¿Se impondrá la teoría del cubito o de los muérganos?

Ese pedacito de química que le ponen sabor artificial a pollo y a hueso de res, que llamamos cubito, tiene una efectiva manera de expresarse en el ejercicio de la política venezolana. El cubito político con sus dos elementos o componentes básicos, sostienen y sostendrán este caos que parece fortalecerse Cada día, las dos substancias químicas de este cubito político, se consolida como sustancia que le da un aparente gusto a este sancocho.

II

Creo un poquito en el diálogo. Más creo (sin compartir el fenómeno) en el proceso de polarización que es mucho más fuerte que el diálogo. Creo en la polarización, en el sentido de tener la idea, que la polarización es una poderosa y perversa fuerza política, que generará (con apoyo de los pendejos) su casi automático mecanismo de equilibrio. El diálogo está bajo las patas de la polarización, que es como una especie de cubito concentrado donde convive el gobierno y la oposición. Creo que el gran problema que los venezolanos y venezolanas debemos afrontar, es este el de la polarización y sus consecuencias.

III

Imagínese cualquier escenario posible post-diálogo. O sea, pensemos que el diálogo logra su propósito. Usted mismo, construya un posible escenario, considerando las fuerzas políticas (gobierno y oposición) que se han mantenido intactas, a través de la energía que le trasmite la polarización.

Yo, a manera de ejemplo, puedo decir que si "gana" este diálogo, este pudiera ser un escenario:

a) Nuevas elecciones en un breve tiempo

b) Ajuste en el CNE

c) Cese de las funciones de la ANC y de la AN. Eligir el poder legislativo: AN

d) Se tacha la corrupción y a los corruptos de un lado y del otro. ¡Borrón y cuentas nuevas!

e) A los que sacaron los dolares baratos que le dio el gobierno se les ofrece una certificación para dejar claro que esos dólares (robados) son propiedad de los titulares de las cuenta en el exterior

f) Se le regresa al Estado Venezolano, los fondos en bancos que aún no se han raspado totalmente

g) Las sanciones van disminuyendo en la medida en que las condiciones políticas requeridas por la oposición, se van concretando.

h) Se coloca en libertad los presos

Consideremos dos situaciones.

Situación 1) Cada una de estas decisiones son importantes, pero muy probablemente, muchos y muchas estarán convencidos y convencidas, que unas elecciones resuelve definitivamente el problema.

Situación 2: 2.1) Maduro la ha venido embarrando con sus políticas capitalistas, que él considera son socialistas y así lo grita cada vez en cadena. Ya el socialismo paga estos platos rotos. 2.2) La oposición en todo este trayecto como oposición, no creo que haya dicho alguna vez y muy sinceramente; el centro de nuestra política son los venezolanos y venezolanas. Si la cosa en la oposición tuviera ese tono, no hubiesen aplaudido tan frenéticamente las sanciones. Maduro y Diosdado están bien con sanciones, los líderes de la oposición también están muy bien con esta dictadura que le permite a ambos robar y estar bien. Ellos están bien y pretende asegurarse estar mejor siempre. El pueblo mientras tanto, pasando las de Caín. O sea, el asunto de la oposición, es como esa canción que popularizara la Fania All Star: Quitate tu pa´ponerme yo, quitate tu"

En este hipotético caso, vamos una elecciones. El PSUV postula a Héctor Rodríguez y la oposición postula a Guaidó o se decide por otro candidato, con perfil del modelito de Guaidó. Se convoca las elecciones a la presidencia y a la Asamblea Nacional. Uno gana las presidencia con el 51% de los votos escrutados y el otro obtiene el 49%. En la Asamblea Nacional, sucede algo más o menos parecido. Uno de los factores de la polarización logra el 48% de curules y el otros el 52%.

¿Qué cambia?

Calculo que la polarización seguirá imponiéndose. Seguramente las sanciones tomaran otro sentido. Nos negaran las medicinas y los alimentos porque todo esto se fundamentará, tanto en las políticas públicas de uno como el otro, sobre la base de un principio darwiniano. El poder seguirá como hoy, concentrado en la polarización y avanzará sin oponentes, la teoría del cubito.

Este "diálogo" es una válvula que le asegura vida a la polarización. ¿Sabemos qué discuten? ¿Si los venezolanos y venezolanas ya jodidos, somos los más afectados, cómo es que no sabemos qué discuten? ¿Cuáles son los temas que tratan? En verdad, que somos un tantico muérganos. Me disculpan.

Una elecciones así con estas características, no será una solución porque puede suceder, que el problema no sea Maduro ni esta oposición. Puede suceder, que el problema seamos los electores y la selectoras pujando a favor de mantener viva el cubito político de la polarización.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1050 veces.



Amaranta Rojas


Visite el perfil de Amaranta Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a281454.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO