200 años del Discurso de Angostura, una mirada Prospectiva a la Sociedad Necesaria

El Discurso de Angostura pronunciado por nuestro Libertador Simón Bolívar posterior a 200 años o pasada mas de dos décadas del siglo XXI, pudiera catalogarse no solo como una gran deuda como nación, sino como una mirada a la construcción desde una utopía creadora a la sociedad necesaria, partiendo de la frase profética "el sistema de gobierno más perfecto sea aquel que produzca la mayor suma de felicidad posible, la mayor suma de seguridad social y mayor suma de estabilidad política" no obstante, para que un sistema de gobierno sea perfecto y pueda garantizar la mayor suma de felicidad, estabilidad social, económica y política, requiere no solo el consenso sino la participación de todos, algo que sin duda alguna debe llamar a la reflexión de toda la sociedad ya que aún con la presencia de diversidades ideológicas, políticas y culturales, tenemos en común la existencia en un mismo país pero también la obligación de garantizar su existencia por medio de la convivencia, o como bien refiriera Maturana "el mundo en que vivimos lo configuramos en la convivencia".

Pasado dos siglos del discurso del Libertador en la histórica Angostura, se hace muy necesario inferir en algunos postulados de este discurso que es muy acorde al momento histórico en que vivimos.

"Uncido el pueblo americano al triple yugo de la ignorancia, de la tiranía y del vicio, no hemos podido adquirir, ni saber, ni poder, ni virtud." La República Bolivariana de Venezuela cuenta con una extraordinaria cantidad de recursos Minerales (Petróleo, Gas, Hierro, Aluminio, Bauxita, Zinc, Oro, Plata, Etc.), y Naturales (Agua Dulce, Selva, Montañas, Costas, Tierra Fértil), que fácilmente permitiría transformar los presentes desafíos económicos de esta nación de acuerdo no solo a dichos activos sino a la posición geoestratégica que permitiría tener una extraordinaria relación Comercial, Política, Económica, Productiva, Cultural, con diversas naciones del mundo.

Aunque la polarización política que vive nuestro país es destructiva, hay una anomalía peor, como es el actual sistema educativo Venezolano, una educación ineficiente, castrada, que enseña a obedecer y no para emerger, una educación para servir y no para producir, una educación que pretende construir el presente desconociendo el pasado, por ello, al referir Bolívar sobre ese amarre del pueblo Americano pero específicamente la sociedad Venezolana al yugo de la ignorancia, de la tiranía y del vicio y la imposibilidad de adquirir, ni saber, ni poder, ni virtud, hace un necesario llamado a la transformación de un sistema educativo que pueda incidir en la creación de una nueva y mejor sociedad o como refiriera el Maestro Cruz Diez en (2017)

"hay que inventar un nuevo lenguaje político que hable de democracia, de valores éticos, de libertad, progreso y justicia social, hay que inventar la educación y crear un país de emprendedores, artistas e inventores, un país digno y soberano en el contexto global, en fin en Venezuela hay que inventarlo todo ¡qué maravilla!"

De la misma manera, el Padre Libertador nos refirió en su discurso "Discípulos de tan perniciosos maestros las lecciones que hemos recibido, y los ejemplos que hemos estudiado, son los más destructores" hoy los efectos de la polarización política en Venezuela deja como consecuencia una sociedad cada día más fragmentada y enemistada, los factores que persiguen el poder en la búsqueda de sus conquistas sembraron en la población la doctrina de que pensar distinto es un pecado, que el calificativo como ser humano depende del ideal que persigas, que el creer te hace culpable y la determinación de estar de acuerdo o no te condena, algo tan análogo por parte de estos "perniciosos maestros" como lo planteado por Maquiavelo en el Príncipe "Divide y Vencerás"

En ese sentido, cuando el Libertador hablaba que "Por el engaño se nos ha dominado más que por la fuerza; y por el vicio se nos ha degradado más bien que por la superstición. La esclavitud es la hija de las tinieblas; un pueblo ignorante es un instrumento ciego de su propia destrucción" se pudiera interpretar en este momento histórico, la necesidad de que la sociedad haga los máximos esfuerzos en conocerse, comprenderse pero sobretodo reconocerse, muchos países del mundo representados por sus gobiernos, movimientos sociales, y pueblo en general, hacen votos por un dialogo en Venezuela para poder plagar la situación hostil que en ella se vive.

En relación a lo expuesto, es importante agregar que si no existen sobre la mesa esas tres características ya mencionadas (conocerse, comprenderse, reconocerse) y por el contrario prevalecen las mezquinas posiciones que propician la fragmentación social y política en Venezuela, todo esfuerzo de tregua que se proponga será un diálogo de sordos y por consiguiente no será posible la paz que tanto se anhela, en ese orden de ideas Fromm plantea "Aquellos cuya esperanza es débil pugnan por la comodidad o por la violencia, mientras que aquellos cuya esperanza es fuerte ven y fomentan todos los signos de la nueva vida y están preparados en todo momento para ayudar al advenimiento de lo que se halla en condiciones de nacer"

De igual manera, esa necesidad de dialogo, entendimiento y paz, no solo debe significar el cese de resentimientos, odios o rivalidades entre criterios, ideologías o afiliaciones políticas, por el contrario, los acuerdos deben auspiciar a la construcción de un proyecto país, ya que como refiriera el libertador hace 200 años "Un pueblo pervertido si alcanza su libertad, muy pronto vuelve a perderla; porque en vano se esforzarán en mostrarle que la felicidad consiste en la práctica de la virtud; que el imperio de las leyes es más poderoso que el de los tiranos, porque son más inflexibles"

Por ello, es necesaria una pedagogía del compromiso forjada por los diversos actores de la sociedad afín de crear una nueva ontología como país, donde sin bien debe prevalecer el respeto y la cordialidad, también es esencial el desarrollo y el progreso para nuestra nación, la importancia de crear un proyecto país con espíritu y visión de paz, entendimiento, trabajo y desarrollo, permitirá proteger nuestra amada república de intenciones que intenten nuevamente subvertir la estabilidad social, económica y política que se aspira en nuestra nación, en correspondencia con lo planteado, Bolívar en angostura también dedujo "Yo querría decir, que a vosotros toca cubrir una parte de la belleza que contiene nuestro Código político; porque no todos los corazones están formados para amar a todas las beldades; ni todos los ojos, son capaces de soportar la luz celestial de la perfección"

Hoy, cuando se hace más evidente la separación de familiares, amigos etc., por las perspectivas y afiliaciones políticas, donde lamentablemente ambos sectores en muchos casos se ven como enemigos por no coincidir en sus visiones, tienen en común no solo en sus derechos y deberes sobre esta tierra sino también en que ambos la aman, no obstante, ese nacionalismo es insuficiente si persiste la guerra es entre compatriotas, connacionales o paisanos, por ello la necesidad como bien lo planteo el Libertador "Para sacar de este caos nuestra naciente república, todas nuestras facultades morales no serán bastantes, si no fundimos la masa del pueblo en un todo; la composición del gobierno en un todo; la legislación en un todo, y el espíritu nacional en un todo. Unidad, unidad, unidad, debe ser nuestra divisa"

Feliz Bicentenario de Angostura



Esta nota ha sido leída aproximadamente 659 veces.



Marcel Doubront

Profesor UNESR Bolívar

 marceldoubront@gmail.com

Visite el perfil de Marcel Doubront para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a275997.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO