Crítica ácida

Que prohibido ni que nada ¡que dictadura!

Hasta la saciedad y en cualquier aspecto, es evidencia incontrastable y desagradable por abusiva, la conducta de factores politiqueros de oposición que disimulocráticamente violan la ley. En materia electoral, desde semanas antes del arranque oficial de la campaña a los comicios del 9 de Diciembre, elección de Concejales en los 335 municipios de la nación, numerosos aspirantes desacataron en emisoras de radio del país las normas del C N E.

Cierto que el Ejecutivo Nacional y organismos oficiales, contribuyen en actos de inauguración a la difusión de aspirantes revolucionarios, y que se les conozca, algo nada raro pues ha venido sucediendo en 50 años de nuestra democracia chucuta, y en sucesivas administraciones. La diferencia es que en estos últimos casi 20 años, los oficialistas han sido víctimas de empresas privadas de comunicación social, que manipulan, deforman u ocultan noticias oficiales, algunos incluso catalogando los actos gubernamentales "violaciones a la ley electoral…" .

En imprudencia calculada, surgieron quienes en materia de precios y otros muchos aspectos, usan comportamiento engañoso y retador. "Violo los acuerdos firmados con el gobierno, y qué…". La "dictadura" a la que le han bajado 2 en el estribillo opositor de llamarla también "tiranía…", no los persigue. Comprendiendo lo estupidizante de tales calificativos, cambian de argumentos. Antes de la campaña electoral autorizada, candidatos opositores en emisoras de radio pagaron cuñas pidiéndole al colectivo asistir a votar el 9-D. Iniciada la exposición o promoción legal, los identificaron como aspirantes a Concejales "del cambio", por lo tanto aprovecharon el habitué radial, acostumbrada la audiencia a determinadas voces que venían escuchándose.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 730 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: