Deseos no "empreñan"…

"Me gusta la gente que cultiva sus sueños hasta que esos sueños se apoderan de su propia realidad"

MARIO BENEDETTI

"¡Feliz Año Nuevo, camarita! Se me perdió los últimos días del año que acaba de culminar y no pude invitarle unas friiitas… No le pregunto ni cómo está ni cómo la pasó porque lo veo lleno de salud y tan activo como siempre. Por ahí andan algunos de los que nos desean mal, con sus propias calamidades encima. Y es que, camarita, siguen sin entender que si lo que no les gusta es el mensaje, es eso lo que deben combatir y no caerle a piedras al mensajero. Es como si nosotros les cayéramos a piedras a ellos cada vez que los viéramos en la calle. Es más, se andan preparando para eso, ahora que se acerca el 10E, fecha en que Nico asume su segundo período, luego de haber ganado por amplio margen las elecciones presidenciales del año pasado. No sé qué irán a hacer, porque de que asume, asume. Que no sé cuántos países no lo van a reconocer, que no sé cuántos van a romper relaciones con Venezuela, que cuántos van a participar en el intento de golpe de estado, que cuántos seguirán a su amo del norte con lo del golpe suave, que si nos van a invadir, que si nos aplicarán las tenazas y quién sabe cuántos ‘no sé’ más. Lo que SÍ sé, camarita, es que llueve, truene o relampaguee, el 10E Nico asume el inicio de un nuevo mandato por instrucciones del pueblo venezolano, que lo eligió entre varios candidatos. Lo demás es monte y culebra. La pseudo oposición cipaya criolla representa los peores valores humanos: ambición, codicia, hipocresía, racismo, desprecio, engaño, terrorismo y no termina de entender que ‘deseos no empreñan’; que todo lo que han hecho para lograr una intervención extranjera al país se ha quedado en eso: puras palabras y chuleos a gobiernos foráneos. Aquí manda y decide el pueblo venezolano; las minorías tienen que aceptar lo que la mayoría decide, sin chistar. Imagínese, pidiendo ayuda a EEUU y a la Unión Europea, que tienen un amplio y obscuro prontuario explotando y saqueando a los pueblos del mundo. Ah, ya sé; ¿qué tienen que ver Panamá, Haití, Chile, El Salvador, Honduras, Libia, Iraq, Siria, Yemen, Guatemala, Nicaragua, etcétera etcétera, con Venezuela? El mismo plan y los mismos agresores: dominación, injerencia y saqueo. El que no quiera entender los intríngulis de la dominación mundial, que no lo haga, pero que no lo niegue. Sólo basta con contar el número de bases gringas en países por todo el globo terráqueo y su presupuesto armamentístico, y eso hablando de las conocidas públicamente, porque la guerra fría, de que existe, existe. Si con la llegada de unos avioncitos rusos muchos se chorrearon, como sería si Venezuela albergara una base rusa o china. Y fíjese, camarita, que el Cartel de Lima ya empezó a resquebrajarse porque esos países no pueden ocultar al mundo sus propios problemas internos causados por la desatención de las necesidades populares y el enriquecimiento desmedido de sus élites gobernantes, tipo Macri. ¿Sabe usted cómo se llama el presidente de Perú que heredó del perrito Kuczynski? Piñera, Duque, Bolsonaro, Moreno, y hasta el mismo Trump, saldrán como Peña Nieto. Falta poco".

En política no todo es blanco o negro. Debiera ser así pero en realidad existen matices que van desde el gris más claro, al más obscuro. Eso es precisamente lo que enturbia los planes de desarrollo de una nación. El hombre se acostumbró o lo acostumbraron a aceptar esos intolerables matices. Y digo "intolerables" porque allí se esconden las más obscuras intenciones que llevan al fracaso los mejores planes. Y los hombres no son necesariamente de la oposición o chavistas, pero esconden en lo más recóndito de su ser las ganas de poder "disfrutar" (entiéndase "gastar") el dinero acumulado a su paso por el "cargo de turno". ¿Bien habido?, ¿Mal habido? ¡Quién lo puede asegurar! No puede gastarlo durante el proceso, porque la gente se haría demasiadas preguntas y muchas no tendrían la respuesta apropiada. Así que muy dentro de sí, desea que algo pase que le permita "darse la vida que se merece". Entonces conspira y cede a la tentación de "cambiar de ideales".

El sueño de una Patria Grande de Bolívar, de Martí y de Chávez es precisamente lo que está en juego en América latina. Pero el poder económico de las grandes rancias oligarquías del mundo se obstina en oponerse a él. De ahí que apoyen cuanto intento aflore de acabar con todo aquello que huela a "libertad", "igualdad" y "fraternidad", ideas de la revolución francesa, como valores fundamentales de una sociedad. El macartismo y la siembra del miedo contra el "comunismo" han sido sus predilectas armas. Con el triunfo de un "Teniente Coronel" hace veinte años, la descalificación y el asesinato moral pasaron a ser sus más queridas actividades. Recuerden que sin importar lo que hiciera Hugo Rafael, lo llamaban "Chabestia" y a Nico, por haber sido "chauffeur" de bus, "Maburro". Es decir, "todos somos iguales, pero unos somos más iguales que otros", como decía George Orwell en "Animal Farm".

En todas las épocas, las corrientes ideológicas y religiosas han tenido sus detractores al igual que los han tenido los pensadores e intelectuales. Sin embargo los debates se daban para que las ideas fueran conocidas, analizadas y aceptadas o rechazadas, según fuere el caso. Hoy en día en Venezuela existe una marea de opinadores que son los que lo saben todo, infalibles, con fuertes críticas pero sin propuestas concretas pero con unas ansias de figurar del tamaño de la bola del gas. Esos se parecen a Caprilito, que fue gobernador de un estado, no lo hizo bien y aspiraba a ser presidente. Y a aquellos que no se prestaron para oír sus babiecadas, que lo estaban haciendo de regular para bien, les levantaron tremenda campaña difamatoria. Si no me creen sólo tienen que ver lo que le pasó a Diosdado con MEO de El Nacional y con Ravell. Ahora pagan las consecuencias de sus actos.

Se acerca el 10E, pero desde hace meses los cipayos criollos y sus aliados externos han venido aplicándonos los principios gobelinos de la propaganda para convencernos que ese día "la mayoría de los países del mundo no reconocerán a Nicolás como Presidente legítimo de Venezuela" y que nos quedaremos solos, aislados, sin alguien que quiera ayudarnos. ¿Será que aspiran a que creamos las "buenas intenciones" de quienes tienen un amplio y obscuro prontuario explotando y saqueando a los pueblos del mundo? ¿Será que piensan que volveremos a ser colonia de la "vieja Europa" y/o el "patio trasero" del imperio del norte? Ha corrido demasiada agua por debajo de ese puente como para volver a épocas pasadas y Chávez despertó la consciencia bravía de este noble pueblo, que consideramos nuestra segunda Independencia.

Por eso consecuentes amigos, les digo como dice el refrán: "deseos no empreñan". Si tienen esperanzas cifradas en un golpe de estado el 10E, se van a quedar con los crespos hechos. El pueblo quiere paz y tranquilidad. Ya basta de violencia, odio, racismo y cuanto sentimiento adverso alberguen en sus corazones. Nico llamó una vez más al diálogo y la concordia. Aprovechen esta oportunidad para mostrar si en sus corazones existe el amor al prójimo. Venezuela necesita una oposición, pero una oposición patriota que piense primero en los intereses del país y su gente, y no en sus propias cuentas bancarias. Yo les pido que abran bien los ojos para que se den cuenta quienes les quitan el pan de su mesa. Esos son nuestros verdaderos verdugos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 545 veces.



Luis Semprún Jurado

Profesional, productor audiovisual, co-productor y co-moderador del programa radial El Ojo de la Ciudad en Maracaibo, estado Zulia

 luissemp2003@gmail.com      @luissemp

Visite el perfil de Luis Semprún Jurado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Semprún Jurado

Luis Semprún Jurado

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a273769.htmlCd0NV CAC = Y co = US