19 años de la Constitución Bolivariana

Venezuela; ¡extraordinaria e inusual Venezuela!

Sanciones, bloqueo y violencia guarimbera

En la creación de un mundo unipolar, donde el modo, modelo y poderío estadounidense sea el único sobre la tierra; la caotización social, estados-naciones fallidos, urgidos de tutelaje y anexión, como ayuda humanitaria, fundamentan la doctrina de intervención humanitaria, necesidad de proteger ante un escenario apocalíptico; de devastación y muerte, de tierra, sociedad, nación arrasada. En apariencia loable, plausible disposición, que enmascara la más terrible de las miserias humanas; ¡dominación, sumisión, esclavitud! ¡Expoliación de riquezas; conculcadora de libertad, independencia, soberanía!

Los interesados, en apariencia héroes, defensores, salvadores de pueblos y naciones oprimidas, buscan en su superioridad científica y tecnológica, a partir de ejércitos, contratistas, imponer la gobernanza mundial. Fomentan y financian grupos terroristas, criminales, mercenarios, que instigan, ejecutan la violencia callejera, criminal, contra la sociedad, a lo interno del estado-nación escogido. La diplomacia, la economía de estados adláteres…, también son puestas, direccionadas en función del objetivo; bloqueos económicos, financieros, no reconocimientos políticos, constitucionales. Todo debidamente coordinado hacia el debilitamiento institucional, gubernamental, creación de sociedades descontentas, descontextualizadas, anarquizadas, irreversiblemente perdidas, que en medio de la tragedia, irrumpan contra su gobierno, contra sus constituciones, que deriven en desconocimiento institucional, contra la legalidad y legitimidad demandando la preconcebida intervención o injerencia humanitaria.─¡Presencia de salvadores internacionales, interventores, invasores!─ Siria, Libia, Irak; África, Europa, América.

¡Nuestra América!; México, Nicaragua, El Salvador, Honduras, Ecuador, Paraguay, Argentina, Bolivia, Brasil. Venezuela, muestran la crudeza y realidad neocolonizadora.

"Para ser obedecidos no bastan declaraciones, acciones diplomáticas, sanciones económicas… Necesario es que el gobierno de Estados Unidos, ocasionalmente, muestre su poder torciendo, retorciendo el brazo a pueblos, gobiernos, naciones, que no sigan sus directrices" Señala, en sombría entrevista, Barack Obama; premio Nobel de la Paz, primer presidente negro en la historia estadounidense.

─El sistema capitalista de dominio imperial para que funcione; ¿necesario es imponerlo a sangre y fuego, mediante invasiones militares, mercenarias o coloridamente insurreccionales? ¡Devastando todo pueblo o nación que se diga soberana e independiente! ¡Decadente imperio!

Lo propio hace Donald Trump, desde Naciones Unidas, en Asamblea General; el gobierno de los Estados Unidos amenaza a la humanidad, conmina a secundar cualquiera de sus propuestas. Sin pudor, su presidente y funcionarios de alto rango, expresan que de no ser respaldados, sancionaran, desconocerán tratados, legislaciones, gobiernos, estados-naciones… ¡Soberbio imperio!

─¿A dónde va la humanidad? ¿Callará ante el exterminio del pueblo palestino?

Sus protectorados europeos y americanos enmudecen; ¡parecen no entender!, inadvertidos, desorientados, prefieren callar. Para Donald Trump y el poder imperial que lo respalda, ninguna organización, legislación, tratado o convenio puede estar por sobre los intereses de la seguridad nacional estadounidense. En siglos la humanidad no conoció gobierno tan irrespetuoso, infame, que menospreciara tanto la libertad, la democracia, la autodeterminación. Impunemente proclaman que tienen el poder de imponer su visión y modelo sobre pueblos y naciones.

─¡Ni papá Dios está por sobre los Estados Unidos y su institucionalidad!

Derrotados por Chávez durante 16 años, cuatro periodos, dos presidentes, para el poder estadounidense, la institucionalidad bolivariana contenida en la constitución nacional, no debe ni puede ser permitida. ¡No debe continuar!

Ante la ineptitud, mentiras, desventuras y pérdida de apoyo popular, electoral, de la oposición venezolana, optan por una abierta y decidida intervención, agresión multidimensional contra el gobierno de Nicolás Maduro, contra toda la nación venezolana.

─¿Es la dirigencia opositora vanguardia contra su propia patria?

─¡La Cuestión Venezuela es una orden ejecutiva, firmada, sellada y refrendada por todo el aparato imperial estadounidense!

Con ella se desconoce al gobierno, la institucionalidad, la constitución venezolana, declarando a Venezuela una amenaza inusual y extraordinaria para la seguridad nacional interna y externa de los Estados Unidos, y consecuentemente de sus aliados ─protectorados─ en el continente, en el mundo. Se exige de cualquier gobierno o nación consecuencia y reciprocidad según marcos normativos, legales estadounidenses. Canadá, México, Chile, Colombia, Perú, Argentina, Paraguay, Uruguay, Ecuador, Costa Rica, Panamá, República Dominicana, Brasil, Guatemala, Guyana, Unión Europea con España al frente, se postran ante tal imposición, ¿se regocijan?

─¡Los votos para darle connotación legal a la condena que permita sancionar e intervenir militarmente con mandato de la OEA no son suficientes, aún les falta!

En vísperas de la Cumbre de las Américas en Panamá, contra los no convencidos, incrédulos, pequeños países del Caribe, como heraldo imperial, envían a Joe Biden, vicepresidente, a desplegar toda una campaña de amenazas, chantajes, intrigas, su presencia trae la devastación, la muerte.

─¡Las pretensiones impérales fueron derrotadas en Panamá!

Desde Panamá, durante su última Cumbre de las Américas, Barack Obama, presidente estadounidense por ocho años, recibiría, de manos de Nicolás Maduro, presidente venezolano, una derrota más ─¡A 200 años de la idea integradora de Simón Bolívar!─ Su declaratoria, intrigas y amenazas esparcidas a todos los pueblos del continente en desprestigio de Venezuela, su institucionalidad y democracia, sin duda alguna, era la más evidente y siniestra declaratoria de guerra jamás, nunca antes, emitida por gobierno estadounidense contra una nación americana. ¡Nuestra Americana!

Con odio, en desesperanza, deseos de venganza, el poder estadounidense intervenía en Panamá pretendiendo pasar la página de la historia, la heroica, gloriosa y liberadora historia de todo un continente ─la otra también─, ¡la perversa historia que los condena!

Para Obama; lo trascendente en la Cumbre de Panamá, desde su gobierno, era la agresión y sometimiento al estado-nación venezolano. ¡No la historia!

Con más de 10 millones de firmas venezolanas y apoyo mundial a través de la etiqueta #ObamaDerogaElDecretoYa en la red social Twitter, Obama, su gobierno, sus peones y su decreto contra Venezuela, son derrotados, ridiculizados.

¡El hazmerreír mundial!

Serio, preocupante, pero; ¡extremadamente ridículo!... ¿Cómo Venezuela es una amenaza para la potencia bélica más poderosa de la humanidad y sus neocolonias? Representantes gubernamentales, afines o no a la pretensión estadounidense, estaban conscientes, advertidos, de la seriedad, implicaciones, consecuencias no sólo sobre Venezuela, sobre toda la región.

─¡Sobre sus propias naciones y gobiernos!

Las pretensiones estadounidenses contra Venezuela, desde la Cumbre de las Américas, celebrada en Panamá, en marzo de 2015, serian derrotadas, no se emite un informe final, definitivo. ¡El consenso no fue posible por oposición de Estados Unidos y Canadá! Para Venezuela, el pueblo, su gobierno bolivariano, será, en los próximos años una significativa victoria diplomática, política, moral, social y ética de nuestra historia republicana, pero también; la que definiría la abierta, directa y desvergonzada estrategia de agresión estadounidense desde todos los ámbitos, nacionales e internacionales. Desde el poder imperial estadounidense, el proyecto bolivariano contenido en la constitución nacional no debe ni puede continuar, no debe consolidarse ni mostrarse victorioso ante los pueblos oprimidos del continente, del mundo.

Para ellos, los detractores y enemigos de Chávez y sus ideas revolucionarias, bolivarianas, el problema no era Chávez y quién lo sucedería, podía llamarse Nicolás, Rafael, Giordani, Luisa, Jorge, Delcy, Diosdado, Miguel… ¡No! ¡Ningún revolucionario o chavista auténtico, de corazón y alma buena, era inconveniente, a la primera oportunidad los acabarían! Tampoco lo eran Henry, Capriles, Leopoldo, Borges, Machado, Mendoza, Ledezma… ─¡El opositor designado, en su momento, cada 24 horas o menos, desde las intrigas palaciegas correría peor suerte!─ El problema fundamental era, sigue siendo, la vigencia y continuidad constitucional.

─¡La Constitución Bolivariana! ¡Su espíritu y letra viva, la definición y proyecto de Patria en ella contenido!... ¡De Patria Bolivariana!

Para los enemigos de la patria, la idea en la Constitución Bolivariana, desde su nacimiento, ¡no debió ser aprobada ni puesta en vigencia ni desarrollada! ¡Debe ser desconocida, derogada, derrotada, olvidada!

El interés de los detractores y enemigos del proyecto bolivariano siempre será perpetuar la patria sumisa, rendida, entrega, perdida,… ¡Cómo lo expresa Simón Bolívar desde sus últimas proclamas!

Fueron por Dilma, por Lula, por Cristina, por Correa, por Ortega, por Lugo, por Evo… por todo gobierno o líder progresista que pretendiera seguir, emulara o defendiera a la Revolución Bolivariana, al gobierno de Nicolás Maduro, a la institucionalidad, constitución y democracia venezolana…

¡Desde allá vinieron, con gobiernos tutelados, por nuestra paz social, nuestra economía, nuestra salud, nuestra educación, nuestro don de gente, nuestra Venezolanidad!

─¡Al amparo y dirección de premios Nobel de la Paz, desataron la más despiadada e inhumana violencia; el racismo, la xenofobia, la quema viva de personas…, por ser o parecer chavista, maduristas…!

Eufemísticamente a la violencia terrorista la llamaron "Guarimba" para evitar ─mediante argumentos legales de derecho nacional e internacional─, evadir responsabilidades penales por crímenes horrendos, de lesa humanidad, de lesa patria… Crímenes cometidos contra toda la sociedad venezolana y con los que van por el mundo acusando al gobierno venezolano de tiranía, violador de derechos humanos… De democracia fallida, necesitada de sanciones, intervención, tutelaje…

Con sus acciones de bloqueo, desconocimiento, violencia, destrucción y muerte, conculcaron nuestra paz social; económica, jurídica, política, cultural, deportiva… ¡Nuestro don de gente!, ¡nuestra Venezolanidad!

¡Conculcaron nuestra Venezolanidad!

Lejos, muy lejos, están los días dónde la visita sabatina o dominical al mercado municipal de nuestras principales ciudades era de necesidad espiritual; como la misa, reconfortante. Placentero; como cualquier paseo a la playa, al río o al campo distante.

─¡Lejos, muy lejos van quedando esos días, las personas también!

Entonces, el ir al mercado en busca de una conversa placentera era suficiente razón, no importaba si comprabas o no, ¡era gratificante la conversa!, el saludo semanal; un rato, por horas, en cada uno de los locales conocidos, frecuentes; el amigo, el hermano, el primo, el vecino, el carnicero, el cuñao, el verdurero, el carretillero de confianza o hasta el niño cuidador del carro en el estacionamiento. ¡Hoy y desde hace rato, ya no están!

─¡Nuestro don de gente, hoy no está!

No está la alegría, la sonrisa, la amabilidad, la jocosidad, la generosidad, el honor, la solidaridad, el respeto…

─¡Ya no están las gentes buenas y nobles! ¡La mujer de la amable y sensual sonrisa con la hermosa cayena roja sobre la oreja! ¡Hoy no está la gente cariñosa! ¡La gente sencilla, humilde, desinteresada, carismática, profundamente humana, hoy no está!...

Todos, en alma, mente y corazón, han sido sustituidos por empresarios, comerciantes deshonestos, innobles, avaros, depredadores, vividores de la ganancia fácil y rápida, ¡bachaqueros!… Los buenos, nobles y profundos sentimientos humanos que definían nuestro gentilicio venezolano, nuestro don de gente, han sido conculcados, reemplazados por la ambición, por el capital; riquezas mal habidas y su acumulación.

─¡Por el liberalismo de mercado! ¡El capitalismo popular!

─Nuestro don de gente, nuestra humanidad, ¿quién se la ha llevó?

─¿Era la debacle económica; desespero opositor por tomar el poder político?

En su desventura contra su propia patria, en siniestro e irracional desespero actúan sin ambigüedad contra la economía, contra todo el pueblo venezolano. Se busca así la oportunidad para el derrocamiento de Nicolás Maduro, la toma del poder y el desconocimiento del hilo constitucional, no había vuelta atrás..., atacan sin piedad nuestra moneda, al Bolívar, en coordinación y complacencia con los gobiernos estadounidense y colombiano, a través de la página web "Dólar Today".

Buscan en la pobreza, la miseria, la hambruna..., el malestar social suficiente que derroque al gobierno; desgobernanza, caotización institucional bajo la cual ser comendados por el gobierno estadounidense a tomar las riendas, el poder y control nacional, sin constitución ni ley ni orden que no sean las emanadas del invasor.

Su victoria electoral, en las parlamentarias a la Asamblea Nacional, los dejaba sin argumentos válidos, creíbles contra la institucionalidad y la democracia venezolana, contra el sistema electoral venezolano. El fraude electoral como elemento de convicción para impulsar la violencia en las calles de Venezuela no les funcionará más.

Los grupos económicos, empresariales internos, al servicio de intereses foráneos, contra el gobierno, contra el estado-nación, impulsan, ejecutan acciones de boicot, no colaboración empresarial, contra todos los planes propuestos, implementados por el gobierno en busca del desarrollo y bienestar del pueblo, de la estabilidad económica, financiera y la paz social, la continuidad constitucional. Trabajan activamente por la creación del estado de barbarie, de conmoción social, institucional.

Pedro Carmona, presidente de Fedecámaras, en Miraflores junto a Chávez, aseguró trabajar por el bienestar del país, horas después −derrocado Chávez−, desconoce la constitución y se auto juramenta como presidente plenipotenciario de Venezuela. ─¡Un gobierno sumamente breve, efímero, trágico, fatídico, vergonzoso!─ Hoy vive y conspira a las sombras del gobierno colombiano. Meses después, tras 63 días de paro petrolero empresarial para derrocar a Chávez, Carlos Fernández, sucesor de Carmona en la presidencia de Fedecámaras, ¡también es derrotado!, y corre, ¡huye, en busca de protección, bienestar y abrigo ofrecido!, hoy vive felizmente al amparo del gobierno estadounidense.

Contra Nicolás Maduro los presidentes de grupos y cámaras empresariales; Fedecámaras, Consecomercio y Venancham, aseguran, están convencidos, que es su momento propicio para el asalto, toma y control del poder político en Venezuela.

Nicolás llama a Constituyente

Acorralado ante la inusitada barbarie y parálisis institucional, Nicolás, en su condición de Presidente legal, legítimo, esgrime los preceptos constitucionales e invoca los artículos 5, 70, 236, 347, 348, 349…, constitucionales, y convoca el 1 de Mayo de 2017, en plena celebración del día del trabajador venezolano, a una Asamblea Nacional Constituyente, derecho novedoso y nunca accionado en la Constitución Bolivariana. A decir de Nicolás; ─¡la Constituyente desarmaría a los violentos, a los enemigos de la patria, traería la paz!

Intrigas y argumentaciones evasoras, desconocedoras, de la Constitución, no se hicieron esperar… ¡No serían suficientes…!

─¡El pueblo venezolano amante de la paz quería elegir, expresarse!...

¡Los enemigos de la patria, mediante la intimidación, la violencia, la muerte, como nunca antes, intentan impedir la participación popular!... ¡El ejercicio de la soberanía nacional!

─¡El pueblo salió a participar por millones!...

¡Más de ocho millones de votos, expresiones de voluntad, para la convocada Asamblea Nacional Constituyente señalan, reclaman el deseo, el camino a la paz, contra la violencia guarimbera interventora, invasora, de sometimiento y exclusión!

Durante más de 90 días, los medios, como heraldos de la guerra y la muerte, instigan un cruento e inminente enfrentamiento, sus narrativas incesantes, idealizan un deteriorado gobierno, ¡derrotado y en retirada! A decir de los medios ─¡Nicolás y sus cómplices de la dictadura habían huido a Cuba, a Rusia, a China, a Brasil…!

─¡Era el momento de retomar la democracia perdida!...

Cien, trescientas..., miles, las arremetidas invasoras, mediáticas, alienadoras; directrices y ordenes mercenarias, terroristas… ¡Tenían como imposición derrotar la vida, el ímpetu libertario, heroico y soberanista de los hijos, herederos de Simón Bolívar, el Libertador de América!

Por redes sociales, desde inéditos rincones de esta Tierra de Gracia llegan informaciones: Imágenes, videos; viejitos, humildes trabajadores, discapacitados, soldados, venezolanos anti imperialistas..., soportando tormentas, cruzando ríos embravecidos, sorteando barricadas de odio, fascistas, físicas, de quema de personas vivas, de entrega y sumisión colonial...

─¡El pueblo venezolano llegaba al campo de batalla, a los centros electorales!

─¡Por millones llegaron a la cita con la Patria, por la Patria!...

A lo largo del 30 de Julio de 2017, voto a voto, en ejercicio de la soberanía nacional, por la paz, desde centros educativos, electorales, la derrota del ejército imperial; mercenario, terrorista y sus medios de propaganda, se va consolidando.

─¡Más de ocho millones de votos!...

Como nunca antes en su historia reciente el pueblo venezolano, ante la adversidad impuesta, invasora, alienadora, mostró sus raíces y expresó ante el mundo la irrenunciable voluntad de vivir en paz, con independencia, en justicia, soberanía y autodeterminación.

El simple chofer de autobús Nicolás Maduro, como canciller en tiempos de Chávez, derrotó a Bush, a Obama, sus vicepresidentes y secretarios de estado. Como presidente; derrotó nuevamente a Obama, a contenido y paulatinamente sobrelleva toda la agresión imperial estadounidense con Donald Trump en la presidencia, sus secretarios de estado y vicepresidentes. ¡Sus intrigas! ¡A toda la oposición venezolana y latinoamericana! En el marco constitucional, legal, jurídico de la Diplomacia Bolivariana de Paz, defendiendo la continuidad institucional, constitucional, al pueblo venezolano.

─En la relatividad de esta narrativa, ¡otros parecen ser los enemigos y traidores a la patria!

El pueblo vive, sufre, resiste con dignidad, estoicamente, la agresión imperial solicitada por anti patriotas que derrotados políticamente y en su violencia guarimbera, terrorista, huyen buscando apoyo, respaldo injerencista, intervencionismo, más agresión, más sanciones contra Venezuela toda. Buscan la llamada intervención humanitaria que los coloque en el poder bajo protección del ejército invasor. Mientras llega ese día permanecen a las sombras, a buen resguardo de los gobiernos interventores ─México, Colombia, Chile, Argentina, Brasil, Perú, Costa Rica, Panamá, España, Estados Unidos…─, negadores de nuestra democracia, de nuestra Venezolanidad.

─¡Bolívar, oh Bolívar, siempre Bolívar/ Bolívar de mil batallas/ Bolívar de mil ideas/ Bolívar de mil discursos/ Bolívar de mil proclamas/ Bolívar de las dificultades!

─¡Bolívar en el paso de los Andes, reflexivo; pasado, presente, nuestro futuro!

─¡Bolívar desde el cielo; en el mar, en la tierra, de Norte a Sur, de Este a Oeste!

─¡Bolívar, entre los pueblos oprimidos que buscan independencia…!

─¡Bolívar, Simón, el Libertador!...

Como profetizabas 200 años atrás sobre la floreciente nación norteña; hoy intenta ignorar tú historia, borrar tú imagen, destruir tú gloria…

─¡Todo cuanto lleve tu nombre Bolívar!

La toma de conciencia política e ideológica impulsa una nueva ola anti imperialista en el continente, ¡la posibilidad cierta de retorno al poder político de movimientos emancipadores! Los enemigos de la patria, pro-imperialistas, restauradores del neoliberalismo, reorganizados, se movilizan por los caminos de la violencia, insisten en la guerra, amenazan con la muerte; Nicaragua, Ecuador, Brasil, México, Venezuela, Colombia.

─¡Tras el horizonte, una nueva oleada de protestas, movimientos intervencionistas amenazan al continente! ¡Al Mundo!

−¿Cuál es el futuro de las niñas, niños y jóvenes venezolanos?

─¿Cuál es el destino de los cientos de niñas y niños llevadas de Venezuela en busca de bienestar en idílicos paraísos?...

─¿Cuál es el futuro de millones de niñas y niños humillados, encarcelados, separadas de sus familias en las fronteras estadounidenses y europeas?...

─¿Cuál es el futuro de niños y niñas desplazados por la violencia en México, Centro América, Colombia? ¡Por el hambre en la Guajira colombiana!…

─¿Cuál es el futuro de los niños y niñas palestinos?...

─¿Cuál es el futuro de los niños y niñas en este irracional y sojuzgado mundo?

El 4 de Agosto, en horas de la tarde, durante su alocución de clausura del desfile conmemorativo del 81 aniversario de la Guardia Nacional Bolivariana, desde la Avenida Bolívar, Nicolás Maduro, junto al alto gobierno, militar y civil, personal de parada y público asistente, son objetivos potenciales, blancos inermes, de acto terrorista, magnicidio, mediante la utilización de naves dirigidas y controladas a distancia, drones.

Las primeras informaciones, en la red, paralizan a la sociedad, a las rotativas del mundo −¿toda una sorpresa?−, los opositores más acérrimos enmudecen, sin rumbo ni dirección política, saben, presumen…, que tal situación de tener éxito, tendría también un desenlace cruento que hasta a ellos los envolvería. ¡Nunca antes en Venezuela se había llegado tan lejos! De no tener éxito, como parecía ser, no tendrían nada que celebrar y sin duda alguna, mucha más dirigencia opositora buscando asilo o refugio político.

Los primeros minutos, la trascendencia de la noticia ocupa las redes sociales, los grandes medios, todos están a la expectativa. Sin lugar a dudas que el plan magnicida ha fracasado, parte de los autores materiales, ejecutores, son detenidos y puesto bajo custodia. ¡La verdad pronto verá la luz! Las rotativas de los grandes medios de propaganda toman la iniciativa y califican el hecho de auto atentado. Los "influenciadores" se activan en desesperado intento por culpar al gobierno. Toda la mediática mundial en un solo coro banalizan el hecho y tratan de restarle importancia.

A lo largo de los días, las investigaciones van señalando toda una trama conspirativa contra el Estado Nación venezolano en donde Julio Borges, hoy refugiado y protegido por el gobierno colombiano de Iván Duque, resalta como accionante intelectual. Junto a él; el gobierno saliente de Juan Manuel Santos, Colombia, las embajadas de Chile y México como facilitadores de vías de escape a los ejecutores, el gobierno de los Estados Unidos conocedor, facilitador, promotor y financista de la acción.

Llegó el siglo XXI; ¡la nueva era Nuestra Americana!

Al alba del nuevo siglo las elites dominantes; económicas, religiosas, académicas, políticas, culturales, empresariales, claman por intervención divina que perpetúe su permanencia en el poder y castigue a los incultos, a los innobles; oprimidos, excluidos, desdentados...

─Un diluvio cayó sobre la tierra… ¡Contra toda Venezuela, la patria vieja!

El miércoles 15 de Diciembre de 1999, bajo un aguacero apocalíptico, desde los más recónditos rincones de esta Tierra de Gracia, el pueblo venezolano, por años humillado, despreciado, excluido, en ejercicio inédito de su soberanía política y social; concurre en libre, plena y democrática expresión de voluntad y pensamiento, al referéndum popular, electoral, que aprueba, da vida a la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

─¡Entre la tormenta, con extremo dolor y sacrificio, en manos del pueblo venezolano, la Patria vieja paria una Patria Nueva!

Patria soñada, irreverente, fundamentada en el pensamiento emancipador de Simón Bolívar; contra la opresión, la esclavitud, la dominación, por la igualdad; equidad social, política, económica, educativa, cultural. ¡Justa!

En respeto al derecho y legislación internacional, a la autodeterminación, a las relaciones fraternas entre pueblos y naciones…

─¡Nacía la Venezuela Bolivariana!

La patria de Simón Bolívar; la que por siglos, desde el más recóndito rincón territorial e histórico, contra toda adversidad natural o perversión humana se proclama soberana e independiente, amante de la paz.

─Una Patria que ante cualquier intento de intervencionismo ─¡cada 13 y 19 de Abril, 24 de junio, 5 de Julio!─ expresa y recuerda al mundo su absoluta, instintiva e inquebrantable voluntad de vivir en ¡Libertad!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1032 veces.



Felipe Marcano


Visite el perfil de Felipe Marcano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: