Apátridas

Todos los mortales fueron son y serán germinados dentro de una patria, con la excepción de los palestinos, que nacen con la patria dentro de cada uno de ellos. En mi caso, nací en la patria de Bolívar, Sucre y Chávez, hijo de libaneses, descendiente de la raza semita puro, beneficiado con dos nacionalidades, pero raramente soy considerado procedente de la patria, en ambas sociedades, ya que en mi madre patria, soy convocado turco, en cambio en la tierra de mis ancestros, señalado como forastero venezolano y en ocasión potentado indio con barrizal de petróleo en el patio trasero.

En realidad, la patria de cualquier terrícola racional, tendría que ser donde decida vivir y no en donde el azar y el destino lo impusieron. La madre patria, hace todo lo posible para arropar a todos sus oriundos por igual, al otorgarles los mismos derechos y deberes. Igualmente sucede con la madre de sangre, quién protege, atienda, y nutre a sus hijos, en contra quien venga. Quedando al descubiertos las similitudes, intimidades y sufrimientos de ambas madres, con sus originarios. La de sangre, alma y educación, habría que agradecerle eternamente, respetarla y honrarla sentenciosamente, mientras la patria, igualmente habría que obedecerla y enaltecer no solo moralmente, sino por ley. Irónicamente, ambas matronas son despertadas por algunos de sus propios retoños.

Cuando la sagrada, verdadera y única madre, se adolece, padece de cualquier males o es agredida, indudablemente la defiende, cuida y la resguarda de cualquier agresión o enfermedad, jamás buscaría de reemplazarla con otra, que esté en mejor condiciones físicas o económicas. Indistintamente, la madre patria, ha sido ultrajada, saqueada y violada por dentro y fuera del territorio, embestida por la MKR, y traicionado por los mismos venezolanos. La lógica racional, sería protegerla, cuidarla, y estar a su lado, hasta que se ponga mejor, y no escudriñar a otra supuesta madre patria.

Nadie deja a su madre sola, hallándose cuerdo, ya que las órdenes y obligaciones que divulga, la adopta desde su corazón, y los obsequia a vuestros hijos a cambio de nada, en cambio la madre patria, las órdenes que dictaminan, son de los necesarios políticos. E allí la diferencia, una es honorable y leal, en cambio la otra es corrupta y desleal. En la actualidad la madre patria, padeces de sinfines de problemas, engendrando millones que se repatriaron a tierras desconocidas, la mayoría no por traición, sino por necesidades, trabajan y envían gran parte de sus sueldos, para costear los gastos familiares, que están resistiendo las continuas sociedades, de embestidas del antipatriotismo.

Los anti oficialistas, deberían tener en cuenta de que no son apátridas, deberían regresar al son de la razón, sus diferencias pudiesen ser lo opuesto, pero la madre patria los acobija a ambos por igual, sus derechos es pelear la silla del poder, en cambio sus deberes es proteger la patria.

En la novedosa política imperial, educa y encarrila a las actitudes internacionales, el modus operandi del crecimiento y la admisión, es la bipolaridad; el bueno y el malo. Igualmente los obtusos líderes del eje imperial, violentan, pisotean e irrespetan las normas internacionales, que ellos mismos suscribieron, con el exclusivo fin, de beneficiar a sus amos, la MKR, y no a sus patriotas, encadenados y encantados ciegos. Luego siempre colocan el contrapeso a la vista enviando a los buenos, la mayoría de las veces, son ex agentes, ex políticos o ex militares y raramente actuales, admiten los errores de sus antecesores e inclusive actuales, pero siempre el beneficio contraído, del violador de las leyes mundiales se mantendrá intacta, ya que en esta ocasión es ley imperial.

Solo la patria de RBV, se beneficia y le saca provecho de los rebeldes, valerosos, honorables y resistentes líderes antiimperialistas, con las adquisiciones, ampliaciones y liberaciones del mal sobre ella, más aún constituido y establecido en, La Constitución Bolivariana de Venezuela. Al no poder romper las normas de la patria, que dilató la cadena planetaria, a sus oriundos venezolanos, e igualmente la confrontación y rechazo del imperio, causante del 90% de las desgracias venezolanas, allí tendría que emerger desde las cenizas, la inexistente oposición venezolana.

Alegando lo mismo que sus amos, admitiendo los supuestos caprichos imperiales interrumpidos por el oficialismo como inaceptable y penoso, puedes declararte anti oficialista, inclusive pro green-go, pero jamás podrás ser apátrida, ya que eres nativo de la misma madre patria venezolana. Fundamentando que es ley y no podré quebrantarlo, pero como ellos son insaciables, habría que abrirles algunas pequeñas ventanas y puertas, para sacarles sus voraces apetitos, claro está con el mutuo acuerdo patriótico y secreto con el oficialismo. Las ganancias siempre la tendrá la patria y los sacrificados son las generaciones existentes en ella.

En conclusión, todos los políticos están uniformados de la madre patria que pertenecen. Sus decisiones y dictámenes sobre las millones de almas que se pulverizaron del encadenamiento global. A ellos habría que decidle, cumplan con sus deberes que es resguardar a los originarios, pero lamentablemente la mayoría se comportan como si fuesen huérfanos o apátridas, tendiendo la dicha de que su madre se encuentra viva y en sus propia patria.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 901 veces.



Jaled Ali Ayoub Bazzi


Visite el perfil de Jaled Ali Ayoub Bazzi para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jaled Ali Ayoub Bazzi

Jaled Ali Ayoub Bazzi

Más artículos de este autor