El bulo tragicómico de la derecha y el triunfo de la revolución bolivariana en frontera: Atento con la manipulación

Lo que escribo a continuación, es solo un pasaje de alerta, para que usted lector tome en consideración desde su ángulo de reflexión, lo que es un permanente bombardeo que la histeria e hipocondría política de la derecha busca, como arista de la guerra psicológica mantener en nuestra población, los Think tank (tanques de pensamientos) activados con sus presupuestos multimillonarios, tienen cada vez más aliados gratuitos y pagados en nuestro territorio, la construcción de la opinión favorable a su práctica mercenaria es uno de sus objetivos urgentes, pues, ante el elevado nivel de conciencia de nuestro pueblo han tenido muchas derrotas en estos últimos veinte años, lo del 23 de febrero del presente, casi que se le convierte en una capitulación que le exige mayor violencia aún.

Y se le convierte en eso, porque precisamente buscaban con la amenaza del pretexto de "ayuda humanitaria" la capitulación del proyecto bolivariano. Pero el pulso con que se asumió por parte del liderazgo revolucionario, no tiene desperdicio como pieza política, pulsión, tensión y acción se convirtió en la triada de la operación política que generó esta gran victoria. Vaya mis felicitaciones y militancia.

Por ello vale la advertencia de este escrito, en tanto que, "el esfuerzo inútil", es una de las frases que lleva implícito lo que considero, es una tragicomedia del contexto político contemporáneo en la pugna que el imperio norteamericano y sus acólitos libran contra la Revolución Bolivariana. He venido haciendo un esfuerzo "válido" por entender a los eruditos de la derecha que aceptan semejante tarea, no he encontrado, sino en el absurdo y en lo paradójico, alguna abertura de explicación.

Se debaten en lo que he denominado en otras comunicaciones, como el precio de la incoherencia a la que deben asistir una y otra vez, como el "mito de Sísifo", para poder tener algún hálito que le permita cauce en algún desprevenido que pueda digerir semejante distorsión que tienen las aporías de sus "verdades".

Tanto los actores in situ que los hubo hasta hace poco (casi todos ya en Colombia y Miami), asi como el señor Trump y sus asesores (Los Halcones) hoy sin disimulo con el testigo como principal comediante de este sainete tiene agotado todos los guiones usados en otras latitudes.

En ese contexto es muy evidente la imposibilidad de darle seriedad a algún erudito, docto o letrado que valide teóricamente esa práctica política, a no ser que, ya es tiempo de colocar el aforismo del deceso o la lápida a la política. Cosa que, a mi parecer, en nuestro país está lejos de ser verdad.

En Venezuela la vía que han encontrado los enemigos de la revolución, es negar la realidad, negar la existencia de sectores que con mucha sabia de vida, constituyen amplios sectores que se han movilizados en debates y organizados en innovadoras formas de vínculos con el territorio, con simbologías cargadas de historias, conocido como chavismo y que tienen al Presidente Nicolás Maduro como el timonel de este barco que sigue en estas aguas tumultuosas, y cuyo timón tiene su vector en comunalizar, convirtiéndose esto en un atentado a la lógica de las transnacionales de la miseria, que funciona desde la maquinaria de la guerra.

Veamos, dónde tienen sus ángulos para leer el mundo de la política en Venezuela la derecha; un rastreador semiológico que aspiro validar en mi centro de estudios, nos dice:

Se consideran eruditos y sus reflexiones pierden el carácter, en tanto la reflexión exige cautela en las sentencias y los juicios. Ustedes lo leen y lo que van a conseguir son epítetos desde el título hasta la última línea, generalmente groseros, porque el odio y las vísceras se hacen dueños de los dedos con que teclean. Sustantivamente quedan desamparados, huérfanos de vínculos con la realidad (cierta disociación), son expósitos de fundamentos.

En vez de coherencias en sus estatutos nos encontramos con simplonerías propias del mundo del confort de las redes, muy buenos con el marketing, la venta de sus opiniones es su fin, no importa para ello que se haya habilitado desde la falsedad mas pueril, tienen claro que vivimos epocalmente en una fragilidad de los vínculos humanos, por eso siempre apuestan por sus amos transnacionalizados.

No hay condición de anclaje en lo real, son mediados sin posibilidad de aterrizar en pistas de lo real.

Su real polik son las operaciones de banderas falsas, los llamados fake new (noticias falsas).

Revisar sus redes sociales implica un tropiezo permanente con imágenes manipuladas; o no son del sitio, o no son del momento que dicen, noticias sin fuentes, opiniones por noticias, hipótesis por realidad, insinuaciones por sentencias y un largo etc de manipulación y engaños.

Por eso fue un duro golpe para la oposición que se tomara la decisión que las transnacionales de la mentira no pudiesen transmitir en Venezuela, el mil millonario evento del show de cantantes, muchos de ellos de doble rasero, y esto se afirma porque cuando el artista hace de su arte un ejercicio político, se les caracteriza entonces desde ese campo, así que le cantan a Pinochet y no guardan las formas para hablar de derechos humanos, que son oriundo de Colombia y no se les conoce ningún gesto humanitario para oponerse a la decadencia social de ese hermano país con altísimos niveles de insalubridad y de pobreza, de cantantes mexicanos que no han hecho algo similar ante el genocidio de maestros, de un venezolano que vive en Miami y cuyos amigos y amigas según fotos, con capos o esposas de capos de la droga sentenciado, demostrado y así vamos encontrarnos un espectáculo que muere naciendo, pues, en todos los órdenes fue incongruente con la idea que vendían para lo que era.

De manera que los aliados de los Think tank, son capaces de ver como héroes a presidentes y senadores que del lado colombiano se colocaban como los testigos presenciales de esa grosera puesta en escena, de un pensado sangriento escenario, de un cuadro dantesco cuyos antecedentes pudo haber sido Güernica, símbolo de los sufrimientos que la guerra deja en los seres humanos.

Los bombardeos como expresión de las peores pasiones que el pintor comunista Pablo Picasso dejó a la posteridad, previo a ello, uno de los presidentes que quiso ser testigo asistente en la frontera, el sr Iván Duque, acompañado por sus homólogos chileno y Paraguayo, había dado la orden de bombardear un barrio en su país, sin que las transnacionales de la incomunicación, las mismas que se prestaron para la transmisión del concierto, dieran las informaciones y llamaran a lo que debió ser, por sentido común, una noticia que conllevara a una reunión urgente de los organismos multilaterales de la región.

Lo real fue que a pulso el gobierno revolucionario fue llevando la situación, cerró una frontera cuando ya era necesario, cerró la otra en el momento que las condiciones las exigían, y así continuó hasta hacerla con la de Colombia, dejando al mando que puso Trump en Cúcuta desconcertados, Venezuela le abandonó al interino virtual con sus fantasmas de su lado, para que a partir de hoy lunes 25 de febrero el interino quede itinerante como fase II de la comedia.

Buscaron quebrar el espíritu de cuerpo de las Fuerzas Armadas Nacionales Bolivarianas, toda una infraestructura de bochornosas ofertas, que va desde miles de dólares ofrecidos, pasando por amnistías sin sentido, chantajes a sus familiares, persecuciones y múltiples sanciones y se consiguieron con unas fuerzas incólume con el proyecto histórico bolivariano, apegada a la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, al no poder, vuelven a su sainete y sus incoherencias, y no les quedó más que aceptar como héroe a quienes ellos mismos han sentenciado como narcotraficantes, uno que otro, Sargentos, Capitán o Mayor, magnificados en números sin identificar para darse ánimo, en una derrota que queda para estudio de la política y la guerra.

¿Cómo justifican sus ineptitudes?, ¿cómo argumentan sus torpezas?, no es necesario para ningún pueblo, así es la derecha, su auditorio a quien le rinden cuenta es al capital, su demandante es este y usan y abusan de quienes le siguen, desde allí es su voz y su estética, desde allí se habilitan, no existe crítica, o no ocupa lugar alguno esta categoría, en consecuencia no le pidamos avance en sus argumentos.

Lo cierto es que con toda la situación que padecemos, en el aspecto económico y social que exige el desafío de encarar revolucionariamente la situación, ante el descalabro que impone el capital que pugna en nuestro territorio, que ha producido en concurrencias de múltiples razones, que va desde el descarado e inducido plan imperialista, que pasa por bloqueos, saqueos, robo de nuestros recursos, así como la persecución financiera, como la falta de conciencia revolucionaria que se expresa en la ineficiencia doméstica, la burocracia institucional, el cáncer de la corrupción propia de una república ahogada en la cultura rentística y caudillista de la que no salimos hasta hoy.

Necesario es aprovechar esta experiencia, este momento para dar el gran salto en la cualitativo y cuantitativo, para solidificar y robustecer el proyecto histórico, que pasa por salir del conocimiento-regulación (Boaventura diixit) de la modernidad capitalista en donde seguimos atado por el confort que no permite la crítica, al conocimiento emancipación (idem) propio de la solidaridad con crítica y autocrítica contundente y transformadora.

El socialismo bolivariano es y será, cuando elevemos el nivel de conciencia expresado en la práctica diaria que permita la sociología de las ausencias por los sectores que hoy si son sujetos de transformación, otrora invisibilizados, negados, irreconocidos y que este proceso viene reivindicando con los bemoles propios de esta dinámica innovadora donde el otro es necesario, y por ello no es la paz idílica sino la dialéctica e histórica es la que hay que construir.

Este triunfo debe servir para mas alertas, más pulso y más compromiso, el enemigo no descansa y su apetito por nuestras riqueza es insaciable y nuestro experimento político es una herida al corazón de su lógica.

 

Nota: Suscribo que debe investigarse la situación por la que pasa el portal aporrea, y tomarse las medidas legales que corresponden, este es un espacio que permite el debate de las ideas y un revolucionario no puede aceptar que se aminore la discusión y la crítica. Jesús Alejandro Marcano Fernández.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 772 veces.



Jesús Alejandro Marcano Fernández

Profesor titular de la Universidad Bolivariana de Venezuela UBV. Doctor en Educación en Uiversidad Pedagógica Experimental Libertador.

 marcanofernandez@gmail.com

Visite el perfil de Jesús Alejandro Marcano Fernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: