Cuando los payasos se ponen serios es porque algo está mal

Si tiene la barriga como un adeco, piratea con la historia como un adeco, se enseria como un adeco, es tan ocurrente como un adeco ¿Qué es?: un adeco ¡por supuesto!. Cuando los payasos se ponen serios es porque la cosa está mal. Ahora los payasos se burlan de la crítica, pero con una mueca en el rostro rara, ¡lo hacen en serio!. Lo que vale, dice el adeco, "es el esfuerzo", y lo dice alguien quién, por el tamaño de su barriga nosotros dudamos que se esfuerce mucho en su oficio, el cual no requiere mucho ejercicio físico, pero sí intelectual; pero ahí también se le nota la grasa.

Sostener eso que llaman "la costra" reformista y oportunista está costando mucho ahora, esta es la última oportunidad que tiene el gobierno para pasar al "punto de no retorno" de su gobierno nuevoadeco, así sea aniquilando al chavismo completo, al chavismo que critica, ese mismo, del cual dice éste señor adeco que "no se esfuerza" sino que critíca.

Pues bien, la crítica los atormentará hasta el fin de sus días, porque si el gobierno pasa, lo hará sobre muchos cadáveres y presos; porque cada vez que este gobierno apuesta por algo pierde; porque sigue arriesgando por los "empresarios honestos", por los mismos capitalistas ladrones y conspiradores de siempre. Y cuando el gobierno vuelva a perder perderemos todos, sobre todo los chavistas críticos del gobierno, los cuales seremos (¡mínimo!) encarcelados y perseguidos. Entonces, esos intelectuales deberán asumir su responsabilidad por haber hecho de la crítica una burla y un chiste malo, digamos que por no haber abierto los ojos grande, por su cobardía; "los adormilados se quedarán dormidos", y "pagarán sus culpas los traidores".

Dice un dicho que Dios los cría y ellos se juntan. En momentos de extrema crisis la clase media se repliega. Y casi todos, si no todos, los intelectuales llamados de izquierda son clase media, o piensan y sienten como clase media, es decir, como pequeños aspirantes pequeñoburgueses. En momentos de crisis extrema, como estos, se aferran al poder, como aquel actor que representaba a diablo, en la película Mephisto, pero que daba la mano blandito, y que terminó traicionando a sus camaradas para salvarse solo, amparado en el mismísimo poder que alguna vez hizo objeto de sus críticas y burlas, cuando las consideraba reales, válidas y legítimas. Bien, ahora los intelectuales van de la mano con los políticos arribistas pequeñoburgueses, socialistas farsantes, pero… en el poder, con poder, por eso se juntan, porque están en el poder.

En el caso de que caiga este gobierno ya sabrán deslizarse por un pasadizo oscuro hacia un lugar seguro donde serán recibidos por las nuevas autoridades. Habrá delatores, "personalidades", neutrales, volverán a su humor los payasos, a la pedantería los cultos, a las asesorías los más caradura, y todos chapotearán la misma mierda, como siempre, tan profundos como lo permita el macadam.

Cuando los payasos se ponen serios es porque se acerca el fascismo, huela a muerte. Ya ni siquiera ellos podrán sacar de la angustia y la incertidumbre de su público una risa, por lo menos sin que aparezca una mueca de sarcasmo o un tic incontrolable. ¡Y pensar que todos han dicho (alguna vez) servir a la verdad y a las causas humanísticas y humanas! Pero se quedaron pegados burlándose de la oposición de derecha, del imperio. Y ahora la enfilan (pero de manera seria), en contra de la crítica chavista al gobierno de Maduro... Así como no son muy específicos al hablar de esta crítica –probablemente porque en muchos casos carecen de argumentos, y en otros de coraje- de esta manera uno no alude a ninguno de ellos en particular, pero por otra razón, porque todos andan en lo mismo.

El tema gobierno, para ellos es muy serio. ¿Quién ha visto a "los Roberto" burlarse de Maduro, por ejemplo, cuando dijo en una rueda de presa "periodistas y periodistos"? , ¡Imposible!, ¡pierden la chamba", ¿pero no me van a decir que aquel disparate no era digno de tres programas seguidos –así como la cogen, a veces, con Ismael García y Ramos Allup-? ¿Por qué no desmienten y se ríen de las alianzas de Allup y su familia con el gobierno, en las nuevas compañías de servicios petroleros?... ¡Ya sé!, porque la crítica no existe. ¡El concepto, no existe! (¿o será un chiste que no entendí bien?)

Esto es lo que queda de las crisis extremas, el repliegue de cuanto político e intelectual oportunista se acopló a este gobierno en el carro de Chávez, por amistades, por sentirse en buen ambiente, por ganas "de echar pa lante la revolución" pero desde un ministerio o una fundación cultural: el repliegue dentro de los espacios de su clase "clase media"; esa misma izquierda ambidiestra que corrió a sus negocios familiares el 27 de febrero de 1989, cuando las hordas hambrientas salieron a la calle a quemar medio mundo. En vez de dirigir la revuelta, hacer la revolución mentada, poner en práctica "sus esfuerzos físicos e intelectuales", se fueron a trabajar en Agencias de Publicidad, a asesorar a Carlos Andrés Pérez o trabajar con él donde fuera, a usar su potencial intelectual en un espacio mucho más seguro y redituable… ¡pues!... …Cuando los payasos se ponen serios… ¡Qué cagada!

Marcos Luna 25/11/2018

 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2033 veces.



Marcos Luna


Visite el perfil de Marcos Luna para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Marcos Luna

Marcos Luna

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a272323.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO