Transculturización, el peor de los males

El objetivo final de la gran industria corporativa comunicacional residente en occidente es vaciar la mente de los habitantes del mundo, de hacerlo hombres y mujeres direccionados hacia lo que dicta esas grandes corporaciones.

Quien crea que porque tiene miles de seguidores en las redes sociales como twitter, Instagram o Facebook es un influenciador, está equivocado. Ni siquiera quienes tienen hasta ochenta millones, como el caso de los archi famosos artistas lo son.

Tres corporaciones de EEUU y Alemania, la AT & T, New Corporation, Bertelsmann controlan hoy la casi totalidad de los medios de comunicación e información de occidente. Para 2014, eran seis, para 2018, solo tres, las otras fueron absorbidas.

Estas tres producen los contenidos musicales, cinematográficos, series de televisión, app, prensa escrita, radio y redes sociales. Son las dueñas de unas 9000 emisoras de radio, 1500 televisoras, 1200 editoriales de libros, 1500 grandes periódicos.

Son ellos los que hacen y contratan a los grandes artistas: Hacen estudios de mercados o analizan los perfiles en las redes sociales para imponer gustos musicales, modas, idiomas, conductas, hasta llegar a un contenido único.

Es, en el concepto del cubano Fernando Ortiz, las transculturización mundial. Lo que advirtió Juan Germán Roscio Nieves en 1812, cuando el conglomerado llamado iglesia había impuesto en gran parte de Nuestra América la cultura imperial cristiana. Es el desplazamiento de la identidad nacional, la reducción de la escala de valores.

En China lo han comprendido, y lo combaten, es un gigante de 1500 millones de habitantes, un mundo en sí mismo. Con sus propias industrias de producción de contenidos y su híper desarrollo de internet con su expresión masiva en redes chinas.

Cuando alguien monta en cólera reclamando "me quitaron mi cuenta twitter", es el reconocimiento de la subordinación a Occidente. Los países del Sur no tienen redes, por cada título de libro que publican, en Europa y EEUU salen unos 100. Por eso en nuestras universidades antes que a nuestros pensadores, se lee a los de Europa y EEUU, y hasta nuestros gobernantes los citan.

Es la transculturización. Seguiremos en un próximo artículo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 637 veces.



Reinaldo Bolívar

Investigador, fundador del Centro de Saberes Africanos, vicecanciller para África

 reibol@gmail.com      @BolivarReinaldo

Visite el perfil de Reinaldo Bolívar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: