Abriendo Caminos

Un mensaje popular: revolución dentro de la Revolución

Un contundente ejemplo de civismo y convicción democrática hemos dado como venezolanos al protagonizar un evento eleccionario catalogado por observadores extranjeros, de trasparente y pulcro, digno de ser “exportado”. La tecnología utilizada lo califica como el más avanzado sistema de votación conocido en el planeta y lo posee la Republica Bolivariana de Venezuela.

Por otra parte, la participación masiva de la población electora, ha roto los históricos niveles de abstención. Las mayorías decidimos por el proyecto Bolivariano liderado por el Comandante Hugo Chávez y una minoría no menos importante respaldo el modelo propuesto por el Sr. Manuel Rosales; un porcentaje muy mínimo oriento su voto hacia otras opciones. A nuestro entender lo ocurrido el pasado domingo 03 de diciembre con un pueblo políticamente conciente como actor principal lanza al país un gran mensaje: los venezolanos queremos paz y progreso . Y me permito incluir al amplio sector que no apoyo al Presidente, con algunas excepciones de personeros que aun no asimilan el porque de sus derrotas,

dado que, precisamente, el juego democrático permite escoger entre opciones diversas y damos por sentado que un ciudadano ejerce su derecho a elegir a favor de algún candidato en la búsqueda del bien común.

Quienes creemos en el proyecto revolucionario que encarna Hugo Chávez, estamos convencidos que este es el camino hacia la sociedad de igualdad y justicia social, del progreso y el desarrollo, otros no lo creen así, pero esas visiones distintas son precisamente la esencia de los sistemas democráticos y, si algo quedo firmemente demostrado con el pasado evento comicial es que disfrutamos de un verdadero sistema democrático como pocos en el mundo y al parecer , ni el mismo imperialismo norteamericano, lo ha podido negar luego de la contundente victoria del camarada Chávez.

Ahora bien, tenemos el deber ético de resaltar la gallardía del Sr. Rosales al reconocer la victoria del candidato ganador, aun en contra de sus seguidores que gritaban sus deseos de “cobrar”; esa actitud, voluntaria o no, lo debe catapultar como líder indiscutible de la oposición racional que necesita la democracia venezolana. Atrás deben quedar los dinosaurios golpistas y guarimberos, entendiéndose que el “nuevo líder” opositor entra en una etapa de rectificaciones políticas que de alguna manera fortalecen nuestra democracia.

De igual manera debemos asumir con un profundo sentido de autocrítica, propio de los procesos verdaderamente revolucionarios, que el 63 por ciento de los electores voto por Hugo Rafael Chávez Frías, porque cree en el y lo ve como un presidente que desea el bien para todos los venezolanos, además de sus condiciones de ciudadano honesto, pulcro, de alta sensibilidad humana, de elevada condición moral y ética y capacitado para conducir al país por el sendero del progreso y el desarrollo; el pueblo no voto por los partidos, han sido estos los potenciados por la figura de Chávez. Además es preciso tener presente algo que el propio Presidente ya anuncio en su primera alocución después de la victoria y nos referimos a la férrea lucha contra el burocratismo y la corrupción, esas practicas nefastas que han penetrado la revolución, son ejecutadas por los seudo revolucionarios infiltrados, quinta columna que por cierto , algunos no asumieron (obviamente) el papel que se les confió el los comandos de campaña.

Seguro estamos que el pueblo que sabiamente respaldo y respaldara siempre al comandante reelecto, aspira y exige que se inicie un proceso de tamizado, de limpieza, de REVOLUCIÒN DENTRO DE LA REVOLUCÒN, que se revise el desempeño de ciertos gobernadores, alcaldes, concejales, altos y medianos funcionarios que se apartan del proyecto de patria que ejecuta con grandes esfuerzos el camarada Chávez. A esos Señores se les debe exigir que agarren el carril de la verdadera revolución que implica eficiencia, transparencia y honestidad, sopena que el pueblo active la norma constitucional del referéndum. O corren o se encaraman, el comandante dará inicio a otra etapa, determinante para la nación e inclusive para el mundo en el 2007 y necesita de un equipo mas comprometido con el país, no olvidemos que el poder popular se gesta a pasos gigantescos y esta dispuesto a asumir su papel en la definitiva barricada de la transformación de la patria.

ramonnachoherrera@hotmail.com











Esta nota ha sido leída aproximadamente 6456 veces.



Ramón Herrera


Visite el perfil de Ramón Herrera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: