La Argumentación y La Fundamentación

En la dimensión teorética del razonamiento, la interpretación y la explicación de las cosas y las acciones, para establecer algunas aproximaciones que nos acerquen a una vertiente definitoria, que genere algunas conclusiones que te permita oscilar entre las verdades y las realidades, aparece como un método necesario y reflexivo, el uso adecuado y preciso de los argumentos…y el soporte que le da solidez a la sustentabilidad no especulativa a todo lo que se expone para construir premisas y razones, son los fundamentos, que se convierten en el uso sistemático y coherente de todo una carga referencial, que se encuentra en mayor medida en fuentes escritas, que ayudan a complementar lo que se está argumentando…

Por lo tanto, debe existir una diáfana y consistente relación entre la realidad o presunta verdad que se está analizando o investigando…los argumentos que permiten interpretar y/o explicar lo que cada persona tiene con una particular mirada, a través de todo un proceso de socialización y cosmovisión que se tiene en el momento que se investiga o se intenta darle una respuesta o conclusión sobre una acción determinada…situación que se ajusta en su materialización cuando se realiza desde una investigación académica, judicial, sociológica y cualquier otra dimensión de la realidad en las ciencias sociales en general…

La fundamentación se convierte en un aspecto vitalmente estratégico para constatar desde los supuestos, las premisas y las razones…es la necesaria consulta a la otredad, en la que se debe indagar sobre unas interrogantes investigativas que te permitan sustentar los argumentos que se están esgrimiendo… ¿Qué se ha escrito sobre lo que yo estoy argumentando? ¿En donde se encuentran sistematizados los soportes teóricos- jurídicos, que me permiten apoyar mis argumentos? ¿Qué han escrito mujeres y hombres, que sea análogo o similar a lo que yo estoy escribiendo y que le dé mayor fuerza argumentativa, a lo que estoy expresando?...

Para que toda investigación que se precie de tener una sustentación sólida y no especulativa, tiene que tener claridad y consistencia en darle la mayor y mejor coherencia entre los argumentos que se utilizan y el peso lógico y contundente de la fundamentación, que resista hasta las más fuertes refutaciones, que demuestren la consistencia de las opiniones y conclusiones argumentadas sobre una realidad determinada…



Esta nota ha sido leída aproximadamente 580 veces.



Oscar Bravo

Politólogo, Especialista en Finanzas, Magister en Gerencia, Profesor Universitario, Investigador, Articulista, Poeta, Deportista y socialista!

 bravisimo929@gmail.com      @bravisimo929

Visite el perfil de Oscar Bravo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a279738.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO