0,33 centavos de dólar por día

¡Y se hacen llamar "socialistas" y "obreristas"! Maduristas reconocen salario mínimo de $10 mensuales

El fracaso de las medidas económicas de Nicolás Maduro luego de casi seis años en el poder demuestra que mientras ese individuo siga con el control político, lo único que nos queda a los venezolanos es la condena del empobrecimiento colectivo y la destrucción del país.

En efecto, ha sido de tal magnitud el desastre del plan "económico", que el propio Maduro cuando anunció semejante plan llevó el salario mínimo hasta 1.800 bolívares "soberanos", que en ese momento, incluso tomando como referencia la tasa paralela del mercado, también convertida en oficial, marcó un referente de 30 dólares por mes.

Luego de cuatro meses, ese salario mínimo, a pesar de que fue incrementado en este mes de diciembre hasta 4.500 bolívares "soberanos" en la actualidad apenas representa unos 10 dólares mensuales, cifra reconocida por el régimen madurista cuando su tasa oficial de cambio denominada como Sistema de Divisas de Tipo de Cambio Complementario Flotante de Mercado (Dicom) superó los Bs. 447,62 por dólar¹, y ese mismo salario, apenas sí supera los 5 dólares al mes al calcularlo con el mercado paralelo de divisas.

Que el propio madurismo con su tasa de cambio oficial reconozca el salario mínimo en 10 dólares mensuales, o sea, unos 0,33 dólares por día, es el signo inequívoco del fracaso, el hambre, la pobreza y la miseria en que han hundido la vida de los venezolanos. Seguirle echando la culpa de semejante fracaso al imperialismo y sus sanciones, no sólo rayan en lo ridículo, sino que convierte al madurismo como la peste política del siglo XXI, en virtud de que no solamente es la hiperinflación el único mal que nos agobia a los venezolanos, sino que tenemos un colapso del país en todos los ámbitos de la ciudadanía y el quehacer social.

Así tenemos que la educación y la salud se encuentran en niveles deprimentes. En el caso de la educación tenemos una deserción alarmante desde educación inicial hasta la universitaria, que sobrepasa en algunos casos hasta el 60% en determinados planteles y universidades. Los hospitales y ambulatorios, incluyendo el otrora sistema "Barrio Adentro", se encuentran técnicamente quebrados, sin medicinas ni insumos asistenciales. Para colmo, tanto educadores como médicos emigran sin parar de esta debacle, al ver que el régimen ni siquiera muestra posibilidades de recuperación económica y social, sino por el contrario, todas las medidas conducen al agravamiento de la crisis en términos generales.

Si lo anterior fuera poco, los servicios públicos están colapsados. No hay día en que no se registren protestas por falta de agua, electricidad o gas, mientras ello ocurre con un sistema de transporte público deficitario, que obliga a los usuarios a utilizar las llamadas "perreras" – camiones o vehículos no aptos para el traslado de personas – aunado con un sistema de Metro que nos muestra sus constantes interrupciones de servicio, tanto en Caracas como en otros estados.

De igual manera, el nivel de emergencia alimenticia ha llegado al desbordamiento del pueblo, que vemos personas trancando calles y avenidas porque no aparecen cajas o bolsas de comida, o hasta prometidos "perniles", lo cual revela el maligno nivel de dependencia social que ha creado el madurismo sobre la población. O sea, es allí donde ellos justifican que los salarios de los trabajadores en su gran mayoría, apenas sean de unos 30 centavos de dólar por día, porque al tener dichos "ingresos", prácticamente se pudiera decir que estamos transitando la esclavitud del siglo XXI. Verbigracia, no puede llamarse "salario" a unos paupérrimos ingresos que a lo sumo equivalen a unos 2,5 dólares por semana o 5 dólares por quincena. Eso es una aberración política creada por un gobierno neototalitario que simplemente desea ver morir al pueblo de hambre.

Mientras el madurismo se mantenga en el poder, no hay posibilidad alguna de salir de esta debacle económica y social. Un gobierno, que se autodenomina "socialista" y "obrerista", mientras Venezuela tiene el "salario" más bajo de América Latina, incluso por debajo de Cuba, comprueba que el único objetivo de Nicolás Maduro, panegíricos y zascandiles es la destrucción del país, y la liquidación social de su pueblo.

Aunque el madurismo se rasgue las vestiduras, en el fondo sólo quieren terminar de empobrecer a los habitantes que todavía se mantienen en el país ¿Será acaso que la cúpula madurista puede vivir con 0,33 centavos de dólar por día? La respuesta es obvia. A pesar de tal realidad, aún existen incautos que justifican lo injustificable, y en un contexto de enfermedad política, se atreven a decir que este es el "mejor gobierno de la historia", y que mayor suma de "felicidad" ha proporcionado a los venezolanos ¡Por Dios!

El madurismo reconoce el salario mínimo de 10 dólares mensuales - 0,33 centavos de dólar por día -, o lo que es lo mismo, acepta que somos el país con los más bajos ingresos de América Latina y la mayor tasa de hiperinflación en la historia de la humanidad, es decir, una simbiosis que sólo puede mostrarla el peor gobierno de la historia de Venezuela, y probablemente el régimen más nefasto de la historia contemporánea universal. A propósito de ser ciego. Quien tenga ojos que vea.

***

¹https://www.aporrea.org/economia/n335978.html?fbclid=IwAR3a6YR9ZHFlMLpS9HYLih6i9tfN5B076wlWDuA2d2jjqstY67IeeRgz1aM

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 10520 veces.



Javier Antonio Vivas Santana

Más de 6 millones de lecturas en Aporrea. Autor de la Teoría de la Regeneración del Pensar. Dr. en Educación (UPEL). Maestría en Educación, mención Enseñanza del Castellano (UDO). Lcdo. en Educación en las menciones de Ciencias Sociales y Lengua (UNA). Profesor de pre y postgrado tiene diversas publicaciones y ponencias internacionales acreditadas y arbitradas por editoriales, universidades e instituciones de España, Rusia, Estados Unidos, Alemania, Francia, y naciones de América Latina.

 jvivassantana@gmail.com      @_jvivassantana

Visite el perfil de Javier Antonio Vivas Santana para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: