Haciendo Memoria: "Foro Comunicación y Revolución Desafíos de la Nueva Etapa" Caracas el 31 de octubre de 2012. (I Parte)

A partir de algunas observaciones críticas sobre el sistema de comunicación que se ha tenido en la Revolución Bolivariana realizadas por el Comandante-Presidente Hugo Chávez Frías en el consejo de ministros del día 20 de octubre del año 2.012, conocido como "Golpe de Timón", se efectúa un foro en los espacios de la Universidad Nacional Experimental de las Artes – UNEARTE – con la participación de ponentes como Fernando Buen Abad, Maryclen Stelling, Freddy Fernández, Ernesto Villegas, Reinaldo Iturriza, Lorena Freitez y Daniel Hernández.

Señalaba el Comandante-Presidente en ese consejo de ministros, entre otras cosas lo siguiente: "... me da la impresión de que cada uno anda por su lado. No tenemos en verdad, aunque hablemos de ello, un Sistema Nacional de Medios Públicos, no lo tenemos... vamos a crearlo que incluya, como sistema al fin, su interconexión con otros sistemas, o subsistemas, medios comunitarios, medios populares de comunicación,... las televisoras regionales, los periódicos regionales, internacionales, Telesur; cada uno anda por su lado. Esa es la verdad."

En el presente trabajo se exponen aquellos elementos que consideramos puntuales y a partir de los cuales se pueden construir reflexiones y acciones colectivas que permitan dar un salto cualitativo sobre el carácter que hasta el presente ha tenido la comunicación en la Revolución Bolivariana. A manera de metodología se presentarán aquellos apuntes o ítem que consideramos esenciales de cada exposición. A ello agregaremos un comentario como una manera de contribuir con el debate.

1.- Necesidad de interconexión entre el Sistema Nacional de Medios Públicos y los Medios Comunitarios.

Esto ha sido un reclamo constante. Tal ausencia de conexión obedece, entre otras cosas, a la ausencia de un plan o política comunicacional con objetivos claros. En ello también priva el que tanto unos como otros se miran con desconfianza, hay sus reservas, producto de que unos son "profesionales de la comunicación" y otros son "comunicadores chopo 'e piedra". Zanjar estas diferencias pasa necesariamente por debatir acerca de la concepción que sobre la comunicación tienen unos y otros; sumar voluntades para el trabajo mancomunado constante y no de forma reactiva, coyuntural y espasmódica y organizar especie de "cayapa", "vaca" o "caimanera comunicacional". De esto último conoce bastante nuestro pueblo. De llegarse a concretar esta aspiración, que fue expuesta por el Comandante-Presidente Hugo Chávez en varias ocasiones, estaríamos dando un significativo avance.

Es necesario establecer niveles de interacción, de comunicación, de coordinación, de cruzamiento de información y experiencias que nos permitan ir rompiendo con ese cerco o bloqueo mental que muchas veces responde a subjetividades o prejuicios que a la misma realidad.

2.- Ausencia de capacidad y voluntad.

Son dos condiciones fundamentales sin las cuales ninguna empresa o proyecto puede concretarse. Tales condiciones están muy relacionadas con la eficiencia y la eficacia en el trabajo. Ambas condiciones exigen un compromiso que va más allá de un horario, de un sueldo. Por supuesto no estamos negando el derecho que como seres humanos tenemos que se nos honre con un horario y un pago justo. Sin embargo, la experiencia hasta ahora nos ha indicado lo siguiente: Se arranca con mucho entusiasmo, se planifica esto y aquello, se hacen declaraciones, nos damos golpe de pecho, actos de contrición, pero... al final son muy pocos los que quedan, quizás los más comprometidos y comprometidas. En algunos casos nos conseguimos con determinados compañeros que sufren del "Síndrome Mimético Metamórfico": revolucionarios de lunes a viernes, de 8am a 12m y de 2pm a 6pm, sábado y domingo desaparecidos.

Resulta lamentable observar como algunas iniciativas comunicacionales que han recibido el apoyo gubernamental de modernos equipos hoy lucen, si no deteriorados por lo menos arrumados y en franco olvido. Al parecer la capacidad y voluntad por el cuido del instrumental y de los equipos de trabajo no ha estado presente. Uno no se explica cómo es que si somos la esperanza, aspiramos a construir una sociedad digna, con valores positivos, entonces nuestra práctica cotidiana revela todo lo contrario.

3.- Insurgencia Semiótica.

Gran parte de las corporaciones de la comunicación (casi el 80%) están bajo el control de los Estados Unidos. De tal manera que toda la penetración cultural que nos ha llegado por diversos medios ha tenido como propósito imponernos patrones de vida y de comportamiento ajenos a nuestra idiosincrasia. Por esta vía nos han llegado estereotipos, códigos, signos, símbolos y lógicas cuyo propósito no es otro sino mantenernos sometidos culturalmente a los designios del imperio.

Tal proceso de penetración cultural data desde el mismo momento en que las grandes compañías explotadoras del petróleo hacen presencia en nuestro país, con el respectivo aval tanto de los gobiernos de turno como de una burguesía parasitaria que fue engendrándose en ese proceso, y toma mayor fuerza a mediados del siglo XX con la llegada y uso de la televisión.

Hoy asistimos a un mundo mediático a merced de esas corporaciones, con toda una red satelital, de internet, de celulares y redes sociales para las cuales, al parecer, no existe alcabala alguna. Se agrega a ello la manipulación y el falseamiento de la realidad, creando situaciones virtuales de inestabilidad política en aquellos países cuyos gobiernos son contrarios a los intereses del imperio norteamericano. Se asiste entonces a una guerra mediática desbordada por todo el planeta.

La tarea planteada no es fácil, pero tampoco imposible. Hay que romper con la lógica narrativa que nos ha impuesto el capitalismo. No podemos seguir contando la historia como ellos quieren, tenemos que saber contar las cosas maravillosas que están ocurriendo y para ello una revolución ética, estética y política es muy necesaria. El Comandante-Presidente Hugo Chávez Frías en el Alo Presidente Teórico Número Uno refiriéndose a la ética y a la moral lo indicaba así: "Hay que trabajar eso bastante, porque nosotros, más allá o más acá, estamos infectados de los valores viejos, del egoísmo, del capitalismo, de la fragmentación de la sociedad. Nos envenenaron desde niños. Vamos por ese veneno y vamos a hacernos un exorcismo. Vamos a hacer praxis social, hay que hacer trabajo voluntario donde estemos construyendo la Comuna, mucho antes de estar pensando en la solución de los problemas, que tendrán muchos y que nos fortalecerán. Ustedes tienen que comenzar desde abajo, potenciando el amor social, la conciencia del deber social."

El despliegue en cuanto a lo que estamos construyendo debe abarcar diversos espacios y para ello se debe recurrir a la inventiva popular, a la combinación de las diversas formas de difusión de la historia que estamos construyendo, hasta lograr posicionarla en la mente y subjetividad colectiva. Nada es descartable, aquí la "inflexibilidad principista" no debe ni puede ser obstáculo. Vencer los bloqueos mentales es una de las tareas fundamentales para avanzar y eso significa que debemos atrevernos a ser transgresores respecto a determinados contenidos. Entender que la luz está en el pueblo, en la forma como éste ha asumido su organización popular a partir de los consejos comunales y comunas, activar o reactivar las vocerías de comunicación, cultura y educación en la orientación de un trabajo ideológico asumido responsablemente y no como simple declaración.

rolomejo1957@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 498 veces.



Mervin José Rodríguez López

Docente. Productor Radial. Miembro fundador del Colectivo de Comunicación Alternativa “Voces Urgentes”.

 rolomejo1957@gmail.com

Visite el perfil de Mervin José Rodríguez López para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: