El camino de la izquierda no chavista

Como es sabido la izquierda no chavista procede de dos fuentes, a saber: de la disidencia del chavismo y/o de la izquierda que nunca fue chavista; en la actual coyuntura dicho sector de izquierda intenta definir su posición en cuanto al "que hacer" en el tiempo presente, en la actual coyuntura, en tal sentido se plantean dos alternativas: (1) aislarse en el archipiélago del izquierdismo radical, alzando las banderas de la revolución socialista (vencer o morir), pero separada del chavismo, el cual en nuestro criterio posee una Dirección política oficial que no es ni socialista ni revolucionaria, o (2) establecer alianzas tácticas con sectores políticos ubicados en la centro izquierda, es decir ampliar su radio de acción más allá del universo de quienes se consideran auténticamente de izquierda, e ir al encuentro de los venezolanos que no abrazan el credo izquierdista propiamente dicho, pero que se identifican con un sistema democrático basado en la justicia social, en la economía mixta, en la libertad, la separación de poderes y la soberanía nacional, lo cual responden en lo fundamental al planteamiento de la social democracia.

Ocurre y acontece que la situación de la crisis sistémica Que vivimos y padecemos los venezolanos es tóxica y asfixiante, avanza aceleradamente en una dirección destructiva, la cual exige respuestas inmediatas y en el corto plazo, el tiempo no espera al resultado de un debate de carácter ideológico, para el logro de consensos sobre temas como por ejemplo: la concepción del estado para el socialismo del siglo XXI, , la vigencia o no del marxismo, el problema de la transición, el resurgimiento del neofascismo, y la mutación del capitalismo en su fase imperialista, el sujeto histórico de hoy en la construcción de la sociedad socialista, creemos que ese debate es necesario y hay que darlo constantemente, pero la gran interrogante es que hacer en "el mientras tanto", es decir en el presente, porque la vida es hoy, el modelo político económico del chavismo Madurismo colapso, la hiperinflacion supera diez millones por ciento, hay que enfrentar la corrupción en todas sus facetas, también la violacion sistemática de los DDHH, bien sistematizadas en el Informe de Michelle Bachelet en su condición de Alta comisionada para la defensa de los DDHH de la ONU, La dramática caída del PIB que para el pasado año se ubicó el año en el 18,2 %, la pobreza crítica y extrema que hoy (en la gestión de gobierno del Presidente Maduro) asoma índices alarmantes, los índices de mortalidad infantil y neo natal que colocan a Venezuela en el lugar 90 del ranking mundial, la entrega de los recursos a potencias emergentes y tradicionales, le precarizacion de los sueldos y salarios para quienes cobramos quince y último, cuyo sueldo no alcanza ni al 10% del costo de la canasta básica, y la destrucción de la naturaleza con el proyecto del Arco Minero del Orinoco; muchas de los indicadores mencionados no podrían ser imputable al imperialismo en cuanto a sus causas, tal es el caso de la corrupción de muchos funcionarios públicos, de la negligencia y la ineptitud del funcionariato, y del trastrocamiento de la ética en el comportamiento de los "servidores públicos civiles y militares", sin negar el perverso efecto que para el país se derivan del bloqueo financiero y petrolero dirigido desde Washington, lo cual sin duda alguna han empeorado la crisis, particularmente en lo económico y social.

La izquierda no chavista en su mayoría participa en el conglomerado que promueve " El Referéndum Consultivo", en tal sentido rechazamos el desgobierno de Nicolás Maduro y su equipo, causante en buena parte de la crisis señalada, repudiamos el ingerencismo y el tutelaje foráneo sea de los países que sean, EEUU, Cuba Rusia y China, los problemas de los venezolanos los resolvemos nosotros los venezolanos, aún cuando valoramos la solidaridad internacional bien intencionada, proponemos un referendo consultivo, basado en los artículos 2,5,70 Y 71, de la CRBV, para consultar al soberano sobre la convocatoria a elecciones generales que permitan la renovación de todos los poderes públicos, estando claros en cuanto a que la superación de la crisis sistémica No se resuelve con solo elecciones, consideramos que el Diálogo y la negociación es necesaria a los fines de un cambio democrático y en paz, pero consideramos que dicho Diálogo debe ser expresión de la diversidad nacional, por lo que habría que ampliar la representación en la mesa de Diálogo, y no sólo entre dos élites que en fin de cuenta son corresponsables de la crisis que padecemos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 812 veces.



Mariano Crespo Colina

Universitario, socialista, bolivariano y humanista, partidario de la no concesión a la derecha golpista.

 mcrespo48@yahoo.es      @dialogoambiente

Visite el perfil de Mariano Crespo Colina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a280601.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO