Mi evaluación de la coyuntura en este momento

El artículo referido a “Más sobre el tema de Guyana y como nos están montando en la olla con respecto al tema del Esequibo: Revelaciones candentes”, ha tenido también un importante impacto, el cual promete una segunda parte para la próxima semana, luego de terminadas de recabar y procesadas nuevas informaciones y donde haré revelaciones aún más fuertes con respecto a un tema espinoso, pero que es necesario seguir formulando denuncias, por el interés supremo de mi patria.

Pero, luego de la entrevista que concedí a la cadena Sputnik en su versión radial, para el programa “Que pasa”, conducido por el periodista Victor Ternovsky, debo señalar que, desde el punto de vista técnico, tengo mis observaciones, puesto que por momentos se metía un pitido, que no permitió captar algunos de los señalamientos que hice en esa oportunidad. Además de ello, algunos buenos amigos la consideraron un tanto atropellada, y les aclaro que esta percepción es así, ya que se me indicó que lo que tenía eran cinco minutos, y tenía que ejercer un apretado ejercicio de síntesis, puesto que el tiempo de radio y televisión es muy corto.

De todas maneras, las advertencias y señalamientos sobre las denuncias del denominado “Septiembre Negro” (el cual aprovechó para aclarar, no lo hago con ningún tipo de connotaciones de índole racial ni la señalé desde la perspectiva revolucionaria, sino desde la óptica del fascismo que quiere yugular y extirpar “el mal ejemplo” de la Revolución Bolivariana) han venido cumpliéndose tal y como lo indican los manuales de la CIA, el Mossad y cuanto servicio de inteligencia hostil contra Venezuela indica. Hasta ahora todas las intentonas han fracasado, pero no por ello podemos bajar la guardia y descuidarnos.

Pero también es importante, ante este escenario de dificultades, de momentos duros y difíciles, formular algunas observaciones, puesto que hay cosas que no estamos haciendo bien. No sólo basta el discurso político-ideológico, necesario e importante más no suficiente, puesto que también se requiere gestión y solución a los problemas más sentidos de la población en estos instantes. Para ello somos gobierno.

Un primer elemento que quiero traer a estas consideraciones y análisis tiene que ver con que hace poco más de una semana, el ciudadano Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Comandante en Jefe de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, Jefe de Estado y de Gobierno, Nicolás Maduro Moros, giró una instrucción precisa y nuevamente al compañero ministro del Poder Popular para Industrias y actual Vicepresidente Sectorial de Economía, Tarek El Aissami de atender y fijar “los precios acordados” de alimentos, medicamentos, bienes y servicios. En la evaluación que hago, lamentablemente debo señalar que no se ha hecho ABSOLUTAMENTE NADA, y los precios continúan incrementándose inmisericordemente.

Una gran vulnerabilidad y amenaza a nuestro proceso revolucionario, tan peligrosa como la posibilidad de una acción armada contra el territorio venezolano por parte de EEUU desde Colombia, tiene que ver con la falta de controles, de seguimiento y evaluación de las políticas públicas. Mientras eso siga así, este despelote va a continuar.

¿O no será más bien que me estoy poniendo muy intenso y llegué tarde? ¿O será que el ministro y vicepresidente de economía El Aissami ya comenzó a trabajar en lo que le encargó el propio Presidente de la República? Por cierto, y esto no se me puede escapar, estas mismas preguntas valen para la propia Vicepresidenta Ejecutiva de la República, Dra. Delcy Eloina Rodríguez Gómez. Es que en estos momentos me surgen tantas interrogantes, que espero puedan tener algún tipo de respuesta.

Y no lo señalo precisamente por mí, que apenas soy una individualidad, sino por el colectivo nacional que se hace muchas más preguntas que yo, pero que por razones de tiempo y espacio no la vamos a formular por esta vía.

El otro tema tiene que ver con las recurrentes fallas o interrupciones no programadas del servicio eléctrico nacional. Indudablemente estas situaciones se han venido incrementando en la capital de la República, y en estados como Miranda, Vargas, Falcón, Anzoátegui, Bolívar, Zulia ni hablar (la situación en ese estado es verdaderamente delicada y de emergencia) por sólo mencionar algunos. Y lo peor, es que el prófugo Winston Cabas ya señaló desde hace algunas semanas atrás, la posibilidad de ocurrencia de un “nuevo apagón” como los ocurridos los días 07MAR2019 y 22JUL2019.

Pero con el agravante de que en esta oportunidad, no podríamos restituir de manera tan pronta el servicio eléctrico a nivel nacional, si no en un plazo no menor de 60 días, lo cual afectaría servicios como Metro (el país cuenta con 4: Caracas, Valencia, Maracaibo y Los Teques) más el sistema de ferrocarriles que une a Caracas con los valles del Tuy; afectación de servicios de agua en la capital de la República, servicios clínicos y hospitalarios, telecomunicaciones, entre otros.

Eso sin contar con las posibles acciones de calle que los grupos fascistas de Primero Justicia, Voluntad Popular, Vente Venezuela y Acción Democrática podrían realizar en aras de lograr el derrocamiento de Nicolás Maduro y un cambio de régimen en el país.

Como me indico una persona muy importante, y que goza de mis más altas consideraciones de afecto, aprecio y estima. Donald Trump antes de irse no quiere hacerlo sin antes llevarse por los cachos a Nicolás Maduro. Así que debemos estar atentos y prevenidos ante estas apreciaciones.

Un tercer elemento tiene que ver con la Liga Venezolana de Beisbol Profesional. Un pasatiempo y un “escape” que tenemos todos los venezolanos y venezolanas, y que también se encuentra amenazado por las actuales circunstancias políticas y las medidas coercitivas unilaterales impuestas al país por la administración Trump. Recientemente Juan José Ávila renuncio a la presidencia de la liga, alegando “razones familiares y personales”. Pero en el fondo sabemos que ahí mediaron presiones y la reciente imposición de la Major League Baseball de EEUU de prohibir a jugadores estadounidenses y venezolanos de Grandes Ligas, a participar en la pelota invernal venezolana.

Lo cierto del caso es que en la LVBP procedió a una serie de reuniones extraordinarias, y han elegido como nuevo representante de esta organización a Giuseppe Palmisano.

Lo importante de esta información es que sería un extraño debut por parte de Palmisano, quien se estrena en la directiva de nuestra liga, con una más creciente posibilidad de suspensión del campeonato de beisbol profesional invernal, lamentablemente por razones politiqueras.

Esta sería la segunda vez en menos de 20 años de la llegada de la Revolución Bolivariana al gobierno que se da una suspensión de estas características. La primera ocurrió en el año 2002, en medio del paro- sabotaje petrolero en contra del Comandante-Presidente Hugo Chávez. Era en ese entonces presidente de la LVBP el inefable cargador de maletines de Luis Herrera Campíns, el copeyano Ramón Guillermo Aveledo.

¿Qué tendrán que decir los fanáticos de los Navegantes del Magallanes? ¿De los gloriosos y eternos campeones siempre triunfadores Leones del Caracas? ¿De las Águilas del Zulia? ¿De los Tiburones de La Guaira? ¿Será que en medio de tantas dificultades y penurias, también nos quieren negar el sano esparcimiento y el ocio creativo? ¿Será que quieren hacernos arrechar mucho más de lo que ya estamos?

Y dos últimas consideraciones que quiero hacer antes de culminar estas líneas, tienen que ver con lo siguiente: La primera, creo que EEUU va a terminar de arreciar con el desgaste y el colapso económico, es su última apuesta, antes de proceder a la intervención militar, y deben hacerlo antes del 27 de octubre (fecha de elecciones generales en Argentina y con posibilidades de que los Fernández se alcen con el triunfo en ese país, aunque no podemos pecar de triunfalistas, ojo) y Bolivia. También está el elemento del año electoral presidencial en EEUU donde no les conviene conflictos de envergadura (Y eso incluye a Venezuela), por lo que pareciera que están acelerando las condiciones para conllevar al derrocamiento de Nicolás Maduro en estos instantes.

Y de ahí que las posibilidades de una operación de extracción del actual Jefe de Estado venezolano no está del todo descartada como lo dictan los manuales. Así ocurrió con Aristide en Haití, así ocurrió con Zelaya en Honduras, y ha ocurrido con otros mandatarios no afectos a los intereses hegemónicos de EEUU en el mundo.

Y de hecho estuvo planteado hacerlo con el propio Nicolás Maduro en el golpe del 30 de abril de 2019 impulsado por Guaidó y López. Pero, en esa oportunidad, este plan fracasó estrepitosamente.

Así que estemos con los ojos bien abiertos, alertas y prevenidos.

¡Leales Siempre! ¡Traidores Nunca!

¡Independencia y Patria Socialista!

¡Viviremos y Venceremos!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1934 veces.



Juan Martorano

Abogado, Activista por los Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiter@s Socialistas (RENTSOC).

 jmartoranoster@gmail.com      @juanmartorano

Visite el perfil de Juan Martorano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a282302.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO