Chamba senil

"En la medida en que las leyes de la matemática se refieran a la realidad, no son ciertas, y en la medida en que son ciertas, no se refieren a la realidad." Apotegma borroso determinante de Alberto Einstein, acerca de la borrosidad. Más aún y aun, si hubiera tenido a la mano la idea de los casos límite contradictorios, y el tercio incluso aristotélico, hubierale dado fortaleza a su manifestación. Es más, su teoría del campo unificado, se hubiera aclarado un tanto más, y no hubiera reculado con sus propios pasos. Pues el tercio incluso aristotélico de exceso y defecto, irrefragablemente expresa un medio, y con el Quijote, que dijera que: "En la naturaleza cada cosa engendra su semejante y su antípodo", aspectos límite antagónicos, asina, exceso y defecto, existe y exprésase en cada caso límite contradictorio, el tercio incluso estagirita, que ha de llamarse, a más de tercio incluso aristotélico: Partícula partitiva viva, punto crucial decisivo, punto inflexivo límite topológico, verdad profunda cortazariana, verdad andarina golondrina ramossucreiana, centro universal unificado de unicidad instantánea, de equilibrio dinámico dialéctico dialógico diplomático distintivo, al que tienden y del que trascienden todos los casos límite contradictorios. El tercio incluso aristotélico es continente que contiene los contenidos de las leyes de la dialéctica y de la lógica. La grafía lienzo pictórico blanquinegro del yin/yang, del ser /noser, de la enciclopedia védica upanishad sanscrita, borroso 69 cojedeño, esquema mecánico imaginario de lo consciente y lo inconsciente del torbellino de ideas de la dinámica de grupos villaverdeiana, con resultados óptimos inmejorables en la diagonal hipotenusa samosiana, en optimalidad ortogonal pitagórica de los triángulos rectángulos y pirámides kelsenianas, unidas por la misma base diagonal teoremática pitagoraiana de los triángulos rectángulos, de lo consciente y lo inconsciente del tormento ideal, y las pirámides kelsenianas del Derecho Usual Ordinario y Derecho Inusual Extraordinario, como en la lucha histórica desarrollada, el 15/04/2015, Cumbre de Las Américas en Panamá, entre el presidente venezolano Nicolás Maduro y su homólogo el gringo go home Barak Obama, en la misma grafía esquemática imaginaria villaverdeiana de la dinámica de grupos, con los mejores resultados inmejorables para el venezolano, en la optimalidad ortogonal pitagórica de la hipotenusa de los triángulos rectángulos piramidales del teorema de Pitágoras.

"En la medida en que las leyes de la matemática se parezcan a la realidad, no son ciertas, y en la medida en que son ciertas, no se parecen a la realidad." Apotegma borroso determinante de Albert Einstein. No es más que el mismo esquema mecánico imaginario de lo consciente y lo inconsciente del torbellino de ideas de la dinámica de grupos villaverdeiana. Es hablar de exceso y defecto, es afirmación categórica existencial de un medio aristotélico necesario, es decir, el tercio incluso estagirita (1/2).

El tercio incluso aristotélico (1/2), invisibilizado, hasta el derrumbe de las Torres Gemelas Neoyorquinas, 11/09/2001, cuando salióle criada respondona al tercio excluso aristotélico, que gobernó por tantos siglos, y que le ha hecho, también, muchos males a la humanidad, de interés imperialista gringo go home, ofensivamente usado descaradamente como instrumento de guerra por George Bush, Barak Obama y Donald Trump, al expresar dicho tercio excluso estagirita: "O estás conmigo o estás con mi enemigo." Con tal principio, invadieran Irak, Afganistán, Libia, Siria, Yemen, y ahora, estaríanlo aplicando, el tercio excluso aristotélico, a la Venezuela de Bolívar y de Chávez, generando los casos límite contradictorios, Derecho Usual Ordinario y Derecho Inusual Extraordinario, de Barak Obama y Donald Trump, con grafía en las pareadas pirámides kelsenianas paradójicas villaverdeianas tormentosas conceptuales.

El tercio excluso estagirita del imperio gringo go home, "O estás conmigo o estás con mi enemigo", tiene ya en Venezuela su criada respondona: El tercio incluso aristotélico, expulsivo de la disyuntiva shakespeareiana, "o", hamletiana del ser o no ser, por la inclusiva conjuntiva borrosa koskoiana, "y", luisalbertomachadoiana del ser y no ser. Todos los casos límite contradictorios borrosos, como el apotegma einsteiniano ut supra, contiene el tercio incluso estagirita, asina aquello del Eclesiastés: "¿Qué es lo que fue? Lo mismo que será. ¿Qué es lo que ha sido hecho? Lo mismo que se hará." Y con Oscar Wilde: "El hombre es en cada momento de su vida, todo lo que ha sido, y todo lo que será." Tal, Octavio Paz: "No soy el que fui hace un instante, y saberlo me ata a ese desconocido que fui" Recuperado y recargado por Jorge Luis Borges en aquello de que: "Somos Edipo y de un eterno modo la larga y triple bestia somos, todo lo que seremos y lo que hemos sido." Asín, con Borges: "Cada uno de los dos es remedio del otro." Y por la calle de en medio, va estar siempre, la criada respondona, el tercio incluso aristotélico (1/2). Así, Antonio Machado: "Busca tu complementario, que anda siempre contigo, y suele ser tu contrario." Visto desde la penumbra whitmaniana: "De la penumbra, surgen iguales elementos contrarios." Aspectos límite antagónicos, que han de tener a su criada respondona estagirita, como los casos límite contradictorios, lo infantil y lo senil, y por la calle de en medio lo juvenil, de complementariedad, igualdad, unidad, contraria unidad litigante, proporcionalidad, equilibrio dinámico dialéctico dialógico diplomático, criada respondona estagirita, tercio incluso aristotélico, al que tienden y del que trascienden todas las consideraciones límbica contradictorias.

Lo infantil y lo senil, y por la calle de en medio lo juvenil, como tercio incluso aristotélico, lo ha retomado el presidente Maduro, con el anuncio de la chamba mayor. Presidente, si ya tiene la Chamba Juvenil, siga su compromiso con la poesía y la historia, que en vez de Chamba Mayor, téngase presente la Chamba Senil en contraposición a la Chamba infantil.

La Chamba Infantil, ha de venir a favorecer a niños inteligentes venezolanos productores escolares, lo que daríales derechos, premiados con alguna prenda o algún bono o alguna escuela para ser Presidentes de la República en lo alto de la Sierra y Las Tucuraguas de Cojedes, en que se desarrollarían aspectos límbico antagónicos ut supra. Así, ha nacido de los más de ocho millones de casos límite contradictorios, la chamba infantil y la chamba senil, en donde el tercio incluso estagirita la chamba juvenil, ha de tener todas las propiedades características esenciales del centro universal unificado de unicidad instantánea de los aspectos límbico antagónicos del apotegma einsteiniano borroso: "En la medida en que las leyes de las matemáticas se refieran a la realidad no son ciertas, y en la medida en que son ciertas no se refieren a la realidad."

Si en la medida en que las leyes de las matemáticas se refieran a la realidad no son ciertas, y si en la medida en que son ciertas no se refieren a la realidad, es apotegma contradictorio borroso einsteiniano, de la forma exceso y defecto, ha de tener necesariamente tercio incluso aristotélico (1/2), entonces sea dicho, Presidente Maduro, que con la ironía quijotesca cervantina, entre el realismo ingenuo y el realismo mágico, se afirma el realismo borroso, tal la chamba juvenil, entre la chamba infantil y la chamba senil.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1408 veces.



Miguel Homero Balza Lima


Visite el perfil de Miguel Homero Balza Lima para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Homero Balza Lima

Miguel Homero Balza Lima

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a274816.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO