Crisis humanitaria "Made In USA"

¿Por qué los Estados Unidos en vez de querer enviarle esa supuesta ayuda humanitaria a Venezuela, no se la envían a Honduras, donde el pueblo de esa desgraciada nación está emigrando en masa, huyéndole desesperado a la pobreza crítica, al hambre y a la brutal represión de un gobierno tiránico y criminal, corrupto y depredador, impuesto, como tenía que ser, por los propios Estados Unidos? ¿O a Colombia, donde aparte de las masacres que diariamente se cometen en ese país contra líderes sociales, las deprimentes condiciones de vida de la población es tan alarmante, que los niños mueren como moscas a causa de la desnutrición y las enfermedades; a causa de unas condiciones de vida tan deplorables, que les impide el acceso incluso a bienes tan esenciales como el agua potable?

Sencillamente, por una razón muy simple: porque si ese gobierno de desalmados plutócratas no ayuda al pueblo norteamericano, al que reprimen y asesinan brutalmente, qué podría inspirarle el deseo de ayudar al de otras naciones? A Venezuela quieren enviarle esa supuesta ayuda -ayuda envenenada, por supuesto-, no por razones humanitarias, porque de humanos no tienen ni una sola célula los energúmenos de la Casa Blanca que la están promoviendo, sino por razones inconfesables. Con el fin de crear internacionalmente una imagen de nuestro país tan espantosamente crítica, que justificara una eventual intervención militar. Eso es lo que buscan, y no otra cosa se podría esperar de quienes por el mundo no han hecho más que sembrar la destrucción, el caos y la muerte.

¡¡¡Pero ayuda humanitaria!!! Los Estados Unidos, que han hecho del saqueo, la destrucción y la muerte de poblaciones enteras uno de sus más lucrativos negocios, una de sus más prósperas industrias, ¡!!llevando ayuda humanitaria a otros países!!! Bueno, más fácil es creer que el mundo se acabará mañana, que esa ridícula patraña concebida únicamente para engañar incautos, que nunca faltan, por supuesto.

Aunque también es verdad que habría que ver qué entienden estos rufianes por ayuda humanitaria. Porque si es la que tan generosamente le prestaron a Irak, que en vista de que no pudieron acabar por completo con su población lo sembraron entonces de materiales radiactivos para que éstos terminaran de hacer el trabajo humanitario que sus mortíferas bombas no pudieron hacer; si el asesinato de los habitantes de aldeas enteras y el entierro de las víctimas junto con sus animales en gigantescas fosas, como lo hicieron en May Lay; o el encierro en cercos de espinas de niños en ese mismo país; si las montañas de cadáveres de niños asesinados por el napalm o el agente naranja, o la desaparición en cuestión de minutos de cinco barrios en Panamá, o la destrucción por completo de Libia y la devastación y muertes causadas por sus terroristas en Siria; si la destrucción de Hiroshima y Nagasaki producto de las bombas atómicas que les arrojaron, y que causaron la muerte de más de trescientas cincuenta mil personas en el breve lapso de unos cuantos minutos; si todas estas carnicerías y otras muchas de igual jaez son ayuda humanitaria, entonces no hay duda que los gobiernos gringos son y han sido los samaritanos más bondadoso y humanitarios del mundo.

Pero no, no son ningunos samaritanos, son por el contrario unos crueles desalmados, que si se diferencian de las hienas es sólo por la forma engañosamente humana que presentan, porque en lo que se refiere a los instintos de este animal, desde luego que los poseen, aunque quizás un poco más perversos, pues viven sedientos de sangre y de petróleo. Por algo tienen como su más privilegiado aliado, en sus ataques contra nuestro país, nada más que al Pol Pot colombiano, a Álvaro Uribe, que además de haber sembrado todo el territorio de ese país de fosas comunes -todavía continúa haciéndolo-, es el capo de la droga más poderoso del mundo. Hecho que debía ser investigado en los Estados Unidos, pues en la medida que esta diabólica alianza se fortalece –Uribe-Casa Blanca-, crece y amplía aun más el nefando negocio de la droga.

Y a propósito de Uribe, hace unos cuantos meses un sacerdote colombiano de nombre Ramiro Arango, dio a conocer, a través de un video, qué es el dueto formado por Álvaro Uribe e Iván Duque y de lo que es capaz de hacer. Este video fue transmitido dos veces por Dossier. Y a pesar de la enorme importancia de las cosas que ese sacerdote dijo de esos lombrosianos, irreconciliables enemigos de nuestro país, dicho sea de paso, aquí nadie dijo absolutamente nada acerca de lo expresado por el valiente prelado ni el menor comentario por parte del gobierno ni de su Partido se escuchó por ninguna parte. ¿Por qué era y es todavía importante que el país conociera y conozca la oportuna y justa filípica del sacerdote? Porque el capo Uribe es el principal asesor político de Leopoldo López, lo cual explica el carácter terrorista del Partido fundado por él. Nuevamente falla el aparato comunicacional del chavismo y quienes se encuentran y han encontrado al frete del mismo. Cosa que ya es proverbial, pues jamás el mencionado aparato ha cumplido ningún papel en su confrontación política con la oposición, que si se encuentra en el estado tan deplorable en que se encuentra, es más por sus propios errores que por la acción política del gobierno y de su Partido.

CONVOCAN A UNA NUEVA REUNIÓN DEL CONSEJO DE SEGURIDAD

Pero ¿por qué una situación como la que estamos viviendo, y que ha sido provocada por el delictivo deseo de los Estados Unidos de apoderarse de nuestros recursos naturales, como los mismos gobernantes gringos lo han reconocido públicamente, tiene que dar lugar a una sesión de la ONU? Eso, francamente, es increíble, porque lo que debía hacer ese organismo es adoptar una resolución de enérgica condena contra las inmorales pretensiones de los inescrupulosos gobernantes estadounidenses. Gobernantes que están exigiendo, entre otras cosas, unas nuevas elecciones en Venezuela, creyendo que con ello lograrían sus infames propósitos. Ahora bien, suponiendo que aceptemos realizar esas nuevas elecciones, algo que jamás deberíamos aceptar, se estaría sentando un gravísimo precedente, ya que cuando los Estados Unidos no les guste un gobierno o pretenda apoderarse de sus riquezas naturales recurriría a este expediente. El cual, dicho sea de paso, no solucionaría nada, porque si el resultado de las nuevas elecciones no les fueran favorables, procederían a cuestionarlas y a exigir uno nuevos comicios. Y de esta forma rufianesca, jamás, en ningún país del mundo, habría paz y estabilidad política. Hay que convencerse, que a los Estados Unidos no le interesa la estabilidad de las instituciones ni la democracia en nuestro país. Lo único que a ellos les interesa son nuestros recursos naturales.

En estos momentos se están recogiendo firmas "en defensa de la paz y soberanía". Y yo pregunto: ¿y es que acaso la paz y la soberanía son los únicos bienes que están amenazados en Venezuela? ¿Y el petróleo, qué? ¿Es que acaso el petróleo carece de importancia, al punto de que no merece que se le defienda? Pues, sí, sí que la tiene y mucha porque sin ese combustible en manos nuestras caeríamos inevitablemente en un pauperismo tal, tan espantosamente degradante, que para que las personas que las padezcan, que sería la inmensa mayoría de venezolanos, valores como la independencia y soberanía carecerían de sentido. De allí que la mejor manera de defender estos valores sea defendiendo también el petróleo, y hacerlo con el máximo entusiasmo y fiereza con la que defenderíamos nuestras propias vidas. Pero para que esto pueda hacerse, habría que explicarle detalladamente a la población el porqué el petróleo es tan importante en nuestras existencias. Cuál es su incidencia en la calidad de vida de cada uno de los venezolanos.

Existe por ahí un sedicente derecho a proteger. Sin embargo, cabría preguntar: ¿y quienes protegerían a los presuntos protegidos de sus supuestos protectores, ah?

Y en cuanto a la carta a Trump, yo la firmé pero no estoy de acuerdo con que se le envíe a ese bicho sino al pueblo norteamericano a través de un remitido publicado en los principales diarios de ese país. Volvemos a equivocarnos, porque Trump va a hacer lo mismo que hizo Obama con las diez millones de firmas que se le enviaron: las ignoró por completo.

CANTV, a los habitantes de la Urb. Urdaneta, Pomona y otros conjuntos residenciales de Maracaibo, nos tienes más de año y medio sin teléfono y sin Internet. Y en cuanto al agua, ni hablar, pues nos están saliendo jorobas como a los camellos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 618 veces.



Alfredo Schmilinsky Ochoa


Visite el perfil de Alfredo Schmilinsky Ochoa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alfredo Schmilinsky Ochoa

Alfredo Schmilinsky Ochoa

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a275890.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO