El mapamundi

Cuentan algunos cortesanos que en un salón dedicado al estudio en el Palacio de Miraflores años atrás existía un mapamundi que ocupaba toda una pared lateral, que era luminoso y dotado de varias formas de señalización, líneas fosforescentes, luces de diversos colores y ayudamemorias. El mapa era similar a uno que existe en el pentágono y a otros que existen en el kremlin y diversos países europeos. Lamentable, el mapamundi de miraflores fue sustituido. Ahora, en esa pared se pueden observar tres pizarrones con poco uso, dicen que el mapamundi fue arrumbado en un depósito en los sótanos. El hecho marca la calidad de la política internacional del gobierno.

El gobierno carece de visión internacional, se desenvuelve en su estrecha visión aldeana, personaliza la política internacional, la trivializa: "el camarada trump está engañado", "duque nos odia". Por supuesto que el gobierno camina ciego por el planeta real, sin visión universal, como el aldeano vanidoso, sin mapamundi. De esta manera, está a merced de las cancillerías de las grande potencias. Parece que éste es el destino de los países subalternos: ser meras piezas de una lucha internacional que no comprenden. Veamos.

El mundo es capitalista total, no hay país que escape a esta realidad. Y sabemos que el capitalismo es competencia, rivalidad a todos los niveles, desde el individual hasta el planetario, la familia, el comercio, los países todos están en guerra, algunas veces solapada, otras más visible, pero siempre hay un enfrentamiento, guerra fría o caliente, esa es la naturaleza del capitalismo. El juego consiste en el equilibrio de competir sin tumbar la mesa, manteniendo el sistema, la repartición, las reglas del juego.

Venezuela no escapa a esa lógica. Bien cándido el que crea que la política actual es esta pantomima de guaidó, maduro, timoteo, jorgito, delcy, ramos…esos son simples actores secundarios. Los verdaderos centros de decisión están en Washington y en Moscú. Para entender la política de aquí dentro hay que entender la política del planeta, los bloques en pugna, sus intereses. Ellos se ponen de acuerdo y llaman a sus subordinados a reunión para dictarles el catecismo.

Va guaidó a Gringolandia y maduro va a Moscú; allá los sientan, les pasan la lección y les dejan las tareas. Putin dice que no intervengan, que el problema de Venezuela lo arreglen los venezolanos y, simultáneamente, dicta órdenes: "diálogo como en noruega", lo que se puede leer también como: "nicolás, deja el invento con Colombia".

Queda claro que las dos grandes potencias, que siempre están en pugna, tienen intereses encontrados en Venezuela. Los gringos defienden su patio trasero, a su continente, no permiten un Estado fallido, pésimo ejemplo para el resto del continente que no le garantiza estabilidad ni eficacia a nadie. Los rusos no pierden oportunidad de fortalecerse un poco aquí para tener una moneda de negociación en otros lugares del planeta. Cambiarán a maduro sin pensarlo dos veces por algunas ventajas en su parte del globo, ellos saben que si maduro sigue en el gobierno este país no es viable, se hunde, maduro es sólo una moneda de cambio para ellos, no un proyecto estratégico. Ya acordaron con los gringos para garantizar su inversión aquí.

Luchamos para que el próximo gobierno tenga en Miraflores, en su mente y su corazón, su propio mapamundi, como lo tuvo Chávez, como lo tuvo el Libertador.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1648 veces.



Toby Valderrama Antonio Aponte

elaradoyelmar.blogspot.com

 elaradoyelmar@gmail.com      @elaradoyelmar

Visite el perfil de Toby Valderrama Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: