Mi palabra

¡Chilló Ramírez! pobrecito

"Predicar moral es fácil,

mucho más fácil que ajustar la vida

a la moral que se predica"

Arthur Schopenhauer

El último artículo de Rafael Ramírez (Combatid, pues, y venceréis. Dios concede la victoria a la Constancia) a quien por cierto he dejado de leer. Veía los enunciados, y pasaba sin ningún interés, porque es más de lo mismo; pero al colocarle parte de una proclamada del Libertador Simón Bolívar, me llamó poderosamente la atención por el momento que estamos viviendo en medio de las amenazas del imperialismo. Al adentrarme en el escrito, recordé un chiste contado por un amigo, el cual tiene cierta similitud con el "inocente" de Ramírez, y es el siguiente: "Dos nietos llevan a la abuela al médico, cuando tenía 60 años, y este le recomienda caminar todos los días cinco kms, ahora tiene 90 años y no saben dónde se encuentra"

Esta situación parece estar viviendo Rafael Ramírez Carreño; el mismo que ha escrito decenas de cuartillas contra el Presidente Nicolás Maduro, y ahora, cuando siente la pisada de la justicia da la ligera impresión de no saber absolutamente nada de la enorme responsabilidad puesta en sus manos por el Comandante Chávez, en la principal empresa del país–PDVSA– cuando todo el mundo sabe en las condiciones en la cual la entregó, y para variar ha querido lavarse las manos, volcando toda la debacle en el Presidente, como si no hubiese sabido nada; porque de ser así, sencillamente es un incapaz, y caso contrario es un cómplice de todos los malos manejos, que llevaran a esa organización a las condiciones lamentables en que se encuentra.

Al hacer una ligera lectura de la autodefensa, combinada con los repetitivos ataques del señor Ramírez al Presidente, nos conseguimos con la manera de pensar de una persona, que hasta hace poco se consideraba un intocable, y con la autoridad suficiente para ayudar a enjuiciar al compatriota Nicolás Maduro, y de paso lanzar a los cuatro vientos sus aspiraciones a la presidencia, al querer presentarse, como el bueno de la película, sin darse cuenta, que no es fácil engañar al pueblo venezolano, como lo hicieron los grandes partidos (AD y COPEI) apoyados en los recursos mediáticos del imperialismo, para mantener su hegemonía en esta parte del nuestra América. Sin embargo, sigue ofreciendo un "combo", como en los mercados para tratar de atraer al pueblo, desde su confortable escondite.

El señor Ramírez, se aferra a la figura y pensamiento del Comandante Chávez, como una especie de salvavidas, y ahí cae en varias inocentadas a pesar de sus horas de vuelo en la política, cuando abiertamente expresa lo siguiente: "He sido acusado y mi nombre vilipendiado, sin ni siquiera mostrar una prueba en mi contra. He sido expuesto al escarnio público por los agentes del gobierno y la oposición. Se han violado mis derechos fundamentales, las garantías constitucionales, me han llevado ante el tribunal sumario de las redes sociales y los grandes medios en esta "vendetta" en mi contra, en contra del presidente Chávez, en contra de nuestra posición política y de nuestra gestión de gobierno. NO podrán detenernos, ni doblegarán nuestra voluntad de combate" Pregunto: ¿Qué es lo que ha hecho él con el Presidente Maduro? ¿Por qué sigue utilizando al Comandante Chávez, como unas muletas? Lo único que parece cierto, es cuando dice: "No podrán detenernos" y esto no es raro, porque la mayoría de los señalados en casos de corrupción terminan en los brazos del imperialismo, y el señor Ramírez, por nada del mundo lo toca.

En todo el escrito, presenta un desbordado mar de contradicciones para empezar comparando su caso, con el Libertador Simón Bolívar–palabras mayores– para después seguir con los ex presidente "Lula" da Silva; Cristina Kirchner, Rafael Correa, y de esa manera alimentar sus alegatos en la defensa y atacar a Nicolás Maduro, para buscar lo que siempre ha cargado en la mente: la presidencia de la República; sueño y deseo echado por tierra por el visionario Comandante Chávez, en su propia cara al señalar a Nicolás Maduro, como el hombre con la voluntad para desenmascarar a los enemigos de la patria, y hacerle frente a las amenazas y pretensiones del imperialismo, como está sucediendo en estos momentos.

Total, no dijo nada nuevo, para caer en un (arroz con mango) muchas de ellas imperdonables, al terminar más agresivo que el mismo imperio, con expresiones guarimberas: "¿Dónde creen que van a ir los que ahora hacen lo que les da la gana en el país cuando caiga su gobierno? Es por ello que digo que están rociados de gasolina" Lo único que le falta hacer, es encender el fosforo para quemar a todo el que esté dispuesto a defender al gobierno, y por consiguiente a la patria, como hicieron Guaidó, Guevara, y otros destacados incendiarios en el pasado reciente.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 846 veces.



Narciso Torrealba


Visite el perfil de Narciso Torrealba para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Narciso Torrealba

Narciso Torrealba

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a276092.htmlCd0NV CAC = Y co = US