En defensa de Oscar Heck, para equilibrar las pasiones

Jorge Rodríguez (creo) fue el primero en hablar de "cambio de paradigma", para disimular una disminución de los sueldos de todos los trabajadores, o sea, un aparente "ahorro", sacado directamente de los trabajadores, una especie de IVA al trabajo manual, en el marco de la "corresponsabilidad social" promovida por el BCV.

Creo que fue él, Jorge Rodríguez, el signado a dar la gran noticia del "cambio de paradigma" en el cálculo del pago de la cesta ticket, el cual había sido hecho, hasta ahora, de manera progresiva según el valor de las unidades tributarias. Es decir, de 61 unidades tributarias por días..., (61 por 17 soberanos = 1037, por treinta = 31.100) equivalentes a 31.100 Bs S…, por el diez por ciento (10%) del sueldo mensual, plano, de 1.800 bs S., es decir, a 180 bs S. ¿Cómo hizo Jorge para que la gente no lo asesinara? No sabemos… pero lo hizo... Este mago logró convencer a los trabajadores que 180 era mayor que 31.100 Bs Soberanos… Coño, ¡Cómo uno no se va arrechar!

Particularmente me gusta la pasión de Oscar Heck, no es patológica como la de otros; es pasión por mostrar la alguna verdad, en este caso la estupidez que se respira en le atmósfera burocrática del gobierno. Y no encontrando un ejemplo, o una manera discursiva perfecta (porque no somos Albert Camus), tenemos que descargarlo todo, análisis y arrechera, en la persona responsable más indicada, o sea, en el presidente de la república, líder y señor del Plan de recuperación y prosperidad económica.

No es justo, pero es solo pasión, nada personal. Creo que esto se puede disculpar. A el señor Heck le recomiendo que no la coja con Maduro; que piense en los dueños del circo. Porque ¡gente lerda! ¡En el gobierno!... es lo que sobra. Y si Maduro saliera del gobierno ahora, en virtud de nuestros insultos y rabias, pondrían por él, en la presidencia y conducción del país, sin problemas para Jorge ni para Diosdado, a algún joven de "Chamba juvenil"…, y es peor... digo, es peor alimentar esta lógica realmente apestosa.

Eso es lo que están haciendo en todos los ministerios: "si no te gusta tú sueldo, ¡vete!, ponemos a un joven de "Chamba Juvenil" y se acabó el problema" (para ellos, es obvio). Así amenazaron a las maestras de La Alquitrana, en PDVSA.

¡Imagínense! ¡La Alquitrana!, una escuela pensada con todo el cuidado y rigor del mundo, donde se contrató al personal más selecto, cuidando normas legales, médicas, pedagógicas y psicopedagógicas, pediátricas, arquitectónicas, ergonómicas, etc. etc. etc. en manos de "Chamba juvenil"…, imagínense la desbandada de madres "cagadas" de poner en manos de "esquiroles", cuando menos, la vida de sus hijos…

Pero ¿Qué eso para Maduro?, digo, qué es eso para el gobierno…, para Quevedo…, para Jorge Rodríguez, por ejemplo, el cual ya se ocupó de educar a sus hijos menores, en estos 18 años, fuera del país…, o aquí mismo, pero en los mejores momento de la revolución, cuando estaba Chávez vivo y era presidente… ¡que sí se ocupaba de estos "detalles", o sea, de la gente común! A Jorge ¡qué le importa el futuro o destino de esta gran torta humana que somos los trabajadores!, que, muy bien, de ella pueden sacrificar un porcentaje no pequeño de su masa, y así dejar con vida lo suficiente de ella, para ganar unas elecciones legales mínimas.

Bien, así por el estilo. El estilo de todas las denuncias y críticas que se les puedan hacer al gobierno, al sistema, a nosotros mismos, a la oposición antigua…, y similares.

A Heck. Se trata de hacernos un sistema (yo los detesto, pero…), darnos el tiempo suficiente en cada escrito, que nos permita mostrar el mejor estilo y las mejores maneras de uno para hacernos entender, sin muchos problemas y por la gente que queremos que nos entienda; sin la necesidad de insultar a personas "inocentes", cuando en el fondo sabemos que hay un sistema que los desborda y los aplasta, los ahoga sin que se den mucha cuenta… ¿Sabrá Maduro de qué mal se va a morir? ¿Se inmolará Diosdado como Chávez? ¿Estará durmiendo bien el psiquiatra? ¿Quién estará soñando ahora con la horca de Judas Iscariote?... El sistema, créame Heck, los aplasta, y desde ahí, desde ese encogimiento mental piensan lo que piensan, sienten lo que sienten, hacen lo poco que hacen. Seamos piadosos y ataquemos al sistema, a las relaciones sociales, a las formas jurídicas, a la ética, al moralismo, al burocratismo, al capitalismo… dejemos lo personal para cuando nos estrellemos contra ellos de frente… y aun así, no vale la pena.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1274 veces.



Marcos Luna


Visite el perfil de Marcos Luna para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Marcos Luna

Marcos Luna

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a271676.htmlCd0NV CAC = Y co = US