Mi palabra

Nicolás, el verdadero anfitrión

"El hombre no puede hacerse sin sufrimiento,

pues es a la vez el mármol y el escultor"

Alexis Carre

El vigilante de una clínica, un señor, quien representa más edad de la que en verdad tiene, a pesar de su menuda estatura. El miércoles en la tarde, casi se había ocultado el sol, para dar paso a una noche, el cual presagiaba una intensa lluvia. De golpe me sorprendió, al escucharle una expresión, como si estaba viendo fantasmas: ¡Ahí está Maduro! Para luego señalar con la mirada hacia una mata de palma de coco, muy alta, el cual se bamboleaba al ritmo de una fuerte brisa, y por momentos mantenía la verticalidad, como desafiando las arremetidas de la naturaleza. Lo único que le respondí ¡buena esa! para reconocerle su curiosidad al hacer la comparación: sin saber, si lo decía, por lo alto, o lo resistente.

Lo cierto del caso que, la comparación no está lejos de la realidad, sea por una, u otra razón. Nicolás, ha venido demostrando, desde el mismo momento de suplir al comandante Chávez, el temple y la gallardía para enfrentar todas las situaciones que se le han presentado; dijera un amigo: "sin perder la sindéresis" ni siquiera antes las provocaciones montadas en su propia cara, como sucedió con el "periodista" Jorge Ramos, quien se merecía visitar la cárcel por la cochinada que trajo preparada para entrevistar al presidente, para después hacerse pasar, como la víctima. Ese, es, uno entre los miles de casos, que ha enfrentado en medio de una tempestad, dirigida por el desquiciado Donald Trump.

La campaña orquestada, es una tarea dirigida por el gobierno de Washington, aprovechando los errores del proceso venezolano. El capitalismo dentro de la guerra económica desatada en el mundo, no respeta a los más débiles, más en estos momentos, cuando se encuentra en su fase superior: el imperialismo–los grandes monopolios– estudiado de manera brillante por Vladimir Illich Lenin en su obra (el imperialismo, fase superior del capitalismo) Nada de lo que está sucediendo en nuestro país, es extraño a los movimientos del capitalismo en el mundo; los países más ricos, sobre los más pobres–sobre todo en tecnología– para chuparle los recursos para su propia existencia.

Los detractores del gobierno, han enfilado las baterías contra Nicolás Maduro, pretendiendo presentarlo, como el único obstáculo para enderezar el rumbo del país, cuando el principal factor de perturbación está en la oposición, y las criminales medidas económica del gobierno de Trump, reconocido por la ex presidenta Bachelet. Los más grotescos mentirosos los conseguimos en la larga lista de traidores, y muchos de ellos señalados por casos de corrupción, y por eso emprenden la huida. Se dan casos de profesionales, que se rebanan los sesos para tratar de explicar los acontecimientos en Venezuela, pero meten los frenos, cuando quieren juzgar al Presidente Nicolás Maduro. El ejemplo más reciente lo tenemos en el último artículo de Jorge Giordani (CAUDILLISMO PETROLERO, FRUSTRACIÓN POPULAR) publicado en APORREA. ORG *mucha retórica para finalmente atacar a Maduro de manera solapada, como lo hace cualquier funcionario del gabinete de Trump, cuando él, es, uno de los grandes responsables de la situación del país.

Todos los ataques contra Maduro, y el gobierno, se presentan por los distintos medios de comunicación, pero es tanto el veneno, que al final están enseñando al pueblo a defenderse. Son pocos los que se tragan el anzuelo, así lo lancen envuelto en la sonrisa de Bachelet. Su visita estuvo promocionada por dos razones fundamentales: su papel en la ONU, y la otra, la manera como el gobierno estadounidense la viene utilizando; porque para nadie es un secreto la sumisión de esta señora; gobernó por dos periodos en Chile, con la constitución de un sanguinario dictador –Augusto Pinochet– y los gobiernos gringos prácticamente dejaron correr el tiempo sin conseguirle un error, sabiendo que sus intereses no corrían ningún peligro. Lo más destacable de su estadía en Venezuela es el recibimiento dado por Maduro, con la caballerosidad, y valentía de un hombre comprometido con su pueblo; porque, además, dejó abierto un canal de comunicación con los representantes de la ONU, para frustración de los farsantes de la oposición, y los furibundos traidores, quienes quieren presentarse, como los salvadores de la patria, y ni siquiera los números de la cuenta de ahorro de la pensión pasan una revisión.

* https://www.aporrea.org/energia/a279808.html



Esta nota ha sido leída aproximadamente 514 veces.



Narciso Torrealba


Visite el perfil de Narciso Torrealba para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a279852.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO