Nicolás Maduro y las conversaciones de paz en Oslo

"…donde existe carencia de poder, la "ética de la carencia de valor" toma la palabra…"

Peter Sloterdijk

"Ira y Tiempo"

Venezuela quiere vivir en paz con todos sus vecinos, sus gobiernos, sus pueblos en equilibrio inteligente con sus culturas. La paz es el fundamento del equilibrio de las relaciones de las naciones incluso en el marco referente de sus normales diferencias, de sus asimetrías socio-económicas y militares e, incluso, en las reales realidades de sus sistemas socio-económicas sobre las cuales se sustenten sus deseos de progreso como derecho histórico y natural de cada nación como espacio geográfico contenido de seres naturales convertidos en seres sociales en permanente desarrollo y perfectibilidad como un todo natural-histórico.

Sí lo expuesto en blanco y negro se manifestara tal cual lo expresado, sencillamente, nos encontraríamos en el Paraíso Terrenal, así de sencillo.

El mundo, con se solía decir, es decir, la comunidad internacional, se encuentra, actualmente, en un proceso de reacomodo geopolítico profundo con posibles consecuencias que se podrían elevar a resultados muy graves y muy peligrosos para la Humanidad como Creación.

La primera pregunta a tratar de discernir, desglosar, sería qué podría significar "eso" que hemos titulado como "proceso de reacomodo geopolítico profundo". Es decir, simple análisis. En primer lugar, consideramos que está presente, globalmente, un proceso en las realidades circundantes y allende. Aparentemente se buscaría que ese proceso tuviera un impacto sobre la realidad global que permitiera el comenzar para permitir un reacomodo de carácter geopolítico cual, a su vez, debiera ser un proceso evolutivo y perfectible "profundo" lo que nos lleva a preguntarnos sobre cuáles paradigmas de ese proceso profundo se estarían afectando; precisamente, nos referimos a esos paradigmas socio-económicos en acto; es decir, para aclarar y precisar, esos paradigmas serían las bases fundamentales sistémicas sobre las cuales en ese escenario global en discusión se estarían sustentando esos cambios en sus propias calidades histórico-evolutivas.

Una siguiente inquietud sería la de inquirir sobre el porqué estamos utilizando el vocablo "reacomodo" en el marco referente de un proceso de cambios geopolíticos internacional y cuáles factores político-nacionales estarían seriamente involucrados en esa propuesta en lógica inquietud académica.

Cierto que podríamos especular al respecto pero las realidades nos obligan a nuestra confrontación con la realidad en curso cuando conocemos los diferentes actores y sus niveles de importancia en el "tablero de ajedrez mundial". Ello nos lleva a preguntarnos sí los Estados Unidos de América se están reacomodando a específicas realidades en cambios globales o más bien están produciendo y desarrollando un ejercicio de presiones sin negociaciones ni diálogo serio, objetivo y profundo en función de un equilibrio mundial del siglo XXI; en contrario, más bien observamos que Washington se niega a considerar la real crisis de la "unipolaridad" asumiendo que con decisiones de Estado, del Estado norteamericano, el resto de la comunidad internacional, sencillamente, realizará el correspondiente "kow-tow" al "Imperio", pero ni los Estados Unidos de América son el "imperio del Centro" ni el siglo XXI es el siglo XIX.

Es decir, el "reacomodo", según Washington, está impactando seriamente las relaciones internacionales como las divisiones geográficas consecuenciales. Es decir, sí nos acercamos a "las amenazas" podemos observar con cierto grado de objetividad ciertas asimetrías y contradicciones que se confrontan con la actual realidad sistémica del capitalismo global en decadencia actual. Es decir, nos atrevemos a proponer un corto análisis sobre el proceso de cambios profundos que se vienen suscitando no solamente en China y Rusia sino en países como Venezuela que han y están marcando un antes y un después de la "Crisis de Wall Street". Es decir, inevitablemente debemos y tenemos que hacer una lectura diferente a aquella que impuso la alienación del neoliberalismo en el marco decadente del post-modernismo occidental. Es decir, que en ese juego estructural la República Popular China ha sabido "meterse por los palos" evitando "al ganador".

La siguiente inquietud por lógica sería la de considerar "la geopolítica" en su propio proceso interno como expresión de "profundidad" del escenario en estudio. Bien lo expone Zbigniew Brzezinski en su polémico libro en título: "El gran tablero de mundial", el mundo ha cambiado y los EEUU de América se deben reacomodar a las nuevas realidades confrontantes. Pero esa tesis no hubiera tenido futuro sino consideramos el texto de "Mister X", a Samuel Huntington y a Francis Fukuyama; es decir, toda una línea ideológica geo-antropológica y geo-histórica. Uno puede estar en el otro lado del estamento ideológico pero las tesis geopolíticas provienen y tienen su origen en los "think tank" norteamericanos; es decir, que la super-potencia que comenzó sus avatares imperiales con la invasión del Comodoro Perking a las orillas playeras del Imperio japonés viene repitiendo sus políticas imperiales en Afganistán, Iraq, Siria, Libia con amenazas sobre Cuba y Venezuela, Irán, Nicaragua, Corea del Norte, China y Rusia; solo el aperitivo. Es decir, se estaría reimprimiendo, quiérase o se rechace, el proceso imperial-imperialista que desarrollara el Reino de Gran Bretaña durante los siglos XVIII y XIX. ¿Silogismo positivista?

En última instancia, el actual proceso expansivo al cual se le está sometiendo al tablero mundial por Washington es una simple reedición del proceso imperial en su proceso de fase imperialista a la cual nos sometió mundialmente el Imperio británico durante todo el siglo XIX, particularmente, como referencia, podríamos citar tanto a la India como a China. Aquel proceso expansivo se iría sustentando en un marco legal-jurídico-internacional que formaría la base fundamental y necesaria justificada del desarrollo sistémico del capitalismo en su fase, sí se nos permite, post-El-Capital de Karl Marx, es decir, del análisis de su contenido y explicación; bien sí Ustedes así lo prefieren podríamos citar a la "Introducción General a la Crítica de la Economía Política" de Karl Marx (Cuadernos de Pasado & Presente, N° 1. Bs As., 1974, pp. 135).

Es decir, el Presidente Donald Trump sencillamente está desarrollando una Política de Estado buscando en su tratamiento el poder contener el debacle al cual se le ha sometido a la estructura del Poder estadounidense desde, por poner una fecha referencial, según nuestro propio criterio, la renuncia de Richard Nixon cuando su señora esposa vaticinó que Donald Trump sería Presidente de los Estados Unidos de América. ¿Pitonisa, premonición, o, sencillamente, necesidad obligatoria del propio proceso imperial en su lógica decadencia sistémica en su análisis en el Tiempo histórico?

En ese mismo orden, es de toda lógica que, en serio y objetivo análisis por parte de los "think tanks" estadounidenses, precisar cuales son y serán los objetivos obligantes en este proceso de reconstrucción del imperio norteamericano en su conjunción inevitable con la neo-geopolítica mundial tal como nos la expusiera el señor Brzezinski en el libro arriba citado. Es decir, en el marco de la objetividad según las realidades y las estadísticas, Washington, obligatoriamente, se tiene que comportar, ejercer, el poder mundial, en el marco de su decadencia, tal cual lo viene haciendo desde que asumió el Presidente Donald Trump al ser huésped en la Casa Blanca haciéndose acompañar por un conjunto de peones de ajedrez que le sirvan para "recatar al Imperio" de su crisis real y objetiva. Es por ello, en nuestro criterio, que el enemigo fundamental, el principal, para el Presidente constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, es, sencillamente, el señor Presidente Donald Trump en considerando que los acólitos trumpianos, simplemente, son acompañantes de susodicho cuando consideramos que para confrontarlos podemos ponerles en su frente a cualquier miliciano de la tercera edad.

En nuestro orden de ideas con referencia al título en propuesta sobre las conversaciones de paz que se vienen realizando en la capital noruega de Oslo, nos consideramos que mientras el Gobierno legal y legítimo venezolano se asienta con claridad y amplitud en su constitucional, los señores de la oposición de quienes no conocemos sí son extra-terrestres y venezolanos, irán al ritmo de sus propias contradicciones cuando, cuasi inmediatamente de finalizada la segunda ronda, se suceden dos clarificantes escenarios: el primero, la llamada del vicepresidente, Mike Pence, al caballero teutón, cruzado templario, el señor Juan Guaidó y, cuasi al unísono temporal, el discurso del mismo personero del Estado norteamericano, Mike Pence, sonando los tambores de la guerra en un escenario de corte militar como es la conocida Academia Militar de West Point. (https://www.whitehouse.gov/briefings-statements/remarks-vice-president-pence-west-point-graduation-ceremony/).

Expresó el señor Pence ante aquel scenario academic military que "…with that renewed American strength, the United States is once again embracing our role as leader of the free world…Men and women of West Point, no matter where you’re deployed, you will be the vanguard of freedom…America will always seek peace, but peace comes through strength. And you are now that strength…You will lead soldiers in combat…And some of you may even be called upon to serve in this hemisphere…And when that day comes, I know you will move to the sound of the guns and do your duty, and you will fight, and you will win. The American people expect nothing less. (Applause)…" (Remarks by Vice President Pence at the West Point Graduation Ceremony, NATIONAL SECURITY & DEFENSE, May 25, 2019; https://www.whitehouse.gov/briefings-statements/remarks-vice-president-pence-west-point-graduation-ceremony/).

TRADUCCIÓN:

"…ante la renovación de la fortaleza [de los Estados Unidos de América] Americana. Los EEUU una vez más está controlando nuestro rol de líder del mundo libre…hombres y mujeres de West Point, sin importar donde se les asignen sus responsabilidades, serán la vanguardia de la libertad…los Estados Unidos de América siempre buscarán la paz, pero la paz viene con la fortaleza [militar]. Y ustedes representan esa fortaleza…Ustedes serán quienes comanden a sus soldados en combate…e incluso algunos de ustedes serán llamados a servir en este Hemisferio [continente americano]…y cuando ese día llegue, estoy seguro que ustedes irán al ritmo del sonido de los armas [disparadas] para realizar sus responsabilidades como oficiales de West Point, lucharán y triunfarán. El pueblo americano no espera menos de ustedes (aplausos)…".

Sí algún lector/lectora aún no ha comprendido el mensaje subliminal en texto, simplemente, lo sentimos.


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 680 veces.



Miguel Ángel Del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a279259.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO