Crítica ácida

Conculcan nuestro derecho a la alimentación

En la antesala del exitoso Foro de Sao Paulo en Caracas, Venezuela denunció al mundo la sistemática agresión de EEUU que afecta nuestro derecho a la alimentación. Un comunicado de la Cancillería indica una vez más la reiterada intención del gobierno de Washington contra el pueblo venezolano, al imponer medidas coercitivas unilaterales ilegales, cuyo fin criminal es privar al pueblo venezolano de su derecho a la alimentación, disposiciones gringas rechazadas por 120 naciones del MNOAL, y en el Foro por 450 organizaciones de izquierda conformadas en países del mundo, que visitaron Caracas y vieron la fe y la alegría venezolanas.

La Administración Trump ha bloqueado transacciones bancarias, compras de alimentos y medicamentos, y ha efectuado un sinnúmero de acciones con el fin de desconocer la voluntad soberana del pueblo venezolano, y forzar un cambio de gobierno por vías no constitucionales. Tales prácticas sólo pueden calificarse como terrorismo económico y cuentan con el rechazo de la comunidad internacional, ante la notable violación a los principios y propósitos de la Carta de Naciones Unidas.

A la abierta demostración de desespero político y geopolítico ante la incapacidad del gobierno de Estados Unidos para alcanzar sus objetivos injerencistas, se suma la perversa campaña de calumnias contra la familia del Presidente Nicolás Maduro, otro infructuoso intento por afectar la moral incólume del Jefe de Estado.El Gobierno Bolivariano, acompañado del pueblo no cederá hoy, mañana, ni nunca, ante chantajes de poderes imperialistas soberbios.

Hasta los CLAP nos han querido impedir los imperialistas de la ultraderecha amenazante y cobarde. Irrespetando nuestra auto determinación comercial, EE UU acaba de sancionar compañías privadas de varios países que venden a Venezuela productos para las cajas de CLAP -Comités Locales de Alimentación y Producción-, destinadas a millones de familias y sus integrantes de toda edad.

El periodista Alberto Ravell, "ministro de información del gobierno en el exilio del autojuramentado Guaidó, publicó una nota diciendo que las sanciones al CLAP son resultado de un trabajo conjunto entre EEUU y la Asamblea Nacional opositora. Confiesa triunfal haber afectado al programa de alimentos subsidiados a seis millones de familias. Cita Ravell declaraciones de su Jefe "presidente de la nada", diciendo que el Departamento del Tesoro castiga solamente empresarios y funcionarios corruptos... Razones de la sin razón por arribistas de ocasión.

Son verdaderamente conchudos estos dirigentes ladrones esclavos de Donald Trump, que los mantiene con dinero robado al pueblo venezolano, cansados los gringos de gastar millones de sus dólares y al no lograr doblegar al "bravo pueblo" del que nos sentimos orgullosos en la letra de nuestro himno patrio, apelan a la compra de conciencias en traidores a la patria, ampliamente reconocidos y pendientes de enfrentar la justicia.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 643 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: