Los "emprendimientos" de Maduro vs el socialismo

Es inútil decir esto pero ¿Cuántos venezolanos tienen acceso a créditos y pueden hacer "su propio negocio"?. Debería ser un sueño tener una toda una sociedad de clase media, así como uno lo ve en algunas las series de televisión gringas donde una joven es dueña de una pastelería, el otro tiene una clínica veterinaria, otro es dueño de una gasolinería, otro la cafetería y hotel de la entrada del pueblo, y todos tienen una casa con granero, caballos, gallinas, cochinos, vacas, y un huerto en el jardín; un consejo de ciudadanos se reúne en la iglesia, un jefe civil, un sheriff, un párroco y un juez… ¿Qué será realmente lo que hay en la mente Maduro?

Lo cierto es que para desarrollar proyectos como el de los "emprendimientos juveniles" hay que imaginarse la sociedad que queremos. Una Caracas llena de tienditas "Sambil", vendiendo chocolates y bombones, bolsos Totto con distintas formas de la bandera de Venezuela, un amolador de cuchillos, una señora que envuelve regalos, un señor que hace cortes de cabellos, otra que pinta uñas, otro vendiendo chicha, otro cachapas, otro empanadas fritas en aceite de maíz, una modista que hace ruedos de pantalones, una que cose camisitas… ¿qué será lo que imagina Maduro cuando impulsa el emprendimiento juvenil? En ese inmenso Centro Comercial que sería Caracas (por ejemplo) ¿Quiénes producirían el maíz, el cacao, quiénes tejerían las telas, quienes sembrarían; arrean el ganado, producen el cartón, barren, recogen la basura, quiénes producen el petróleo y la electricidad, quiénes extraen el oro, el coltán y los diamantes (que se llevan los chinos y los turcos), quiénes entierran a los muertos, asisten a los médicos, llevan las camillas, quienes enseñan a los niños, lavan los baños…, en fin ¿cuántos tipos "emprendimientos" necesitamos para que Venezuela sea socialista? ¿Cuánta gente "exitosa", trabajando para sí misma, compitiendo unos con otros, de forma egoísta, necesitamos para que Venezuela sea socialista?

Como dijimos antes, debemos visualizar el país que queremos, desarrollando el modelo de los "emprendimientos" en una sociedad socialista… ¿O es que esto no es una gran farsa? ¿O es que esto no es una franca contradicción?

O desarrollamos un país capitalista, mediante esa fórmula de apoyo a futuros jóvenes capitalistas (de los cuales muchos, si no todos, serían tragados por los más grandes, más vivos y más fuertes, en una guerra a muerte, hasta que terminen, cuando mucho, siendo simples empleados) o desarrollamos una sociedad socialista, sin otro emprendedor que no sea la sociedad en su conjunto, trabajando para la sociedad en su conjunto, sin que nadie quede por fuera de la vida.

Una sociedad de pequeños propietarios siempre tendrá su gente a quién explotar, ¡necesita de gente a quién explotar! Pero, hace mucho tiempo que esos programas de televisión gringos, de gentes sin problemas "básicos" de vida, pasaron de moda, no por otra razón que no sea la llamada acumulación y concentración del capital, el efecto de los monopolios y oligopolios, que sí han puesto a la gente común y feliz a pasar trabajo, en la sociedad norteamericana, es decir, muchos "emprendedores" o "ex emprendedores" trabajando para una gran corporación, controlada por una o varias familias, pero como empleados asalariados, explotados o desempleados.

Hace mucho que la competencia dejó de ser el motor de la sociedad capitalista entre artesanos o pequeños propietarios o pequeñas industrias. Si no se han dado cuenta, la competencia es entre grandes mercados y entre grandes corporaciones, entre países, y es a muerte; la competencia capitalista actual puede arrasar continentes enteros con todo su "contenido". Ese sueño loco de un país de "emprendedores" es una ilusión que no dura una vida, ni siquiera media vida corta, y deja, siempre oculto tras de sí, un mar de gente pasando hambre, gentes explotadas en el "Shandong de Aragua", maquilas mexicanas o españolas; explotadas en minas de carbón, diamantes, níquel, oro, coltán, petróleo ¿De qué y de quiénes creen ustedes que viven los jeques saudí? ¿Cuánta explotación humana soporta la ciudad de Dubai? ¿Cuánta la farándula internacional con sus lujos y excentricidades? Todo eso queda oculto detrás de un programa rosa de "emprendimientos juveniles"; no hay nada sano e inocente ¡y menos socialista! en eso, es una farsa, una mentira de desarrollo económico, de prosperidad capitalista, mucho menos del hombre en el socialismo. Otro engaño.

Solo a una mente clasemedia, pequeñoburguesa, se le ocurre pensar en regresar al capitalismo primitivo de los pequeños parceleros o propietarios de tierras, de los pequeños artesanos y mercachifles sosteniendo a toda una sociedad de egoístas y pequeños explotadores despiadados. El modelo de Maduro es como criar en un mismo acuario, sardinas, pirañas y tiburones. Por un lado "comunas productivas" (las cuales políticamente no significan mucho en la práctica) por el otro "emprendedores" (sambilescos, de ferias en el boulevard de Sabana Grande), y por el otro la Polar, Cargil, Nestlé, Cisnerios, Gold Reserve, Barrick, Exxon, British, Total, Gasprom, Rosnef, China, Rusia y Estados Unidos etc. ¿Quién de ustedes cree que sobrevivirá en esta pecera?

Y detrás de todo esto, la masa proletaria explotada, la misma de siempre; cada vez más pobre y más extensa, ¡más ignorante y más manipulada!; una multitud que votaría, si la dejan, cada tanto en elecciones de desconocidos, para "emprender" a cuanto charlatán, demagogo, mentiroso que sea capaz de prometer el ideal de sus propios sueños a todos ellos,…cansados de pasar trabajo y necesidades…, y así cerramos el ciclo madurístico de los emprendimientos, regresando al principio, donde nace la mentira capitalista.

La verdad es que el socialismo les quedó muy grande, se cansaron muy pronto. Les pasa como aquellos que cuando ya no pudo gobernar se van quedando en el camino con sus aliados europeos y sus mentiras, rezagados, reprimiendo, asesinando a sus opositores. Pero mientras más rezagados, van cayendo en manos de un pueblo resentido, sin fe y sin razones para la lucha, y en manos de sus propios aliados capitalistas. Y todo por falta de voluntad, de espíritu, de aliento político… ¡El socialismo les quedó grande a estos demagogos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 814 veces.



Marcos Luna


Visite el perfil de Marcos Luna para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a273297.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO