente y aspirante a la candidatura demócrata en las elecciones de 2020, Joe Biden, y contra su hijo Hunter en su último discurso en Minnesota. Solo fue un buen vicepresidente porque sabía cómo besarle el trasero a Barack Obama. Tu padre nunca fue considerado inteligente, nunca fue considerado un buen senador, apelando al hijo de Biden ante el público del Target Center en Minneapolis, que ha recibido las declaraciones con aplausos y vítores. Esta ha sido una semana difícil para el presidente estadounidense, quien ha sido duramente criticado por los miembros tanto del partido demócrata como de su propio partido por retirar las tropas estadounidenses del norte de Siria. Entre sus detractores se incluye Biden, que este jueves culpó a Trump de que se dejara "timar" por Turquía al acceder a la retirada de las tropas, algo que, afirmó, suponía una "traición" a sus propios militares."

Lo de besar el trasero y besar el escroto, son casos límite contradictorios borrosos, en que cúmplese aquello: "Qué tiene ver las pestañas con el culo", que deviene de un Donald Trump, derrotado y rabioso, que rempujado por el torbellino de la REA, busca afanado los votos, guíndase de cual diablo ardiendo y clavo de jorno, que con los panas y los panes en forno horno porno, bésase con el demonio. A Donald Trump, encántale besar el trasero y besar el escroto a Barak Obama, en tanto que a su exvicepresidente, Joe Biden, asegún, Trump: "Fue un buen vicepresidente porque sabía cómo besarle el trasero a Barack Obama" ¡A ver! Como decía don Tomás, exgobernador de Cojedes, ha de verse, quién ha sido el que mejor ha sabido mamarle el culo a Barak Obama, el creador del Derecho Inusual Extraordinario Norteamericano, ante el fracaso y derrota, de su antecesor, George Bush, por el pueblo venezolano en abril flores mil, más mil, más mil, más dos, o sea, en 2002, en respuesta al derrumbe de Las Torres Gemelas Neoyorquinas del 11 de septiembre de 2001, día de Nuestra Señora de la Coromoto, derrumbe del principio aristotélico del tercio excluso, y la aparición del tercio incluso estagirita, y, surgimiento del tercio incluso aristotélico profundo de la penumbra sombría whitmaniana, trecho estrecho arrecho del dicho y del hecho, plátano jecho chavista grueso. Asina, y no de otra suerte, nace el Derecho Inusual Extraordinario Norteamericano Barakobamaiano, a ser aplicado al pueblo venezolano aguerrido movilizado, ejemplo y aviso al pueblo bravío ecuatoriano, Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, en mano, ataca y lanza fuego güevo huevo ideológico ofensivo metralleta convite cívico mílite, de victoria en victoria. Derecho Inusual Extraordinario Norteamericano Barakobamaiano, convertido por Donald Trump en mama güevo trasero, y, el resultado de la aplicación, es que el pueblo aguerrido venezolano, no ríndese ante la práctica de su exvicepresidente Biden a Barak Obama, y, la suya que no deja de ser la peor de las orogenitales prácticas sexuales políticas barakobamaianas a escrotos y macanas al oprobioso presidente de la política norteamericana, que Donald Trump, no afloja, con el bloque total económico comercial financiero, al pueblo venezolano guerrero, ejemplo y aviso al pueblo bravío ecuatoriano, que con el eslogan: ¡No more Trump!, al tum tum, sacarálo de la escena política en la próxima elecciones que vienen en octubre de 2020. Porque, el que métese con Venezuela, ¡SÉCASE!

Lo de besar el trasero y besar el escroto, son casos límite contradictorios borrosos, en que cúmplese aquello: "Qué tiene ver las pestañas con el culo", que deviene de un Donald Trump, derrotado y rabioso, que rempujado por el torbellino de la REA, busca afanado los votos, guíndase de cual diablo ardiendo y clavo de jorno, que con los panas y los panes en forno horno porno, bésase con el demonio. El pueblo venezolano movilizado, ejemplo y aviso al pueblo bravío ecuatoriano, desde el 11 de abril flores mil, mil más mil, más dos, o sea, 2002, enrédase el magín, con flores mil, cúlpolo al culo germánico alzheimeriano, que no de otra suerte, asina en Cien Años de Soledad, cuando llegara el Alzheimer a la población de Macondo, del que no pudo fugarse el poeta gabo colombiano. Macondoiano estado alzheimeriano, que llegarános, en pasajero breviario camino, grande comino visionario, olvido lleno de memoria y vacíos huecos agujeros negros, que no culos oscuros chiquitos negros antonioherreraianos sancarleños del borroso 69 cojedeño, y, huecos agujeros negros, del que el valiente pueblo guerrero venezolano viene aflojando y sorteando con el más grato placer de victoria, de equilibrio dinámico dialéctico dialógico difuso, tercio incluso aristotélico profundo, de unidad de contrarios y de luchas paradójicas ¡DIPLOMACIA HISTÓRICA VENEZOLANA SINUSOIDAL LUDOVICOSILVAIANA!

Si lo de besar el trasero y besar el escroto, son casos límite contradictorios borrosos, en que cúmplese aquello: "Qué tiene ver las pestañas con el culo", que deviene de un Donald Trump, derrotado y rabioso, que rempujado por el torbellino de la REA, busca afanado los votos, guíndase de cual diablo ardiendo y clavo de jorno, que con los panas y los panes en forno horno porno, bésase con el demonio. Entonces esa dicho que ¡A VENEZUELA RESPÉTASELE!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1729 veces.



Miguel Homero Balza Lima


Visite el perfil de Miguel Homero Balza Lima para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Homero Balza Lima

Miguel Homero Balza Lima

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a283372.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO