Verbo de fuego

Desde el primer día de llegar a Nueva York el canciller de Venezuela Jorge Arreaza, para asistir a la 73 Asamblea de Jefes de Estados en la ONU, se desataron los demonios lanzando improperios contra el Presidente Nicolás Maduro Moro, quienes estaban convencidos que no asistiría a dicha reunión para no escuchar las verdades que ellos quieren hacerle creer al mundo.

No dejaron de pronunciar epítetos agresivos y metáforas candentes donde se vapulean tiranos de todas las latitudes. En ese contexto se desarrollo el discurso del presidente de Norteamérica y sus Satélites, quienes se comportaron como perros falderos torciendo la cola para tributarlo con eufóricos aplausos al comenzar su amo, a denostar del Presidente venezolano, quienes recibieron tremenda sorpresa, cuando menos lo esperaban, se les presento el Presidente valiente al recinto de la Organización de las Naciones Unidas a decir la verdad, la que nunca se atrevieron a decir los vasallos de Donal Trump y que Maduro aprovecho la oportunidad en denunciar en su elocuente discurso, que produjo un tremendo estallido formidable.

Su verbo de fuego que ardió en las espaldas de los títeres aduladores del imperio yanqui, causante del sufrimiento que ha padecido el pueblo venezolano debido al injusto bloqueo económico, que no ha permitido al país adquirir los alimentos y medicamentos para suplir las necesidades que el país requiere, ya que países o empresas que negocien con Venezuela también serán bloqueados.

Sin temer a las amenazas hechas por sus enemigos y de la Revolución Bolivariana, denuncio el chantaje del presidente Trump, quien ha querido hacer saber al mundo todos los problemas que afectan la economía de Venezuela, pero no dice que él, su gobierno y sus lacayos han planificado el derrumbe de la revolución, situación que no sucederá y por tal razón quieren convencer que es necesario la ayuda humanitaria, pretexto que busca justificar una invasión militar como lo han hecho en otros países para apoderarse de sus riquezas.

El pueblo venezolano da rotundo respaldo al presidente Maduro, sin temor a ninguna clase de amenaza y lo dice con mucho honor y orgullo, somos parte interesada de este problema que ha afectado la paz de nuestro país.

Hemos vivido una situación donde agoniza el patriotismo y vacila la virtud, donde han surgido fantasmas sangrientos que alimentaron la violencia y crímenes, creyendo que así podrían hacerse del poder. Pero les decimos al imperio Norteamericano y sus lacayos que Venezuela no perecerá, así ella se alzara ¡vencerá!

Defenderá como fiera herida las riquezas y fronteras de nuestro territorio hasta con nuestra propia vida.

Patria Socialista, viviremos y venceremos.
 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 552 veces.



Juan Rafael Rangel Ortiz


Visite el perfil de Juan Rafael Rangel Ortiz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Juan Rafael Rangel Ortiz

Juan Rafael Rangel Ortiz

Más artículos de este autor