Obstinado

Lo obstinado y lo dócil son casos límite contradictorios, tal exceso y defecto, indolencia gubernamental y laboriosidad gubernamental, cordura maduroiana venezolana y locura guaidoiana norteamericana, han de tener tercio incluso aristotélicos, han de tener lienzo pictórico graficado, tal pareadas palabras paradójicas, consciente e inconsciente, tal esquema mecánico imaginable, un rectángulo partido en dos partes iguales por la diagonal, en que se generan dos figuras geométricas, dos triángulos rectángulos pitagóricos opuestos y dos pareadas pirámides kelsenianas paradójicas, con una misma comunidad de resultados inmejorables, en la diagonal hipotenusa pitagórica o base de las pirámides kelsenianas, engendró del teorema de Pitágora. Diagonal, llamada también optimalidad ortogonal pitagórica, pensando siempre en el torbellino de ideas villaverdeianas de la dinámica de grupos, asina como de la pirámide de Kelsen, tanto para el Derecho Usual Ordinario como para el derecho inusual extraordinario del imperio gringo go home de Barak Obama y de Donald Trump. Tal ser y noser, tal lienzo pictórico blanquinegro del yin/yang, tal el borroso 69 cojedeño de la modernidad ilustrada originaria de la literatura védica upanishad sánscrita.

Lo obstinado y lo dócil, aspectos límbico antagónicos, como todos los casos límite contradictorios, han de tener tercio incluso aristotélico, en el lienzo pictórico blanquinegro del yin/yang, la mayor grisura penumbrosa espacial muestral sombría, esa es la diagonal hipotenusa pitagórica, engendró del teorema de Pitágora, llamada también optimalidad ortogonal pitagórica, por la calle de en medio de esa diagonal, está el tercio incluso aristotélico, punto crucial decisivo, punto límite topológico borroso, de tendencia y trascendencia, desde donde se ha de dar el golpe feroz cesarvallejoiano, en difuminada continuidad espectral, hacia nuevas conceptualidades, movimiento real histórico espiralino sin saltos, eterna noria notoria, difícil de percibir, de aprender, y de aprehender por la mente humana en el momento real ludovicosilvaiano de los acontecimientos en pleno desarrollo waltermartineziano.

El tercio incluso aristotélico (1/2), entre exceso y defecto, necesariamente existe un medio, de equilibrio dinámico dialógico diplomático justo pacífico maduroiano innegable, entre los aspectos límbico antagónicos, lo obstinado y lo dócil, al que tienden y del cual trascienden todos los casos límite contradictorios, tercio incluso aristotélico (1/2), continente que contiene los contenidos de las Leyes de la Dialéctica, como las Leyes de la Lógica Matemática. Gracias fraterno Aristóteles, por este gran tercio incluso indesarrollado y callado por tanto tiempo, cuanto dolor no se hubiera ahorrado la humanidad, por tanta desgracia imbricada por el tercio excluso estagirita, o sea, expresiones como, del estás conmigo o estás con mi enemigo, tercio excluso aristotélico que desarrollara la concepción georgebushiana yanqui go home con el derrumbe de las Torres Gemelas en Nueva York, 11/09/2001, y con la doctrina Barak Obama, del desarrollo del caso límite contradictorio derecho inusual extraordinario, que ha decidido seguir aplicando la administración de Donald Trump, que aplicaran en Irak, Libia, Afganistán, Siria, que le están aplicando a la República Bolivariana de Venezuela, concretamente con la guerra económica criminal de lesa humanidad, que desajusta todos los días las faltriqueras y los bolsillos del pueblo arrecho con los empresarios, comerciante y usureros bachaqueros.

Lo obstinado y lo dócil, aspectos límbico antagónicos, casos límite contradictorios, tal exceso y defecto, entre ambas palabras pareadas paradójicas, necesariamente existe un medio, de equilibrio dinámico dialógico diplomático justo pacífico maduroiano innegable, el tercio incluso aristotélico (1/2), es aquí, en donde, Presidente Maduro, ha de tomar posesión porque su juramentación y ratificación como Presidente de todos los venezolanos, tome cuerpo beligerante pugnaz, ante el Derecho Usual Ordinario Diplomático Mundial y el derecho inusual extraordinario gringo go home, frente a las diametrales límbica dichas: estás conmigo y estás con mi enemigo, dólar today y trabajo today, retroactividad y prodiactividad, empresario poderoso y bachaquero asqueroso, hasta hacer cumplir la Ley, como tercio incluso aristotélico de equilibrio dinámico diplomático dialógico dialéctico: la Ley de los Precios Justo y de Precios Acordados, el Código Penal, la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y todos los demás instrumentos legales internacionales, puesto que la Ley manda y no discute, Presidente, a más de que se han cumplido todos los extremos. Entonces no hay vuelta atrás, todo está averiguado con los empresarios, con los consorcios, con los distribuidores de la comercialización, con las cadenas de distribución y del transporte, con los comerciantes, con las corporaciones mundiales, aún y aun, con los poderosos medios de comunicación de las transnacionales de la información. Enseñe su musculatura protocolar densa y densa, que la tiene, Presidente, y bien demostrada, y dispare sin contemplación, ya que detrás de usted, Presidente, está un 80% del pueblo, que a buen seguro va a apoyarle en el disparo legal protocolar, de los casos límite contradictorios, averiguar primero/ disparar primero, asina Presidente, manos a labor quijotesca, que en la tardanza suele estar el peligro quijotesco cervantino, el pueblo, Presidente, le dio la vaquilla, corra y póngale la soguilla. Pero Presidente, eso es ya, ¡ya coño, Presidente! y nos ahorraríamos ir a la guerra, y asegurar la paz, que con gusto aseguraríamos, y a la defensa de esta sagrada ensangrentada tierra de nuestros ancestros indígenas de Chávez y de Bolívar. Porque en verdad por aquí, por aquí por mi chorrera sanguínea, corre sangre de María Casilda y de Luis Loreto Lima, la lanza libre libertadora, para ponerle cojones y echarle bolas, porque enfrentar pudiera a quien osare insolente mancillar el terruño de Rosa María Flores y de Lucrecia Lima en la calle Alegría de San Carlos, de cuyo nombre si quiero acordarme siempre, Presidente.

Lo obstinado y lo dócil, aspectos límbico antagónicos, casos límite contradictorios, tal exceso y defecto, entre ambas palabras pareadas paradójicas, necesariamente existe un medio, de equilibrio dinámico dialógico diplomático justo pacífico maduroiano innegable, el tercio incluso aristotélico (1/2), asín también, la capacidad de maniobra ante la tempestad nombrada shakespeareiana, tal tercio incluso aristotélico, le permite Presidente, conocer las fortalezas y debilidades de los gringos go home, entre las cuales está dicha debilidad cagueta chorreada yanqui, la capacidad de movilización del pueblo, las marchas, y el ataque con fuego ideológico y capacidad de respuesta con fuego real del pueblo en armas y la unidad monolítica de la fuerza armada nacional bolivariana, que no envida en falsos positivos colombianos ivanduqueianos, sino que enviste con tarso metatarso y dedo en gatillo, y espolón en tierra como rodilla para disparar certeramente en la defensa efectiva de esta tierra sagrada de cinco naciones liberadas en 20 años de lucha liderizada por el Padre de la Patria Simón Bolívar, que no por la mujer maravilla ni el capitán américa de la tierra gringa. Presidente, ya existe un éxito diplomático histórico, ante el cartel de Lima, y espurio documento controvertible engañoso, apoyando las pretendidas exploraciones petroleras del Exxon Mobil en las aguas jurisdiccionales deltanas de Venezuela en el Orinoco frente a la Guayana Esequiba, reclamada con equilibrada diplomacia justa inflexible por Venezuela, del Acuerdo de Ginebra, 17/02/1966, en que el sol de Venezuela nace en el Esequibo, pronunciada frase firme de todos los días de nuestras fuerzas armadas de Chávez y de Bolívar.

Si lo obstinado y lo dócil, aspectos límbico antagónicos, casos límite contradictorios, tal exceso y defecto, entre ambas palabras pareadas paradójicas, necesariamente existe un medio, de equilibrio dinámico dialógico diplomático justo pacífico maduroiano innegable, el tercio incluso aristotélico (1/2), desde donde se averiguó y se disparó todo el protocolo protocolar efectivo determinante, ante el cartel de Lima, que reculó ante la posición firme y decidida suya, Presidente, entonces haga lo mismo con las corporaciones mundiales, los empresarios, los comerciantes, los bachaqueros, afincados todos en el dólar today, único reducto último de guerra política económica social que les queda a los gringos go home, contra la Patria, hasta hacer cumplir la Ley, tercio incluso aristotélico de equilibrio dinámico diplomático dialógico dialéctico, la Ley de los Precios Justos y de Precios Acordados, el Código Penal, la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y todos los demás instrumentos legales internacionales, puesto que la Ley Manda y no discute, Presidente, ergo vergo Presidente, manos a labor, que en la tardanza suele estar el peligro quijotesco cervantino, el pueblo Presidente, le dio la vaquilla, corra y póngale la soguilla.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 568 veces.



Miguel Homero Balza Lima


Visite el perfil de Miguel Homero Balza Lima para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Homero Balza Lima

Miguel Homero Balza Lima

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a274402.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO