El Pasado en el Presente. La Crónica Taquense

¿Quién eres?

Por allá en el año 2008 gané un premio nacional de literatura, con mi libro Antiparadigma II, otorgado por el Fondo Editorial del Ipasme, en la mención ensayo, República Bolivariana de Venezuela, de esta obra extraigo el siguiente ensayo corto.

Las apariencias son las ideas superficiales que nos hacemos de las cosas y de las gentes, hay que ir más allá: a la esencia. Iba yo fastidiado y fastidiando, por uno de los caminos intrincados de la existencia cotidiana, cuando de repente me encontré con una mujer totalmente desnuda, muy hermosa, quien me invitó sin ton ni son a copular. Hicimos el amor con desenfreno y sin inhibiciones, ella desplegó todo su erotismo, su pasión de hembra voluptuosa y ardiente. En el paroxismo del placer le pregunté al oído: "¿Quién eres?" Y me murmuró entre dulzones y ondulados quejidos: "la Muerte".

Era la Parca, no pude romper su hechizo y desprenderme de sus terribles brazos, de su húmeda y complaciente vagina, de sus acariciantes lamidos, de su idolatría al falo y de sus intensos y profundos besos. Mi cuerpo fue pasto de gusanos, retornó al polvo, pero como arquitecto de mi propio destino vencí al Thanatos, el Óbito inexorable, quedó preñada de mí. ¡La embaracé de vida! Del impacto vivencial uno de mis ojos cayó al suelo, lo recogí, me lo puse al revés y me miré por dentro; al término de este encuentro con mi yo puro, comprendí la esencia de la vida en esta malsana sociedad capitalista: la gran crónica de la mitología de lo cotidiano, el creer que el mundo gira alrededor nuestro, que somos eternos, que lo más importante del existir es atesorar riquezas, rendirle culto al único dios de este mundo: el vil dinero, ser esclavos del amor propio y del interés egoísta, de los prejuicios, de las banalidades, de la ganancia y el lucro.

¡Qué ilusos somos! En realidad, mi moraleja estuvo en internalizar en mi mente y en mi corazón que usted, ella, él y yo, todos nosotros al vivir, somos protagonistas de una gran historia, la historia de la estupidez humana. Al final solo está esa gran orgía de la cual todos los monos sabios tenemos que participar: la Muerte, quien con su dedo descarnado nos señala. Todo lo anterior es una muestra de literatura surrealista.

El surrealismo, movimiento filosófico, artístico, literario y existencial de la segunda década del siglo XX, que insurge como consecuencia de la frustración producida por la Primera Guerra Mundial y la crisis económica de la postguerra. Se caracteriza básicamente por descomponer la realidad en elementos irracionales. El ideólogo del surrealismo fue Andrés Bretón quien inició en 1924 la tendencia con el Manifiesto de la Constitución Surrealista. Freud había traspasado las fronteras del inconsciente, el arte y la literatura querían acompañarle por esas exploraciones. Artistas, literatos y dramaturgos ya no se conformaban con ir a la estructura de las cosas o del movimiento, pretendían ahondar todavía más. Es fácil conocer la parte externa de los seres, pero es difícil ver la realidad que esconden debajo de la conciencia.

El surrealismo trata de proyectar la vida interior, bucear incansablemente en ella. Lo hace a base de imágenes tomadas de lo real como de lo onírico. El universo surrealista no tiene límite entre el pasado y el presente, entre el pasado y el futuro, ni tampoco entre lo real y lo imaginario; es irracional, caótico y absurdo, es la exteriorización de lo interior sin control alguno de la razón, sin trabas morales o estéticas. Nuestra posición: aunque el surrealismo niega la razón, contiene un exceso de realismo mágico, encierra una paradoja, pues su irracionalidad es deliberada, bien cargada de premeditación y alevosía, no hay espontaneidad. Los surrealistas dicen que no les importa para nada la estética, pero conquistan a través de sus prácticas artísticas un marco de belleza plástica y literaria innegable. Niegan los valores de lo bello: la proporcionalidad, la medida y la simetría carecen de sentido para los surrealistas. Sin embargo, tienen imaginación, que al fin y al cabo, es uno de los valores más destacados de la estética.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 499 veces.



Jesús Muñoz Freites

Filósofo. Docente. Cronista Oficial del Municipio Los Taques en el estado Falcón

 jesusfreites11@hotmail.com      @camaradatroski

Visite el perfil de Jesús Muñoz Freites para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a272088.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO