La Venezuela Posible

Esta semana se cumplen 10 años del lanzamiento del Satélite Simón Bolívar, el mismo es un componente del Programa Venesat-1. Este programa fue ejecutado en el lapso previsto, 33 meses, en el mismo trabajamos miles de venezolanos, hombres y mujeres, desde obreros hasta técnicos del más alto nivel, sector público y sector privado, afectos al gobierno y detractores del gobierno, todos con un solo objetivo, VENEZUELA.

El Programa Venesat-1 contó con tres componentes, el espacial (el satélite y su cohete lanzador), el segmento terreno (control del satélite en el espacio y tele puerto) y formación del talento humano. El riguroso cumplimiento de las metas, en cada uno de los componentes permitió que el 29 de octubre del 2008 en horas del mediodía el pueblo venezolano viese como llegó a término, con éxito, el lanzamiento del Simón Bolívar.

El contrato fue discutido durante 10 meses, cada componente fue rigurosamente revisado, el equipo de análisis de costos reviso cada ítem para garantizar que lo que la republica pagase estuviese ajustado a los estándares mundiales. El último mes dimos una dura batalla para ajustar los costos de equipamiento del telepuerto por considerar que estaban levemente altos, a pesar de haber logrado costos por debajo del mercado mundial, con similares estándares técnicos, en varios componentes del programa. El Programa Venesat-1 fue presentado en Plenaria de la Asamblea Nacional.

Cada hito de pago fue verificado en fabrica, el cumplimiento del avance según cronograma daba paso a eficientes gestiones administrativas para cumplir la cuota correspondiente y garantizar que el trabajo no fuese interrumpido en ningún momento, eso permite que la fabricación del satélite y su cohete lanzador estuviesen a punto en la fecha pautada, con nuestra celosa vigilancia. El segmento terreno, construido bajo complejos estándares internacionales, fue acometido al 100% por venezolanos, hablamos de las edificaciones, los patios de antenas, los acueductos, vialidad, subestaciones eléctricas, sistemas de distribución, todo esto fue posible por que miles de venezolanos nos abocamos a un fin común, llevar el Simón Bolívar con éxito al espacio.

Mientras en China se trabajaba en el segmento espacial, acá en Venezuela se abordaba el segmento terreno, cada miércoles nos reuníamos en Guárico a ver los progresos, decenas de ingenieros acudían al encuentro con entusiasmo, esperaban pacientemente su turno para exponer sus avances y sus retardos, entre todos evaluábamos los cuellos de botella y buscábamos soluciones. Los consejos comunales asumieron organizar el personal obrero y aguantaron los embates de los sindicatos de la construcción que en varias ocasiones intentaron detener las obras.

En el estado Bolívar el encuentro se realizaba el último miércoles de cada mes, los ingenieros de los diversos ministerios y compañías viajaban toda la noche desde Ciudad Bolívar para reportar los avances y buscar soluciones para las trabas, nadie dijo que la tarea era fácil, fue muy duro, pero lo logramos gracias al trabajo mancomunado, al objetivo común, al sueño posible.

El despacho del equipamiento del segmento terreno fue monitoreado desde el mismo momento del embarque en China, a su llegada a puerto en Venezuela le esperaban las caravanas de gandolas acordes a la carga, nuestro personal junto al personal de aduana con todas las gestiones adelantadas veló por que no existiese un día de retardo en el despacho y distribución del material. El día que la antena de mayor peso fue levantada y posada sobre su pedestal en Bamari, el personal de China no podía creer la destreza del operador de grúa, ese es nuestro personal, esos son nuestros ingenieros, técnicos, obreros, de excelente nivel, somos del tamaño del compromiso.

Seleccionamos 90 venezolanos para ser trasladados a China, recibieron formación en distintos niveles académicos, participaron según su nivel de formación en distintas etapas de la manufactura del Simón Bolívar, no sólo debían estudiar y entrenarse en materia espacial, era necesario que se familiarizasen con el ambiente de trabajo, con las condiciones de operación, con la rigurosidad de la tarea. Lo asumieron con esmero, se entregaron al compromiso.

Hoy, diez años después les quiero decir a todos los que arrimaron su hombro para alcanzar esta meta que llegamos con éxito por la forma de abordar el reto, todos como uno sólo, eso es lo que necesita Venezuela, unión, claridad de objetivos y trabajo mancomunado, todos por VENEZUELA.

Nuris Orihuela Guevara

4289428



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1311 veces.



Nuris Orihuela Guevara

Ex-ministra del Poder Popular para Ciencia y Tecnología (2008-2009), Doctor en Ciencias de la Ingeniería (UCV), Magister Scientiarum en Geofísica (UCV), Licenciada en Física (UCV).

 nurisorihuela@gmail.com

Visite el perfil de Nuris Orihuela Guevara para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Nuris Orihuela Guevara

Nuris Orihuela Guevara

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a271349.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO